INVERSIÓN

Las en­ti­dades es­pañolas echan el resto en las cuentas re­mu­ne­radas

La banca hace caso omiso al BCE y reajusta al alza su oferta de ahorro

El sector equi­libra ren­ta­bi­li­dades y plazos y man­tiene una pro­puesta atrac­tiva

Josep Oliú y César González-Bueno, Sabadell.
Josep Oliú y César González-Bueno, Sabadell.

¿Quién dijo ti­je­re­tazo? La ma­yoría de los bancos es­pañoles y ex­tran­jeros más ac­tivos en cuentas re­mu­ne­radas y de­pó­sitos de ahorro han hecho caso omiso de la pri­mera re­duc­ción de los tipos de in­terés en la zona euro desde 2019. La re­baja hasta el 4,25% no im­pide que los me­jores de­pó­sitos del mer­cado sigan me­tiendo ren­ta­bi­li­dades del 4% en el bol­sillo de los aho­rra­do­res, ni que los tipos de las cuentas se muevan in­cluso al alza.

Las entidades financieras más agresivas a la hora de captar dinero nuevo en el mercado se han encontrado con una enorme ventana de oportunidad abierta de par en par gracias a las dudas del Banco Central Europeo (BCE), que a estas alturas esconde todas sus cartas sobre si habrá otra rebaja de 25 puntos básicos en septiembre o ya se verá si en diciembre. Las apuestas porque lo haga en ambas citas está bajo mínimos.

Con estos ingredientes, la banca ha reajustado su oferta de ahorro con propuestas en algunos casos más atractivas o con cambios de estrategia según los plazos. Lo único incontestable es que el ahorrador tradicional no sale perdiendo y que se asegura buenos tipos durante esta segunda mitad del año. En algunos casos, ostensiblemente mejores de los que había cuando se llegó al ecuador del ejercicio.

Banco Sabadell subre el tipo

Son especialmente relevantes los ajustes que están realizando los bancos españoles, y muy especialmente en el ámbito de las cuentas. En plena OPA de Banco BBVA sobre Banco Sabadell, este último está poniendo todo lo que tiene en su mano no ya para retener clientes, sino para seguir creciendo. Lo lleva haciendo muchos meses en hipotecas, donde es muy competitivo en precio, y en cuentas sigue subiendo el listón.

La entidad mantiene viva al menos hasta el miércoles 10 de junio las condiciones mejoradas de su cuenta online, que en junio elevó la rentabilidad desde el 2% hasta el 2,5% y que, además, ha subido el saldo máximo remunerado hasta los 50.000 euros. Aunque otras pagan un tipo de interés más alto, la combinación de ambos factores hace que Sabadell sea el banco español más generoso en este tipo de productos.

Otro duro competidor como Bankinter ha jugado sus cartas a través de la filial que absorberá a lo largo de la primera mitad de 2025. EVO Banco también ha elevado la rentabilidad de su cuenta hasta el 3,05%. Los de ambas entidades son movimientos hasta cierto punto chocantes, porque al fin y al cabo el movimiento a la baja de los tipos de interés ya ha comenzado. Un toque de atención en toda regla.

“Estamos viendo como los bancos nacionales tienen varias balas en la recámara. Van con el viento a favor porque los tipos de interés seguirán altos durante bastante tiempo aún, y nadie está dispuesto a ponérselo fácil a sus rivales, porque cuentas e hipotecas son las grandes vías de captación de clientes nuevos. Hay una batalla en marcha que tiene visos de mantenerse viva bastante tiempo”, explican fuentes del sector.

Ajustes tímidos de algunos

En depósitos, los bancos europeos y españoles más competitivos siguen también en la batalla. Algunos han reajustado sus estrategias -EBN Banco potenciando los plazos más largos y creando alguno nuevo con rentabilidades superiores al 3%, por ejemplo- pero sin dejar de pisar el acelerador.

Los extranjeros se han permitido incluso ligeras alzas de tipos en el plazo de un año dentro de un movimiento que da más de una bola extra al ahorro conservador. En pleno cambio de estrategia de la mano del arranque del segundo semestre del año, las entidades han decretado oficialmente el retraso del tijeretazo a los tipos del ahorro. Y puede que vaya para largo.

Artículos relacionados