BOLSA

Puig es todo un lujo para el mercado continuo

La em­presa fa­mi­liar ca­ta­lana puede bri­llar con luz propia en los pró­ximos meses

Salida a Bolsa de Puig.
Salida a Bolsa de Puig.

En poco más de un mes desde su sa­lida a Bolsa, las ac­ciones de Puig ya se re­va­lo­rizan cerca de un 8%. Los in­ver­sores no han des­apro­ve­chado la opor­tu­nidad de su­birse al carro del sector del lujo a la es­pera de que el ciclo de re­cortes de in­gresos y be­ne­fi­cios que han es­tado afec­tando al sector es­taría a punto de llegar a su fin.

En los últimos meses, los analistas destacan el intenso retroceso del mercado del lujo desde los máximos de 2023, lo que ha obligado a los operadores a mantener en alto todas las medidas de prudencia en este arranque del nuevo ejercicio.

Pero, a pesar del previsible estancamiento del crecimiento; apenas se prevé un aumento de 4% para este año; ya se empieza a observar una notable mejora de la dinámica. Todo dependerá en buena medida de la capacidad de los consumidores chinos, afirman los analistas. Tras las dudas en los últimos meses, la economía china parece estar despertando de nuevo y, en consecuencia, cabe esperar una nueva fase de recuperación del gasto en los próximos meses.

Aunque los principales mercados de Puig son Estados Unidos, Reino Unido y España, este escenario, con China tirando del consumo, puede permitir a la empresa familiar catalana brillar con luz propia en los próximos meses gracias a su posicionamiento con grandes marcas de lujo dedicadas a la moda, la cosmética y las fragancias, comercializadas en 150 países.

El objetivo ahora mismo es ganar cuota de mercado. Un incentivo adicional para el creciente interés de los operadores, entre otras cosas porque creen que el grupo cuenta con una ventaja frente al proceso de reconversión de algunos de sus principales competidores en Europa. A ello se suma su más que probable salto al Ibex 35 en la próxima revisión de los componentes de este indicador en la reunión del 12 de junio. Su principal hándicap, sin embargo, es el excesivo control de la familia que mantiene aún más del 93% del capital.

Artículos relacionados