AGENDA SEMANAL

La Bolsa se asienta a la espera de la Fed

La de­ci­sión del Banco Central Europeo de re­bajar sus tipos de in­terés en un cuarto de punto, al 4,25%, apenas ha te­nido un pe­queño im­pacto po­si­tivo para la renta va­riable una vez que ya es­taba prác­ti­ca­mente. Con todo, la gran ma­yoría de in­di­ca­dores in­ter­na­cio­nales ha apro­ve­chado para dar un paso ade­lante en sus má­ximos his­tó­ri­cos.

En el caso del índice Ibex 35 ha ayudado a afianzar la actual tendencia alcista con un avance acumulado en las cinco últimas sesiones del 0,7% para quedar sobre los 11.400 puntos, zona de máximos anuales, pero todavía a una eternidad de sus máximos de 2007.

Pese a la rebaja, la entidad presidida por Christine Lagarde se ha mostrado muy cauta ante las presiones internas que siguen ejerciendo los precios con las previsiones económicas al alza. Al respecto, la gran preocupación se centra ahora en los salarios, un indicador rezagado de la inflación. Antes de respaldar cualquier otro ajuste de la política monetaria será necesario comprobar su impacto en los próximos meses.

Ahora, la pelota ha pasado al tejado de la Reserva Federal. En su caso, el consenso del mercado se decanta por un posible retraso de bajadas de tipos a septiembre, aunque la decisión del BCE de adelantarse por primera vez en la historia al banco central norteamericano podría ejercer una cierta presión, sobre todo si los datos de inflación acompañan.

Una tesitura que, en cualquier caso, los analistas creen que beneficia a la renta variable a corto plazo por lo que no cabe esperar intensar recogidas de beneficios que provoquen una gran corrección en los indicadores. Eso devolvería al selectivo a sus niveles más altos en casi tres lustros y hay margen para ello si continúa la recuperación general que vienen experimentando los blue chips.

Calendario semanal de Bolsa

Tras la decisión del Banco Central Europeo de recortar sus tasas, todas las miradas se centran ahora en los datos de inflación de Estados Unidos y en la reunión de la Reserva Federal de esta semana que entra. Por lo demás, los inversores no contarán con demasiadas referencias macroeconómicas, aunque algunas de ellas sí serán importantes.

Este lunes en Japón se espera el dato de PIB del primer trimestre, mientras que el martes lo más destacado será la tasa de paro en el Reino Unido.

La sesión del miércoles, por su parte, estará condicionada por los indicadores de inflación en China, Alemania y Estados Unidos; pero, sobre todo, por la decisión que pueda adoptar la Fed en política monetaria. De momento, hay división de opiniones sobre si finalmente seguirá los pasos del BCE y recortará tipos.

En cualquier caso, esta se conocerá ya con los mercados europeos cerrados, por lo que sus efectos en Europa se dejarán sentir el jueves, día en el que además se publicarán el IPC en España, la producción industrial de la zona euro y los precios de producción en Estados Unidos.

La semana bursátil se cerrará el viernes con la producción industrial de Japón, la balanza comercial de la zona euro, así como los datos norteamericanos de precios de importación y exportación y el índice de confianza de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados