La es­ta­bi­lidad de sus grandes fi­liales in­ter­na­cio­nales hace buena su es­tra­tegia

Telefónica dispara su beneficio un 79% (532 millones) a marzo gracias a Brasil y Alemania

Mantiene el di­vi­dendo de 0,3 euros con cargo a los re­sul­tados de este ejer­cicio

José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica.
José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica.

La buena marcha de sus grandes fi­liales in­ter­na­cio­na­les, Vivo (Brasil) y Telefonica Deutschland (Alemania) son la base de la ace­le­ra­ción del re­sul­tado neto de Telefónica du­rante el primer tri­mestre del año. La com­pañía que pre­side José María Álvarez-Pallete ha ce­rrado el primer cuarto del ejer­cicio con un be­ne­ficio neto de 532 mi­llones de eu­ros, equi­va­lente a una subida in­ter­anual del 78,9% (298 mi­llones en el primer tri­mestre de 2023), en línea con lo pre­visto en el plan es­tra­té­gico puesto en marcha el año pa­sado.

La rentabilidad operativa tanto en España como en sus filiales brasileña (Vivo) y alemana es la clave de unos resultados que se generan pese a mantener un crecimiento de apenas el 0,9% en los ingresos, 10.140 millones, gracias a la subida del 2,3% en sus ventas por servicio. Operaciones como el acuerdo a largo plazo alcanzado en España con Digi para alquilarle la red e telefonía móvil , la prevista ampliación del espectro en Alemania y Brasil.

Las inversiones en el periodo alcanzan los 1.056 millones de euros excluida la compra de espectro (suben el 2,7%) distribuidas principalmente entre Brasil, con 349 millones (cesen el 15,2%), España, con 337 millones (suben el 4,8%); Alemania, con 233 millones (bajan el 5,1%) y Latinoamérica con otros 243 millones de euros (bajan el 4,6%).

Con ello, la deuda neta, situada en 28.500 millones sube el 4,14% fundamentalmente como consecuencia de la OPA de exclusión lanzada sobra la filial alemana. Eso supone una ratio de 2,71 veces el Ebitda ajustado (2,6 veces en el primer trimestre del año pasado) aunque la compañía asegura que bajará a lo largo del ejercicio.

El coste de la deuda se mantiene en el 3,51% una cifra moderada que mejora el 3,81% que pagaba a estas alturas del año pasado. Excluidas inversiones, la deuda de Telefonica se sitúa en 882 millones de euros. De hecho, el pago de intereses baja el 20,9% interanual hasta 447 millones tanto por efectos estacionales como por la comparativa con un primer trimestre de 2023 en el que la compañía afrontó pagos extraordinarios de deuda. La bajada de tipos en Brasil y la alta proporción (80%) de deuda a tipo fijo han actuado de escudo frente a las fuertes subidas de tipos en toda Latinoamérica.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado, 3.205 millones, mejora el 1,9% respecto a los 3.145 millones obtenidos en el mismo periodo del de euros del mismo periodo del curso anterior. Mientras el resultado operativo, situado en 1.042 millones de euros, crece el 7,4%.

Según el presidente de la compañía, José María Álvarez-Pallete, ”Hemos arrancado el año mostrando un sólido fortalecimiento de nuestro negocio apoyado en el despliegue de nuestra nueva hoja de ruta, el plan estratégico GPS, que guiará a Telefónica hasta 2026. Mejoran los ingresos, mejora la actividad comercial y mejora la calidad del servicio que prestamos a nuestros clientes y su satisfacción", ha destacado el presidente de Telefónica,.

Con todo ello, Telefónica mantiene el reparto de dividendo anunciado. Con cargo a los resultados de este año, la operadora abonará un dividendo en efectivo de 0,3 euros por acción en dos tramos: uno en diciembre y el complementario en junio de 2025. Un pago que se complementa con la reducción del capital realizada en abril.

Brasil, la perla de la operadora

Pese a la fuerte competencia con que se enfrenta en España, especialmente tras la creación de la nuevas MasOrange (tras fusionarse Orange y MásMóvil) Telefónica mantiene un crecimiento del 1% en sus ventas en el primer trimestre (3.118 millones) con un Ebitda de 1.118 millones que apenas mejora el 0,2% gracias al impulso comercial aplicado en su nueva estrategia.

Telefónica ha concluido el cierre de todas las centrales de cobre en España (4.272 centrales en diez años) y anticipa mejoras de su eficiencia en lo que queda de ejercicio con las que la rentabilidad de la compañía por ahorro de costes (especialmente tras el plan de bajas incentivadas llevado a cabo en 2023) irá al alza. La baja rotación de los clientes (el conocido como ‘churn’) de apenas el 0,9% y una mejora en los ingresos por cliente (Arpu) de diez puntos básicos (hasta el 92,2%) son la base de estas proyecciones de crecimiento.

Como anticipaba Capitalmadrid esta mañana, la buena marcha de Vivo, la filial brasileña del grupo, es una de las claves de los buenos resultados de grupo presidido por Álvarez-Pallete al ser la compañía que más crece en facturación y rentabilidad. De hecho, Brasil aporta el 24% de los ingresos totales de Telefónica en este primer trimestre y el 32% del Ebitda total.

Por ingresos (2.520 millones de euros, el 10,4% más), Brasil es el segundo mercado del grupo en un primer cuarto de ejercicio en el que el Ebitda (beneficio bruto de explotación) crece el 10,7% hasta alcanzar los 1.022 millones.

Vivo es líder en ese país con una cuota del 39% en telefonía móvil, el 43%de ellos en contrato (aumentan tres puntos porcentuales) y del 18% en fibra (el 32% de los hogares está ‘pasado’ desde hace más de cinco años). Un mercado de calidad ya que el ARPU (ingresos por usuario) móvil ha crecido el 9,4% en paralelo a una mayor demanda de servicios digitales y a una subida de las tarifas.

En telefonía fija Vivo continúa su proceso de transformación hacia la fibra que ya tiene disponible en 443 ciudades donde llega ya a 26,8 millones de hogares. La compañía que ta con un total de 1,5 millones de clientes de fibra y móvil (suben el 111%) con los que ha conseguido una mejora de ingresos y de fidelización de un punto porcentual. La oferta de financiación de equipos (Vivo Money) y los servicios de datos (OTT) de vídeo y música alcanzan los 2,7 millones de suscripciones que suponen un alza interanual del 14%.

El tercer gran mercado del grupo que preside José María Álvarez-Pallete es el alemán. La toma de control de la totalidad e las acciones de Telefónica Deutschland no solo permite al grupo consolidar la totalidad e su negocio sino que se produce en un momento en el que se prepara ante la prevista ampliación del espectro que asegure su crecimiento futuro.

En Alemania, los ingresos prácticamente se mantienen estables (bajan el 0,1%) en 2.098 millones de euros aunque la rentabilidad, en términos de Ebitda, aumenta el 5% hasta los 653 millones de euros.

También las tecnológicas: Tech aceler

El grupo español mantiene el fuerte desarrollo de la red 5G que le permita aprovechar toda la inversión realizada en el desarrollo de la inteligencia aplicada en las redes. Según reconoce la compañía, la re de 5G cubre ya el 89% de la población en España; el 95% en Alemania, el 48% de la brasileña y el 53% de la británica. España y el Reino Unido han sido los primeros mercados en los que ha introducido el nuevo 5G avanzado (5G SA) cuyo despliegue comercial masivo se realizará durante este año y todo 2025. Aunque para ello, los planes comerciales deberán adaptarse a la disponibilidad tanto de la propia tecnología como de los dispositivos y, sobre todo, del espectro radioeléctrico que consiga en cada mercado.

Y en medio, la filial en la que el mercado tiene puestas todas sus miras de inversión, Telefónica Tech, mantiene un alza del 11% en sus beneficios trimestrales hasta los 476 millones de euros y, según el grupo, mejorará aún más a partir del segundo trimestre. La compañía ha acelerado su actividad comercial con un aumento de las contrataciones en los sectores financiero, sanitario e industrial.

La compañía ha ampliado sus actividades al área de la ciberseguridad en el Reino Unido con el lanzamiento de NextDefense. Telefónica Tech cuenta ya con una plantilla de 6.300 profesionales.

Artículos relacionados