El sector ve una opor­tu­nidad en un mo­mento clave por la opa sobre Sabadell

La banca exprime las ofertas en cuentas en la gran batalla por nuevos clientes

Las en­ti­dades ac­tivan fór­mulas ori­gi­nales para pescar en el rio re­vuelto de la com­pe­tencia

Bncos españoles. HelpMyCash
Bncos españoles. HelpMyCash

No hay tregua en la ba­talla por la cap­ta­ción por nuevos clien­tes, ni si­quiera en la an­te­sala de que el Banco Central Europeo (BCE) baje los tipos de in­terés por pri­mera vez desde 2016. Los ban­cos, con las al­forjas bien car­gadas des­pués de un largo ciclo de precio del di­nero muy alto, están lu­chando a brazo par­tido en el seg­mento de las cuentas re­mu­ne­radas con ofertas cada vez más ima­gi­na­tivas y ori­gi­na­les.

La batalla es intensísima y se produce en un escenario de cambio en el sector. La opa de BBVA sobre Sabadell abre todo un mundo de posibilidades que los competidores quieren aprovechar a toda costa. Hace apenas dos semanas, el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, hablaba abiertamente de “gran oportunidad” para ganar cuota y clientes en el escenario actual de opa entre grandes bancos cotizados.

No es casualidad que Abanca sea una de las entidades que mejor remunera en la modalidad de regalos en efectivo a cambios de nóminas. Paga hasta 370 euros brutos a cambio de ingresos de 1.200 euros, y 185 euros (150 netos) si los ingresos se sitúan entre los 800 y los 1.200 euros. Y con el añadido de que además da un 2% TAE (tasa anual equivalente) para saldos de hasta 15.000 euros durante el primer año.

Retribución de las cuentas

Santander, CaixaBank o Unicaja entre los bancos cotizados se suman al grupo de los que pagan generosamente en ‘cash’. Pero cada vez hay más y más entidades que aprietan los dientes para cazar en coto ajeno con ofertas especialmente generosas que han llegado en plena opa sobre Sabadell. ING, una de las entidades más agresivas comercialmente, lo ha hecho con la fórmula del plan amigo.

La entidad regala 250 euros a los nuevos clientes que domicilien la nómina y hayan llegado de la mano de alguno de los que ya son clientes, que a su vez pueden sumar hasta 500 euros sumando un máximo de 10 amigos. No ha tardado en responder Openbank, que a un regalo también de 50 euros suma una rentabilidad del 2,27% TAE durante el primer año y con un saldo máximo remunerado de 100.000 euros.

“Como no tienen desgaste alguno en depósitos, los bancos se pueden permitir apostarlo todo a la carta de las cuentas. Van a seguir apretando el acelerador porque el escenario es muy propicio para capturar nuevos clientes. Pero es que también necesitan defenderse de las ofertas de los demás. Por lo tanto, lo normal es que veamos más movimientos en las próximas semanas con ofertas cortas de duración, pero agresivas”, señalan fuentes del sector.

Por lo tanto, todo hace indicar que hay mucha batalla por delante más allá de las decisiones que pueda tomar el BCE. Los expertos prevén que lo que venga después de la rebaja de junio no irá más allá de los 50 puntos básicos como mucho al cierre de 2024. Con estas credenciales, la banca va a seguir apretando el acelerador en las distintas modalidades de cuentas remuneradas, donde más y mejor rentabiliza sus estrategias comerciales.

Mientras que las rentabilidades de los depósitos (los mejores en el plazo de un año donde más contratación hay no superan ya el 3,6%) no dejan de bajar a lo largo del año y van a experimentar más caídas tras la reunión del BCE, las de las cuentas se están manteniendo muy estables, sin apenas cambios. Nadie se puede permitir el lujo de dar un paso atrás con todos los competidores afilando las uñas.

Artículos relacionados