Sin redes di­men­sio­nadas no se podrá hacer frente a las in­ver­siones de la transición eléc­trica

Bogas (Endesa) advierte de que el déficit de la red ha impedido conectar 15 GW de demanda

Reclama ac­tua­lizar la re­gu­la­ción para no perder opor­tu­ni­dades en la transición ener­gé­tica

José Bogas, CEO Endesa.
José Bogas, CEO Endesa.

El con­se­jero de­le­gado de Endesa, José Bogas, ha ad­ver­tido de los pro­blemas de co­ne­xión eléc­trica que están ge­ne­rando las nuevas apor­ta­ciones de las ener­gías re­no­va­bles al sis­tema. En el caso de. la eléc­trica, los cue­llos de bo­tella en la red han im­pe­dido co­nectar en los úl­timos cuatro años un total de 15 GW de de­manda. Y ha re­cla­mado que se debe ac­tua­lizar la re­gu­la­ción en esta ma­teria para no perder las opor­tu­ni­dades que pre­senta la transición ener­gé­tica.

En su intervención ante los analistas, Bogas ha echado cuentas y considera que si Endesa que cuenta con el 43% del negocio de distribución en España, se podría hablar a nivel global de unos 30 GW que no se han podido conectar a la red en el país. “Esto supone un montón de gigavatios”, ha señalado.

La eléctrica ha confirmado los objetivos marcados en el Capital Markets Day y ha vuelto a hacer un llamamiento al Ejecutivo sobre la mejora y actualización del negocio de distribución para permitir la Transición Energética.

“La gestión de la situación de volatilidad en el mercado es clave para la sostenibilidad de nuestro negocio y la recuperación de la senda de crecimiento. Nuestra estrategia integrada proporciona protección a nuestro negocio liberalizado, al tiempo que crea valor de forma constante para nuestros accionistas”, ha declarado Bogas.

El CEO de la eléctrica considera que España está perdiendo “muchas oportunidades, mucha demanda, mucho talento y fabricación”, por lo que ha urgido que “es necesario y urgente” cambiar la regulación para no dejar escapar esta oportunidad. “Estoy seguro de que la demanda va a subir. Esperamos que hasta 2030 lo haga alrededor del 15%”.

Por esta razón, considera que la red de distribución es la columna vertebral de todo el sistema de electricidad y clave para la transición energética, por lo que reclamó una “mejora y actualización de su regulación”. En este sentido, ha señalado que la recuperación de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) puede ayudar a ello.

Remuneración justa

En este sentido, Bogas ha reivindicado también una remuneración justa, que considera necesaria para el negocio de distribución eléctrica, de modo que permita incentivar las inversiones. “Sin redes bien dimensionadas y resilientes, la transición energética no será posible”, ha recalcado.

En cuanto al impuesto aplicado a las energéticas, el máximo directivo de Endesa ha comentado que el impuesto desaparezca a finales de este año si no se produce una ampliación a través de una Ley. Estamos esperando la solución final a este tema”, dijo.

Preguntado sobre la venta del 49% del portfolio solar en marcha, ha confirmado que la operación se encuentra en su fase final y podría cerrarse en este segundo trimestre o principios del tercero. “La razonabilidad de la operación es básicamente recuperar el ‘capex’ de cara a la inversiones que creemos van a venir”, ha señalado directivos de la eléctrica.

En el pasado Capital Markets Day, Bogas anunció que la compañía se encuentra en la fase final de la venta del 49% del portfolio solar en funcionamiento, reteniendo el control de un activo estratégico para una empresa eléctrica verticalmente integrada.

Caída de los beneficios

Endesa obtuvo un beneficio neto de 292 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone una caída de un 51% aunque confirma sus previsiones para el conjunto del ejercicio de entre 1.600 y los 1.700 millones de euros. El descenso se debió en parte a haber contabilizado en sus cuentas el impacto del impuesto extraordinario sobre las energéticas del Gobierno y que supondrá para la compañía 202 millones de euros. La inversión ascendió a 412 millones, con el 70% dedicado a redes y renovables.

La eléctrica ha confirmado los objetivos marcados en el Capital Markets Day y ha vuelto a hacer un llamamiento al Ejecutivo sobre la mejora y actualización del negocio de distribución para permitir la Transición Energética. “La gestión de la situación de volatilidad en el mercado es clave para la sostenibilidad de nuestro negocio y la recuperación de la senda de crecimiento. Nuestra estrategia integrada proporciona protección a nuestro negocio liberalizado, al tiempo que crea valor de forma constante para nuestros accionistas”, ha declarado el consejero delegado, José Bogas.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se ha situado en 1.079 millones de euros, lo que supone un descenso de un 26% respecto a los 1.462 millones de euros registrados en el primer trimestre de 2023. El flujo de caja se cerró en positivo (167 millones) pese al impacto del pago del laudo arbitral en el gas.

Precios históricamente bajos

La normalización de los márgenes de electricidad y gas, unida a la política de venta por anticipado permite a la compañía proteger sus márgenes ante la coyuntura de precios históricamente bajos del mercado. La normalización de las condiciones se ha traducido en una reducción del 53% en el precio de la electricidad en el pool, hasta los 45 euros/MWh, incluyendo precios negativos por primera vez en la historia a partir del mes de abril.

No obstante, según señala Endesa, los futuros en los modelos de la compañía apuntan a un precio medio de 60 euros/MWh en el medio y largo plazo. Respecto a la demanda eléctrica peninsular, ha caído un 0,4% debido a las temperaturas suaves que se han registrado, la no recuperación del consumo industrial de sectores como el papeleo o el metalúrgico y las medidas de ahorro y eficiencia.

La evolución comercial consolida la cartera de clientes en el mercado libre, que se sitúa cerca de los 7 millones, lo que otorga a Endesa una cuota del 29% en una coyuntura de alta competencia. La mayor producción de energía renovable elevó en cinco puntos hasta el 82% el porcentaje de ventas a precio fijo a clientes. Además, la eléctrica ha vendido ya el 95% de su producción propia de 2024, el 86% de la generación de 2025 y el 53% de 2026. En cuanto al negocio del gas; Endesa ha registrado una normalización de su negocio respecto a 2023 en un contexto de caída de la demanda del 3,4% en España.

El endeudamiento neto de Endesa se incrementó hasta los 11.328 millones de euros frente a los 10.405 millones de finales de 2023 por las inversiones y el pago del dividendo a cuenta. La deuda bruta, en cambio se mantiene estable en 13.800 millones. Todo ello permite a la compañía mantener un ratio de deuda neta sobre Ebitda -2,8 veces respecto de las 2,4- de 2023y un flujo de caja sobre deuda neta del 44%.

Artículos relacionados