BOLSA

Reig Jofre, en un momento clave

Las ex­pec­ta­tivas de ren­ta­bi­lidad fi­nan­ciera para los pró­ximos años están des­per­tando el in­terés de los ope­ra­dores en Reig Jofre. El la­bo­ra­torio es uno de los me­jores va­lores del mer­cado con­tinuo con una re­va­lo­ri­za­ción en el ejer­cicio de cerca del 40%, sa­cando el má­ximo par­tido a su po­si­ción de li­de­razgo y su só­lido mo­delo de ne­go­cio.

Aunque opera en un mercado muy regulado que requiere unos altos niveles de inversión con menores retornos también supone una importante ventaja al ofrecer una importante barrera de entrada a posibles competidores. El grupo, además, cuenta con una actividad bien diversificada y una capacidad productiva diferencial gracias a su nueva planta en Barcelona, una de las más modernas de Europa.

De este modo, puede ampliar su variedad de productos y realizar ventas cruzadas en las distintas áreas geográficas donde está presente reforzando sus ingresos recurrentes. En la actualidad, más de la mitad de los ingresos proceden ya de fuera de España, de los cuales el 75% provienen de los mercados europeos.

Todo ello en un sector como el farmacéutico que es una megatendencia con una proyección espectacular en los próximos años. Eso le garantiza tener unas formidables expectativas en cuanto a la capacidad de generación de caja presente y futura que al mismo tiempo le permitirán mantener las inversiones y reducir su apalancamiento, abriendo la puerta a posibles adquisiciones para seguir creciendo.

Así parece entenderlo también el mercado. En lo que va de año, la acción de Reig Jofre se ha revalorizado cerca de un 50%, superando una resistencia tras otra. Ahora se enfrenta a su gran barrera a corto plazo, los 3,3 euros por acción, que de superar y consolidar daría paso a una nueva fase alcista hacia los 4 euros. Sin embargo, los primeros intentos de ataque a esta cota han sido fallidos, alimentando las dudas.

Artículos relacionados