ANÁLISIS

Telefónica saca ven­taja de las prisas del “private equity” nor­te­ame­ri­cano HIG Capital

Qué hay detrás de Desktop, la empresa que Telefónica quiere comprar en Sao Paulo, Brasil

La fi­lial es­pañola com­parte al 50% la joint ven­ture FiBrasil con la ca­na­diense CDPG

Campaña publicitaria de DesktopSin título
Campaña publicitaria de Desktop.

Telefónica lleva más de un año ne­go­ciando con Deskotop, la firma bra­si­leña de Internet de banda ancha del Estado de Sao Paulo, tal como ade­lantó www.­ca­pi­tal­ma­drid.com esta se­mana. La ope­ra­dora es­pañola ha con­fir­mado la no­ticia pero sigue sin dar pistas sobre cual será su de­ci­sión fi­nal. Ni tam­poco el precio sobre el que se ne­gocia que, según fuentes sol­ven­tes, no ba­jará de 1.200 mi­llones de eu­ros. Pero ¿que es o quienes están de­trás de esta pe­queña em­presa que todas las ope­ra­doras bra­si­leñas, Vivo, Claro y TIM, am­bi­cio­nan?

Desktop fue fundada en 1997 por Denio Alves Lindo, en la ciudad de Sumaré, en el Estado de Sao Paulo, de forma muy modesta, con apenas 5 líneas telefónicas y la posibilidad de atender cinco clientes a la vez. Pero entre 2006 y 2019 realizó un fuerte despliegue como proveedora de servicios de Internet enfocada en la banda ancha de fibra óptica de alta velocidad, haciéndose con otras pequeñas de operadoras de la región y llamando, así, la atención del fondo H.I.G. Capital, que se hizo con 60% de las acciones y que dio un nuevo impulso a la estrategia de expansión.

La decisión de la venta de Desktop fue tomada por HIG Capital, su principal accionista. Para Telefónica/Vivo es un hueso duro de roer, según algunos analistas brasileños, ya que tendrá como interlocutor principal, no al fundador y CEO de la tercera operadora “paulista”, sino al poderoso fondo norteamericano de 'private equity' con sede en Miami y con más de 60.000 millones de dólares bajo su gestión en una docena de centros financieros en todo el mundo, incluido Madrid. Para los analistas, es obvio que HIG tiene prisa para rebajar su exposición en Brasil.

En un primero momento, antes de su salida a Bolsa en mayo de 2021, Desktop dejó la gestión en manos del fundador de la empresa, y solo se preocupó en sacar máxima rentabilidad a su inversión. Pero su entrada en el mercado, con una recaudación de 1.890 Reales (337 millones de euros), el fondo redujo su participación al 39%, pero ya con una capitalización de 2.700 millones de Reales, unos 482 millones de euro). En marzo de 2023, con un aumento de capital de 45 millones de euros, recuperó la mayoría, con un 51,3% de capital.

Las debilidades de Desktop

Los compradores potenciales juegan a todas luces con el “hándicap” de Desktop: su deuda asciende a 1.350 millones de Reales, que representa 2,5 veces el Ebitda. Además, no será seguramente por su volumen de ingresos y beneficios sino por la importancia clave que para una compañía como Telefónica supone el mercado de Internet en el Estado de Sao Paulo.. Aun así, los resultados de Desktop en el primer trimestre de 2024 (268 millones de facturación y y apenas 43 millones de Reales) son exiguos frente a los de Vivo, que son de 13.500 y 896 millones.

Pero según algunos analistas, es probable que aunque fuera solo para presionar a Telefonica, el fondo H.I.B y Denio Alves Lindo podrían tener sobre la mesa otras ofertas. Seria el caso de la operadora Claro de América Móviles, que no tendría que rasgarse las vestiduras para entrar en el juego, aunque solo fuera para no permitir que Telefónica pueda quitarle de golpe su liderazgo actual en el negocio de la banda ancha de fibra óptica en Sao Paulo.

También se especula sobre el interés eventual de TIM Brasil, que tiene firmado un acuerdo con Desktop, el que la operadora de internet actúa como operadora virtual (MVNO) en cuatro ciudades de Sao Paulo, comercializando servicios de banda ancha entre la clientela de la operadora de la italianaTIM.

En una entrevista al podcast “Do Zero ao Topo”, Denio Alves Lindo dejó bien claro que pese el haber realizado una decena de adquisiciones y tener ahora una red de fibra optica de altísima calidad, con una extensión de 57.000 kilómetros, es ahora la “numero uno” en el interior del Estado de Sao Paulo. Destkop no ambiciona ser una “corporación “ ni de convertirse en una “big telco”. Tiene además del problema del precio, el de la deuda, ya que el comprador deberá hacerse con 1.354 millones de Reales de deuda de Desktop (2,5 veces el Ebitda), un 15% amortizable en 2024.

Nuevo proceso de consolidación

Haciéndose con Desktop, Vivo daría el punto de partida a un nuevo proceso de consolidación de grandes telecos de fibra óptica en Brasil, con el apoyo de fondos de “private equity”. Nuevo para las grandes telecos, el negocio tiene dos “players” de referencia: Alloha Fibra (eBCapital), que se posiciona como el “mayor grupo independente del país”, con 1,6 millones de clientes en 864 ciudades de 22 Estados; y Vero/America.net (Vinci Partners y Warburg Pincus), fusionadas a final 2023, con 1.000 millones de sinergias previstas y 1.900 millones de volumen de negocio.

Cabe recordar no solo que Vivo suma en Sao Paulo 8,3 millones de clientes y 26,6 millones de casas pasadas con fibra óptica (por lo tanto, potenciales futuras nuevas fuentes de ingresos y de resultados), sino también que la operadora de Telefónica ya opera en el mercado con una “joint venture”, FiBrasil, criada a partes iguales con el fondo de pensiones canadiense CDPG, y que quitando las metrópolis de Manaus, Belem, Sao Luis, actúa en aquellas regiones donde Vivo descartó tener una presencia directa.

Telefónica lleva más de un año negociando con Desktop, y sigue ahora sin dar pistas sobre cual sera su decisión final. De ahí, probablemente, las informaciones relacionadas con el interés eventual de otras operadoras rivales de Vivo, como Claro y Tim. Fue también para presionar a la operadora española, que el último verano Desktop confió al Bank of América la misión de buscar algún otro operador interesado en la operación desarrollada en 184 ciudades “paulistas”.

Artículos relacionados