BOLSA

Miquel y Costas, crecimiento sostenible

Con las in­ver­siones de 120 mi­llones de euros anun­ciadas en el nuevo plan in­versor para los tres pró­ximos años des­ti­nadas po­ten­ciar su ca­pa­cidad tec­no­ló­gica, la sos­te­ni­bi­lidad y la me­jora en las in­fra­es­truc­tu­ras, Miquel y Costas busca dar un im­pulso a su cre­ci­miento y un atrac­tivo aña­dido a los ac­cio­nis­tas.

El objetivo del grupo papelero es potenciar nuevos productos, desarrollar las infraestructuras que faciliten el crecimiento, e impulsar programas medioambientales que fomenten la economía circular de sus procesos, la descarbonización y la reducción de costes.

En el bloque tecnológico, Miquel y Costas invertirá un total de 57 millones de euros en sus diferentes centros de producción para implementar mejoras tecnológicas en su maquinaria. Esto permitirá al Grupo obtener una mayor competitividad y eficiencia, ampliar su porfolio de productos y reducir su consumo energético, entre otras ventajas.

Asimismo, se ampliará la fábrica de Capellades, donde se produce el papel de fumar Smoking, entre otros, con la construcción de un almacén automático.

Por su parte, las actuaciones previstas para optimizar la logística de las instalaciones, así como las mejoras de mantenimiento y de las infraestructuras supondrán una inversión de 38 millones de euro.

En línea con su compromiso medioambiental, Miquel y Costas destinará hasta 2026 un total de 25 millones de euros a medidas para reducir el consumo de agua y seguir avanzando hacia la descarbonización de su producción. En este capítulo, la compañía, que se abastece de energía eléctrica 100% verde, pondrá el foco ahora en sustituir el consumo de gas por combustibles descarbonizados, como la biomasa, entre otras actuaciones.

Desde hace más de 20 años, Miquel y Costas se ha centrado en reducir la huella de CO2 e hídrica de sus centros y en hacer que la economía circular impregne toda la cadena de producción y distribución. Fruto de su firme compromiso con la protección del medio ambiente, Miquel y Costas se ha convertido en la primera y única empresa española reconocida por la CDP con la calificación ‘Triple A’ en sostenibilidad.

En cuanto a su política de retribución al accionista, la Junta ha aprobado la distribución de un dividendo complementario, con cargo a los resultados del ejercicio 2023, por un importe bruto de 4,9 millones de euros, que se hará efectivo el próximo 18 de julio. De este modo, con la distribución del dividendo complementario, el dividendo total correspondiente al ejercicio 2023 alcanzará un valor bruto de 17,4 millones de euros, por encima del distribuido en años anteriores.

Las acciones de Miquel y Costas suben un 10% en el año con un perfil técnico netamente alcista con una clara proyección hacia sus máximos de 2017, aunque para ello deberá superar antes algunas resistencias intermedias, la más cercana sobre los 13,2 euros por acción.

Artículos relacionados