La caída del 16% desde la rup­tura de Criteria y Taqa em­pieza a re­mitir

Naturgy encuentra un punto de despegue en bolsa en los 20 euros tras un castigo excesivo

El valor de­fiende los 20.000 mi­llones de valor en el parqué contra viento y marea

Francisco Reynés, presidente de Naturgy y del Club de la Energía.
Francisco Reynés, presidente de Naturgy y del Club de la Energía.

Naturgy ha en­con­trado un suelo en bolsa. Los 20 euros se han con­ver­tido en una es­pecie de línea roja en la que ha en­trado di­nero cada vez que las ventas han arre­ciado en el parqué en las úl­timas se­ma­nas. Aunque la ener­gé­tica que pre­side Francisco Reynés ha lle­gado a perder este so­porte pun­tual­mente, el valor nunca ha ce­rrado por de­bajo de este nivel desde que el pa­sado día 11 de junio sal­taron por los aires las ne­go­cia­ciones para una OPA con­junta de Criteria y de Taqa.

Aunque el valor está ofreciendo una cara irregular en el parqué -lleva seis sesiones alternando subidas y bajadas diarias-, se ha estabilizado en una banda bastante estrecha entre los 20,1 y los 20,8 euros (este martes cerró a 20,72 euros, con una pequeña caída de 10 céntimos, un 0,48 menos) que habla bien de hasta qué punto ha empezado a remitir la presión vendedora desde el gran desplome de casi el 16% que acompaña al fracaso de las conversaciones para la OPA.

“La situación es de incertidumbre para Naturgy desde el punto de vista accionarial, pero creo que se puede decir que el peor escenario ya se ha cumplido en bolsa. La acción ya ha cotizado que no habrá oferta conjunta, y tiene más que descontado un escenario que en esta primera mitad de 2024 se ha caracterizado por las caídas del precio del gas y unos tipos de interés muy altos en la zona euro”, señalan en una gran gestora nacional.

Recomendaciones de expertos

Bankinter ha elevado su recomendación sobre Naturgy desde vender hasta comprar porque creen que tras el desplome del 16% desde el fracaso de la OPA, la acción ha sido demasiado penalizada. Los analistas de Bankinter ven una oportunidad de entrada en el valor, que se ha quedado fuera de la subida general de la ‘utilities’ en bolsa desde que, a mediados de abril, empezaron los rumores sobre una oferta pública sobre Naturgy.

En conjunto, los expertos creen que la energética tiene red de seguridad en bolsa. Por un lado, señalan que los actuales niveles equivalen (una vez descontados los dividendos) a lo que pagó IFM en su OPA de 2021. Además, recuerdan que la rentabilidad por dividendo del 6% es un aval para los inversores que quieran entrar ahora en Naturgy con vocación de permanencia. Es decir, a medio y a largo plazo.

Otra cosa bien distinta es cuándo empezará Naturgy el despegue definitivo. La compañía puede permanecer irregular en bolsa durante algún tiempo, hasta que se empiece a aclarar el futuro accionarial. “Que se haya roto la negociación entre Criteria y Taqa no quiere decir que no haya más grupos interesados. Además, Criteria ha dejado claro que su continuidad en Naturgy está fuera de duda”, señala un veterano analista del sector.

Está claro que el valor promete emociones fuertes. La compañía está obligada a dar una solución a los grandes fondos accionistas (CVC, GIP e IFM), que buscan la vía de salida. En el caso de los dos primeros, las inversiones en Naturgy son muy antiguas. Criteria sigue buscando un socio industrial para la energética, que de momento mantiene en el cajón el proyecto Géminis para trocear la compañía y que también era una buena opción de salida para los fondos.

Con una caída acumulada de casi el 23% en lo que va de año -amplificada por un 'free float' muy estrecho de menos del 13%- Naturgy afronta el corto plazo obligada a despejar incógnitas. De momento, los analistas creen que desde los actuales niveles tiene un recorrido de alrededor del 15% hasta los 24 euros. Ya llueve menos sobre la energética en bolsa.

Artículos relacionados