El ca­pí­tulo que más au­menta es el de los in­gresos gra­cias a la mayor in­ver­sión

Telefónica Vivo se desborda en ingresos y beneficios en Brasil durante el 1º trimestre

Su apuesta por el post­pago en mó­viles y fibra óp­tica per­mite un au­mento del re­sul­tado neto del 7,3%

Telefónica Vivo.
Telefónica Vivo.

Vivo, la fi­lial bra­si­leña del Grupo Telefónica y que este miér­coles an­ti­cipó sus re­sul­tados a la ma­triz por 24 ho­ras, sigue siendo la perla de la ope­ra­dora es­pañola. En el primer tri­mestre de 2024, sus in­gresos cre­cieron un 6,5%, hasta 2.462 mi­llones de eu­ros, con un be­ne­ficio neto de163 mi­llones de eu­ros, un 7,3% más que en el primer tri­mestre 2023. Sin duda, en la pre­sen­ta­ción este jueves de los re­sul­tados del Grupo, su apor­ta­ción será de­ci­siva.

Y lo que es mas importante, Vivo consolida su liderazgo en los segmentos más dinámicos del mercado brasileño, empezando por el móvil postpago, los servicios de banda ancha, y, además, marca la pauta en términos de inversión en el país latinoamericano.

Buena parte de los ingresos corresponden al segmento de móviles, que sumaron 8.700 millones de Reales (unos 158 millones de euros), un 9,3% más que entre enero y marzo de 2023, gracias exclusivamente al servicio postpago, cuyos ingresos crecieron un 11,4%, hasta 7.100 millones de Reales (casi 1.300 millones de euros), con que el prepago sigue perdiendo terreno, con apenas 1.500 millones de Reales (273 millones de euros), un 0,1% menos.

Lo mismo sucede con el servicio fijo, cuyos ingresos solo crecieron un 1,6% hasta 3.960 millones de Reales (722 millones de euros), atribuible exclusivamente a la expansión de la red de fibra (FTTH), que sumó 1.700 millones de Reales (310 millones de euros) , un 14,7% más que en el 1º trimestre 2023.

De hecho, Vivo ya cosecha los ingresos y beneficios de su gran apuesta de futuro, en Brasil, gracias a su gran inversió en este terreno, que ha permidido una fuerte expansión de la red de fibra óptica.

Freno en otras inversiones

De hecho, al contrario del freno anunciado eninversiones durante la presentación de los resultados de 2023, y teniendo como referencia el gigantesco esfuerzo financiero realizado en los últimos años en Brasil, (subasta de las licencias 5G y despliegue de la nueva tecnología; reparto de la red de móvil de la operadora histórica Oi; apuesta de futuro en la expansión de la red de fibra óptica…), la operadora brasileña de Telefónica sigue manteniendo altos niveles de inversión.

Entre enero y marzo de 2024, el volumen de inversión creció un 11,7%, hasta 1.870 millones de Reales (341 millones de euros), o sea el equivalente a un 13,8% de los ingresos netos. Y con un objetivo estratégico bien definido: la consolidación de la red móvil, con la fuerte apuesta en la expansión de la fibra óptica y en los servicios 5G que según los responsables de la operadora de Brasil, cubren ya 181 ciudades, incluyendo las grandes metrópolis, como Sao Paulo.

Fuerte aumento de clientes

Vivo suma ahora 113 millones de clientes (un 6,6% más que hace tres meses, al cierre de 2023). Unos 100 millones corresponden a accesos móviles, con unos niveles crecientes de concentración en el postpago, que totaliza 62,6 millones de accesos. La operadora filial de Telefónica subraya, además, que entre durante ese periodo el nivel medio de ingresos (Arpu) creció un 6,8%, 51,2 Reales (poco más de 9 euros). Otro dato positivo es que la pérdida de clientes (churn) cayó al mínimo histórico del 0,97%.

La autoridad reguladora Anatel subraya, por su parte ,que en los tres primeros meses del año, lo más llamativo ha sido la evolución del servicio de banda ancha, donde los lideres Vivo y Claro (América Móviles, su gran competidor) marcan una fuerte diferencia, al sumar respectivamente 105.000 y 90.000 nuevos clientes. La operadora de Telefónica alcanza ahora 6,8 millones de clientes de banda ancha, de los cuales 4,872 millones utilizan redes de fibra óptica.

Importancia de la estrategia

Vivo subraya al respecto lo importante de la estrategia desarrollada en los últimos tiempos, con la fuerte apuesta a futuro en la expansión en la fibra óptica. En los tres primeros meses del año, procedió a la desactivación de 67.000 conexiones de cobre, dando lugar, al mismo tiempo, a la activación de 173.000 líneas de fibra óptica, que, según los expertos de BTG Pactual, es donde se sitúan ahora las mayores apuestas, de captación de nuevos clientes.

Durante el último año, Brasil totalizó 4,2 millones de nuevas conexiones FTTH, que ya representan, según BTG Pactual, el 66% de la banda ancha fija, o sea un crecimiento de 40 puntos porcentuales en el corto espacio de cinco años. Vivo habría sido el actor principal del cambio: antes de los 67.000 cambios registrados entre enero y marzo de los tres últimos años, 236.000 clientes de la operadora brasileña de Telefónica habían realizado la misma apuesta.

Ralentización del mercado

Según BTG Pactual, cabría esperar ahora una ralentización del ritmo de crecimiento de la banda ancha. El banco de inversiones brasileño advierte de que la “ratio” avanzado por las operadoras para los próximos años, peca por exceso de optimismo. O sea, recomienda a Vivo, Claro y demás operadoras que rebajen sus expectativas, del 85% al 75%,. pero que según algunos expertos del sector seria ya el nivel alcanzado actualmente.

De lo que no cabe duda es que Telefónica seguirá teniendo en Brasil su principal fuente exterior de ingresos y de resultados, y a la cual no cabría poner límites y más teniendo en cuenta, principalmente, el despliegue potencial de la red 5G, que solo representa todavía un 8% de los ingresos móviles. La reguladora Anatel ve el futuro con gran optimismo, subrayando que después de ocho años de números rojos, el PIB del sector ya creció un 3,3% durante el último año.

Artículos relacionados