La ac­ción su­pera las dudas sec­to­riales con un arranque de mes per­fecto

IAG arrasa en bolsa en el cambio de semestre con la vista puesta en la vuelta al dividendo

La re­compra de ac­ciones con­vierte al valor en el más ca­liente del Ibex 35

IAG
IAG.

El grupo aéreo IAG, ma­triz de Iberia y British Airways, está pro­ta­go­ni­zando un co­mienzo del se­gundo se­mestre sen­ci­lla­mente per­fecto en bolsa. La ae­ro­línea cuenta las se­siones de julio por subidas que, unidas a la úl­tima de ju­nio, ha lle­vado la ac­ción desde los 1,90 hasta los 2,06 eu­ros. Un mi­ni­rally del 8,5% que con­vierte al valor en el más ca­liente del Ibex 35 en plena ro­ta­ción de car­teras por parte de los grandes in­ver­sores ins­ti­tu­cio­na­les.

La compañía se está sobreponiendo a todas las incertidumbres que rodean al sector, que pivotan fundamentalmente sobre el aumento inferior al esperado de los precios de los billetes en un verano de enorme actividad (el CEO Luis Gallego advirtió ayer no obstante que las compañías tendrán que subir precios para compensar el coste de la reducción de las emisiones de carbono) y, en segundo término, en las últimas subidas del precio del petróleo. Pero los inversores han asumido que se trata de un mal menor más que asumible y que no quita atractivo a compañías como IAG que siguen en valoraciones atractivas.

¿Qué espera el mercado? Aunque faltan cuatro semanas, los inversores esperan buenas noticias de los resultados del primer semestre que IAG presentará el próximo 2 de agosto. Máxime después de que S&P elevara a finales de julio su perspectiva sobre la compañía desde estable a positiva, lo que abre las puertas a una mejora del rating en los próximos meses. La agencia espera un ebitda estable este año, impulsado por América Latina, y una rebaja de la deuda.

Próxima vuelta a los dividendos

Lo que, en otras palabras, podría abrir la puerta al esperado anuncio de la vuelta de los dividendos. Una parte importante del mercado cree que se producirá en lo que queda de 2024. Las expectativas son muy altas, tanto como el riesgo de decepción si no se lleva a cabo en un momento en el que IAHG vuela con el viento a favor, muy a favor, con la compra de Air Europa cada vez más factible a la vista de lo que ocurre en el sector.

La luz verde a la compra del 41% del grupo italiano ITA por parte de la alemana Lufthansa abre las puertas de par en par a IAG para hacerse con Air Europa. Los analistas creen que no hay razones para que Bruselas apruebe una operación sí y otra no, y siguen reforzando sus valoraciones sobre la compañía. BNP la ve ya en unos estratosféricos niveles por encima de los 2,7 euros, y la media de las firmas que siguen el valor se van hasta los 2,8 euros.

“IAG está presionada por las buenas previsiones del mercado, que entiende que es el momento idóneo para pisar el acelerador en lo que se refiere a la retribución al accionista. Los inversores están dando el visto bueno a la estrategia financiera del grupo y a la compra de Air Europa, y con las grandes cifras mejorando creen que la compañía no puede esperar mucho más para dar buenas noticias”, señalan en una gran gestora nacional.

La bolsa está por lo tanto reconociendo a un valor que hasta el 2 de agosto contará además con la baza de la recompra de acciones de hasta 70 millones de euros por el 0,5% del capital para cubrir parte del pago de la recompra de Air Europa. Por lo tanto, IAG se mueve con red en un mercado de valores que ha ‘redescubierto’ a IAG como una de las compañías con más potencial a corto y medio plazo.

De momento, el valor asume el gran reto de consolidar el nivel de los dos euros que se ha convertido en una gran barrera psicológica en los últimos trimestres. La gran diferencia es que IAG nunca ha tenido el panorama tan despejado como ahora ni a los analistas e inversores tan a favor. Todo apunta a que será el dividendo el que dicte sentencia.

Artículos relacionados