Las firmas de aná­lisis ven in­cer­ti­dumbre para rato en el país ve­cino

La incertidumbre política en Francia abre una oportunidad a los bancos y los bonos españoles

El cre­ci­miento eco­nó­mico puede más que la ines­ta­bi­lidad po­lí­tica es­pañola

Sin título
Sin título

A este lado de los Pirineos es dónde los ana­listas y ges­tores están po­niendo el ojo des­pués de las elec­ciones eu­ro­peas, es­pe­cial­mente por los re­sul­tados en Francia. La gran vic­toria de la de­re­chista Marine Le Pen sobre el pre­si­dente Macron -y la in­me­diata con­vo­ca­toria de elec­ciones an­ti­ci­pa­das- han pro­vo­cado un sú­bito ataque de in­cer­ti­dumbre del que España es uno de los grandes be­ne­fi­cia­rios. Son mu­chas las firmas e in­ver­sores in­ter­na­cio­nales que con­si­deran que España es ahora una op­ción más atrac­tiva que el país ve­cino.

No es que la situación de España sea idílica desde el punto de vista político. Hace mucho que las firmas descuentan la precaria posición de Pedro Sánchez en el Gobierno, pero no es menos cierto que la economía nacional da muestras de fortaleza. Aunque la inflación sigue siendo una amenaza, el Banco de España acaba de elevar la previsión de crecimiento en para este año hasta el 2,3%.

Eso y una prima de riesgo muy controlada que se mueve alrededor de los 85 puntos conforman un escenario que se podría considerar como estable. Al menos en comparación con el de Francia, que ante el avance de la ultraderecha está en el centro de la diana del mercado. La segunda ronda de los comicios será el 7 de julio. Una cifra marcada en rojo en el calendario de los inversores y que decidirá muchas cosas.

Mientras los analistas hacen números sobre el impacto que tendría una victoria contundente de Reagrupamiento Nacional (el partido de Le Pen), los inversores toman decisiones. El índice CAC 40 francés es junto al MIB de Italia (donde la primera ministra Meloni y discurso de ultraderecha salen también reforzados de las urnas) el más castigado de Europa en unas las últimas cinco sesiones. No se puede hablar de descalabro, pero sí de un aviso.

Inversiones y operaciones corporativas

Y de algo intermedio entre ambos en el caso de los bancos. Desde las elecciones europeas Sociéte Générale y BNP Paribas sufren caídas de doble dígito que doblan el descenso medio de las grandes entidades financieras europeas, mientras que Crédit Agricole y Banca Monte dei Paschi acumulan descensos en torno al 8%. No todo es atribuible al impacto de las elecciones, pero sí una buena parte.

Estas caídas dividen a los expertos. Los de Morgan Stanley creen que hay riesgo en el sector hasta el 7 de julio, en previsión de una victoria de Le Pen. Otros, como los de Jefferies, creen que el castigo a la banca gala es excesivo a pesar del riesgo de que se puede aplicar un impuesto especial en el sector. Una posibilidad esta última a la que quita hierro teniendo en cuenta lo bien que la han superado otros países, como España.

En paralelo, los bancos españoles (y el conjunto del mercado) ofrecen más resistencia a la baja, con las entidades domésticas como Unicaja, Bankinter y CaixaBank bajando entre un 3% y un 5%, bastante menos que la media del sector. “Los gestores se están decantando más por la banca española que por la francesa. En esta último no se atreven a entrar con las acciones en plena caída”, señalan en un gran bróker.

En deuda, el mercado de bonos se ha revolucionado tras las elecciones. La rentabilidad (inversa a los precios) del bono francés se ha disparado desde el 3% hasta las puertas del 3,20%, mientras que la del español se mantiene prácticamente donde estaba antes de los comicios. Dos trayectorias bien distintas que hablan del distinto momento de ambos mercados.

Goldman Sachs cree que la prima de riesgo de Francia se puede ir hasta el entorno de los 100 puntos básicos si hay victoria de Le Pen en las legislativas. Un movimiento que la colocaría por encima del diferencial español sobre Alemania. A la espera de acontecimientos, los bonos españoles ganan atractivo frente a los de Francia, un aliado inesperado ya se verá por cuánto tiempo.

Artículos relacionados