La en­tidad con­si­dera que la pe­ti­ción de Anticorrupción para imputar al banco no afecta a la oferta

Los mercados, contra el BBVA: vender hoy títulos del Sabadell supone perder el 9% del valor

Incluido el di­vi­dendo extra anun­ciado por el banco ca­talán de dis­tri­buir el ex­ceso de ca­pital

BBVA. contra el Sabadell.
BBVA. contra el Sabadell.

El mer­cado sigue sin ver clara la va­lo­ra­ción que el BBVA ha hecho del Banco Sabadell en su oferta pú­blica de ad­qui­si­ción (OPA). La subida de precio de ambas en­ti­dades pa­rece ir en contra de la ope­ra­ción plan­teada por la en­tidad que pre­side Carlos Torres que ve cómo, día a día, su oferta ca­rece de atrac­tivo.

Sin perder de vista el efecto ‘calentón’ que la propia OPA tiene en la cotización de la entidad vallesa que preside Josep Oliú (ayer subió el 0,73% para cerrar a 1,87 euros por acción), lo cierto es que el banco vasco mantiene una tendencia alcista paralela, con un alza del 0,99% ayer que sitúa sus títulos valorados a 9,55 euros.

Con estos precios, la ecuación de canje directa (una acción del banco vasco por cada 4,83 títulos del Sabadell) dejan a los inversores casi a la par ya que, de cerrarse hoy la OPA, cobrarían 9,039 euros frente a los 9,55 que vale cada título del BBVA. Es decir, algo más del -5,3% de minusvalía.

Sin embargo, al conocerse la hostilidad de la oferta del banco vizcaíno, el Sabadell anunció a inversores y accionistas su compromiso de distribuir entre este año y 2025 el exceso de capital CET1 sobre el 13% que le exige el Banco Central Europeo (BCE).

Esta remuneración extra será posible (previo visto bueno del BCE) cuando entre en vigor la conocida como Basilea IV -lanueva normativa del Banco Internacional de Pagos (BIS)- que permitirá a la entidad que dirige César González-Bueno distribuir entre sus accionistas cerca de 2.400 millones de euros incluidos los dividendos de cada ejercicio.

Si se incluye esta remuneración, la oferta de la OPA queda claramente por debajo del mercado, ya que la ecuación de canje propuesta supondría a los accionistas del Sabadell perder el 8,93% de su inversión.

Pocas perspectivas de mejora

La opinión del consejo del Banco Sabadell que consideró corta la oferta de su competidor cuando planteó una fusión amistosa es compartida por multitud de inversores (nacionales e internacionales) como Bank of America que consideran que BBVA puede mejorar su oferta; lo cierto es que en la entidad presidida por Carlos Torres no comparten la idea.

De hecho, la junta extraordinaria de accionistas convocada para el próximo 5 de julio, tiene por objeto obtener la aprobación para ampliar capital en un máximo de 551,9 millones de euros para hacer frente al canje previsto.

"Creemos que BBVA tiene margen para mejorar potencialmente su actual oferta, lo que ofrecería más potencial al alza", decía el banco de inversiones estadounidense aunque, como señalan fuentes conocedoras de la operación, “subir el precio de la OPA implicaría volver a convocar otra junta”.

El BBVA tiene ya en marcha el proceloso procedimiento económico y administrativo de la OPA con las preceptivas solicitudes de autorización a lo supervisores españoles de Bolsa y Competencia y al BCE. Un proceso que se antoja más largo del previsto por el propio banco vasco al lanzar su oferta hostil y que, como señal el propio Bank Of America, hará que la cotización de BBVA "sea lateral” durante varios meses.

Al previsible largo calendario se unirá después lo que el Ministerio de Economía y, por tanto, el Gobierno español consideren necesario estudiar la operación a la que que ya han expresado su oposición tanto porque supondría la desaparición del Sabadell como por el efecto de concentración del mercado que lleva aparejado. O, dicho de otro modo, justo por el motivo opuesto a lo que la casa de análisis Scope Ratings destaca en favor del BBVA: el “mayor poder de fijación de precios, una oferta nacional más completa que combina la fortaleza de BBVA en banca minorista con el enfoque de Sabadell en las pymes, y oportunidades de sinergias de costes derivadas del solapamiento de las redes de distribución”.

Al margen de la Audiencia Nacional

Sea como fuere, el equipo de Carlos Torres mantiene en marcha la oferta pese a que la Fiscalía Anticorrupción pidiera, el pasado martes, a la Audiencia Nacional que procese al propio BBVA junto al comisario jubilado José Manuel Villarejo, al expresidente del BBVA Francisco González y a varios antiguos altos cargos de la entidad.

El banco declina declina hacer comentarios sobre el largo proceso judicial pero queda claro que su equipo directivo está decidido a mantener su gestión hasta que los tribunales decidan lo contrario.

Aunque esta por ver el efecto que el proceso pueda tener en la decisión que fondos de inversión clave para el éxito o fracaso de la OPA como BlackRock (accionista de ambas entidades).

Si como dice el Fiscal Anticorrupción, el sistema interno del BBVA para la prevención de delitos "no puede calificarse de idóneo" porque "deja al margen de cualquier normativa a la Presidencia Ejecutiva y a la Alta Dirección”, la decisión de grandes inversores institucionales puede volcarse en favor del Sabadell para evitar verse comprometidos ante sus propios accionistas e inversores por una decisión que, en definitiva, suponga apoyar una entidad con una deficiente gobernanza corporativa.

.

Artículos relacionados