Los ana­listas con­si­deran que el mo­delo del grupo es re­sis­tente y se hará valer

IAG se asienta en los 2 euros con el viento en contra y los fondos con ganas de comprar

El grupo aé­reo, ma­triz de Iberia, em­pieza a su­perar el im­pacto de las malas pre­vi­siones de sus com­pe­ti­dores

Grupo IAG, matriz de Iberia y British.
Grupo IAG, matriz de Iberia y British.

El grupo his­pano bri­tá­nico IAG, ma­triz de Iberia, no está dis­puesta a soltar en bolsa la presa que tanto le costó atra­par: el nivel de los 2 euros por ac­ción. Después de seis se­siones con­se­cu­tivas de caí­das, la ae­ro­línea volvió a subir este miér­coles y re­cu­peró su so­porte clave. Lo que es lo mismo que decir que salva sin de­ma­siada di­fi­cultad el golpe que han su­puesto las re­bajas de pre­vi­siones o los malos re­sul­tados de al­gunos com­pe­ti­dores in­ter­na­cio­na­les.

Las noticias negativas sectoriales se han ido acumulando en las últimas semanas: la advertencia de Ryanair de que la subida del precio de los billetes para este verano se situará por debajo del 10% esperado; los malos resultados de EasyJet, con pérdidas de 350 millones de libras superiores a lo previsto por el mercado; y el ‘profit warning’ de American Airlines, que provocó ventas en todo el sector y que aún sigue pesando.

“A este cúmulo de noticias ha respondido IAG con una caída inferior al 3% en las últimas siete sesiones. No es desde luego nada preocupante; por el contrario, se trata de una oportunidad para entrar en el valor, teniendo en cuenta que viene de una subida cercana al 30% el año pasado y que en 2024 gana otro 12%. Cualquier recorte en bolsa es un estímulo para hacer cartera”, señalan en una gran gestora nacional.

Eso parecen demostrar los movimientos que se están produciendo en el valor en los últimos días. Uno de los ‘hedge fund’ más activos de Europa, Helikon, ha aflorado esta semana un 3%. Un paquete que lo convierte en el tercer accionista de IAG por detrás del fondo soberano de Qatar y de Capital Group. Un movimiento que es el más grande con diferencia en los últimos meses, pero no el único en el accionariado de la aerolínea.

Fondos como Vanguard o Crédit Agricole también han tomado posiciones en la aerolínea en los últimos días aprovechando la pequeña corrección del valor, cuyo modelo de negocio convence a los analistas. Y también la posibilidad de que el grupo pueda anunciar este mismo año la vuelta al dividendo, en un momento de plena normalización de la cuenta de resultados. Los expertos creen que sólo es cuestión de tiempo.

Apuesta muy fuerte por el valor

Con estas cartas sobre la mesa, los analistas mantienen una apuesta muy fuerte sobre el valor. “Lo peor de las malas noticias que se han producido en el sector está ya muy descontado. Si no pasa nada raro, lo normal es que la acción de IAG se afiance por encima de los 2 euros antes de emprender el ataque a nuevos máximos del año por encima de los 2,15 euros. Hay mucho dinero dispuesto a entrar”, señalan fuentes bursátiles.

De momento, los analistas mantienen una confianza casi absoluta en el valor y creen que, a 12 meses vista, IAG puede subir alrededor de un 30%. Pero, con el verano a las puertas, antes la compañía deberá demostrar que es capaz de defender unos precios atractivos, de consolidar sus grandes rutas y de seguir mejorando en aquellas en las que está creciendo más fuerte, como el caso de Extremo Oriente.

“Las cuentas de IAG en el primer trimestre demuestran que la compañía va en la buena dirección en todos los frentes. Puede que los ingresos del conjunto del sector no vayan a ser tan espectaculares como se esperaba hace apenas seis semanas, pero tampoco es una tragedia que suban incluso algo menos de un 5%. No vemos razones para que IAG sufra más en bolsa a corto plazo”, señalan en un gran bróker.

Artículos relacionados