V edi­ción del Premio a la mejor ini­cia­tiva so­cial en el ám­bito ener­gé­tico

Naturgy premia a la Fundación Luz Solidaria por su lucha contra la pobreza energética

Cáritas Diocesana de Madrid ha ob­te­nido el ac­césit por su pro­yecto para re­ducir el im­pacto am­biental

Jordi Garcia Tabernero entrega el accesit a Cáritas Diocesana de MadridSin título
Jordi Garcia Tabernero entrega el accesit a Cáritas Diocesana de MadridSin título

Fundación Naturgy ha hecho en­trega este martes de su quinto Premio a la mejor ini­cia­tiva so­cial en el ám­bito ener­gé­tico, con el que busca "reconocer y dar vi­si­bi­lidad a las per­so­nas, en­ti­dades e ins­ti­tu­ciones que des­tacan por su con­tri­bu­ción en el ám­bito so­cial gra­cias a sus pro­yectos vin­cu­lados a la ener­gía, así como por el im­pulso de pro­yectos so­ciales en este ám­bi­to", in­formó la en­tidad del gruopo ner­gé­tico aue pre­side Francisco Reynés.

De entre los diez proyectos finalistas, la Fundación Luz Solidaria ha recibido el primer galardón por su iniciativa de ámbito nacional enfocada en garantizar el acceso a la energía a familias vulnerables con un programa de lucha contra la pobreza energética.

El accésit ha sido para Cáritas Diocesana de Madrid, por su proyecto de ecología Integral en la acción social que engloba actuaciones dirigidas a reducir el impacto ambiental del trabajo de la entidad con personas en situación de exclusión.

Este año, 74 entidades de todo el territorio español, -que supone un 12% más que la edición anterior-, han presentado sus candidaturas a este reconocimiento, que otorga 60.000 euros a la entidad ganadora y 30.000 euros a la organización que recibe el accésit, para contribuir a impulsar sus proyectos. El trabajo de todas las propuestas recibidas tiene un impacto sobre más de 200.000 personas beneficiarias.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha felicitado a los premiados y ha animado a todas las entidades que han presentado este año sus candidaturas. “Este reconocimiento es una oportunidad para dar visibilidad a proyectos que destacan en el ámbito social, ayudando a financiar iniciativas en este ámbito para mejorar la calidad de vida de las personas más vulnerables.

Este objetivo es compartido por Naturgy, para la que la vulnerabilidad energética es un asunto de máxima prioridad. Por eso y desde hace años, con la premisa de que las personas están en el centro, la compañía cuenta con un Plan de Vulnerabilidad energética para ayudar a paliar esta lacra social”, ha afirmado Reynés.

Por su parte, el presidente de Fundación Naturgy, Rafael Villaseca, ha querido tener una mención para las diez organizaciones finalistas, a las que ha felicitado por desarrollar proyectos de envergadura que ponen el foco en atender a los colectivos en situación de vulnerabilidad energética. “Nuestro objetivo es reconocer las muchas organizaciones que están dedicando tiempo y dinero para que las cosas funcionen de manera distinta, dando a conocer el tejido social y premiando su trabajo”. También se ha referido al papel de las empresas y a la importancia de que tengan sensibilidad hacia sus grupos de interés.

Los 74 proyectos presentados este año se suman a los 264 presentados en las cuatro ediciones anteriores. En total, las candidaturas que han optado a este reconocimiento en los cinco últimos años cuentan con más de un millón de beneficiarios.

Fundación Luz Solidaria, Programa de Lucha contra la Pobreza Energética

El proyecto premiado es una iniciativa de ámbito nacional que, desde 2011, está enfocada en garantizar el acceso a la energía a familias vulnerables, incluyendo entre sus acciones el asesoramiento personalizado en el ámbito energético; la gestión y tramitación del bono social eléctrico y térmico; ayudas para la gestión de facturas; o la negociación de planes de pago de facturas pendientes. Con este proyecto, la Fundación Luz Solidaria impacta a cerca de mil personas cada año a través de sus diferentes actuaciones.

Cáritas Diocesana de Madrid, Ecología Integral en la acción social

El accésit, por su parte, ha sido para Cáritas Diocesana de Madrid por un proyecto que engloba actuaciones dirigidas a reducir el impacto ambiental del trabajo de la entidad con personas en situación de exclusión con, entre otras iniciativas, la mejora de la eficiencia energética en viviendas, instalación de plantas de energía solar térmica y fotovoltaica y la reducción del consumo de energía, así como la reutilización de ropa con MODA-RE o el reaprovechamiento de alimentos con la iniciativa Menú-RE. Con este proyecto de ecología integral, la organización impacta sobre unas 13.000 personas al año.

Las candidaturas finalistas

El resto de iniciativas finalistas de esta edición corresponden a ALIDA Ingeniería del Medio S.L., Comisión Española de Ayuda al ReFugiado (CEAR), Fundación Konecta, Fundación Infantil Ronald McDonald, Fundación Privada Integra Pirineus, Generamés, Mohammad Nazrul Chowdhury Begum y Provivienda. Sus iniciativas están centradas en paliar la pobreza energética, generar empleo, formar, sensibilizar y fomentar la economía circular.

“Cada una de las iniciativas que se han presentado este año ponen de relieve el alto compromiso social y el trabajo en red que desempeñan las instituciones. En Fundación Naturgy apostamos, como cada año, por dar visibilidad a aquellos proyectos que contribuyen al ámbito social y están vinculados a la energía, reconociendo a los mejores y dándoles un impulso con este premio que además revierte en más ayuda para las personas más vulnerables”, ha explicado la directora general de Fundación Naturgy, María Eugenia Coronado.

Los ganadores se dieron a conocer en un acto en el que participó de forma activa el Padre Ángel, miembro del Jurado, que tuvo oportunidad de repasar su amplia trayectoria social con su Fundación, Mensajeros de la Paz, de la que es fundador. “Estos premios son un gran escaparate para demostrar que vivimos en una sociedad rica en valores. Hay gente buena y todos los finalistas que están hoy aquí se merecen este premio”, ha señalado el Padre Ángel. “Como sociedad, somos campeones en bondad. Muchos de los problemas que tenemos se resolverían queriéndose, con amor. No hace falta nada más”, ha señalado.

En esta edición, el jurado del premio ha estado presidido por Manuel Bretón, presidente de Cáritas Española, y forman parte del mismo Alberto Núñez, S.J., profesor del departamento de Dirección General y Estrategia de ESADE; Llum Delàs, patrona de la Fundación de la Esperanza; el Padre Ángel García Rodríguez, presidente de Mensajeros de la Paz; Juan José López Burniol, vicepresidente de la Fundación Bancaria ‘la Caixa’; Josep Ramoneda, director de la Escuela Europea de Humanidades de Barcelona; Elena Salgado, presidenta de la Asociación Española de Empresas de Consultoría; María del Mar Pageo, presidenta de Cruz Roja Española; Gustavo Suárez Pertierra, presidente de UNICEF Comité Español; el vicepresidente de la Fundación Naturgy, Jordi Garcia Tabernero que también actúa como vicepresidente del jurado; y su directora general, María Eugenia Coronado.

Todos los asistentes han podido conocer a fondo los proyectos presentados en la exposición que se ha realizado con motivo de la entrega de premios, así como intercambiar opiniones y buscar puntos de trabajo conjunto, en el imprescindible trabajo en red en la lucha contra la pobreza energética.

Artículos relacionados