BOLSA

CAF, semáforo en verde

Los ac­cio­nistas de CAF han res­pi­rado con alivio una vez que la com­pañía se ha des­mar­cado ya de­fi­ni­ti­va­mente de una po­sible ope­ra­ción de in­te­gra­ción con Talgo y vuelven a re­coger su in­tensa ac­ti­vidad co­mer­cial en so­li­ta­rio. En estos días, de he­cho, des­taca el po­si­cio­na­miento del grupo en el ne­gocio de seña­li­za­ción en España y el Reino Unido.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) tiene a CAF como una de sus principales contratistas para gran pare de sus obras de mejora con contratos en Madrid, Asturias y el Corredor Mediterráneo entre otras muchas.

El grupo industrial ferroviario ha logrado también otro gran hito en el negocio de la señalización con su primer contrato en el Reino Unido, al conseguir situarse en tercera posición en el contrato marco de señalización digital ERTMS Nivel 2 en colaboración con la empresa británica AtkinsReális..

Este acuerdo forma parte del plan de modernización de los sistemas ferroviarios de señalización en el Reino Unido que va a llevar a cabo Network Rail, empresa propietaria y gestora de infraestructuras de la mayor parte de la red ferroviaria de Inglaterra, Escocia y Gales, con una duración de 10 años al que destinará 4.600 millones de euros.

Estos contratos, tanto en España como en el Reino Unido refuerzan el posicionamiento internacional de CAF dentro del segmento de la señalización ferroviaria y confirman su apuesta por su crecimiento en este negocio.

Gracias a noticias como esta, la acción está disipando las dudas surgidas en los últimos meses ante el temor de una operación corporativa que pudiera ser más un lastre que una catapulta, la acción ha retomado el rumbo alcista y se ha situado en zona de máximos anuales con una revalorización de algo más del 6%. Un movimiento de rebote que ahora estaría en puertas de una fuerte resistencia en torno a los 35 euros por acción, pero si la supera despejaría el camino para seguir avanzando hacia sus niveles prepandemia.

Artículos relacionados