El ape­tito in­versor con­tinúa im­pa­rable a pesar de los úl­timos re­cortes de tipos

La fiebre de los particulares por las Letras regresa con los depósitos de capa caída

Cada vez son menos los pro­ductos que hacen sombra al papel del Estado

Letras del Tesoro, HelpMyCash.
Letras del Tesoro, HelpMyCash.

Las Letras del Tesoro tes­tarán de nuevo el ape­tito de los in­ver­sores este mar­tes. El Estado va a co­locar tí­tulos a 6 y a dos 12 me­ses, y todo hace prever que los aho­rra­dores se qui­tarán de nuevo estos tí­tulos de las ma­nos, en línea con lo que viene ocu­rriendo desde que em­pezó 2024. A pesar de las to­davía suaves re­duc­ciones de la ren­ta­bi­lidad que ha ex­pe­ri­men­tado el papel del Estado en las úl­timas subas­tas, por com­pa­ra­ción si­guen siendo muy com­pe­ti­ti­vas.

Las Letras mantienen el atractivo en el momento en el que la curva de tipos de interés está totalmente invertida. Es en los plazos más cortos de 3 y 6 meses donde mejor se paga, ligeramente por encima del 3,6%. A 9 y 12 meses, el rendimiento es del 3,51% y del 3,44%, respectivamente, después de las subastas del mes de abril. Los expertos prevén que los tipos no se moverán excesivamente desde estos niveles ni esta semana ni la que viene, cuando se subastan Letras a 3 y 9 meses.

Por lo tanto, todo hace indicar que las Letras van a seguir teniendo a raya a las entidades que ofrecen los mejores depósitos en España. Apenas una decena de bancos -todos extranjeros- suman poco más de una docena de depósitos con rentabilidades superiores a los de las Letras. Muy poca cosa por lo tanto, y con diferencias que apenas justifican que un inversor español conservador elija otra opción que no sea una Letra con la garantía del Estado.

“Lo que estamos viendo en las últimas semanas es como se va produciendo un paulatino descenso de la rentabilidad de los depósitos. Como mucho, se mantienen los tipos de algunos de los mejores. Por lo tanto, es previsible que las Letras sigan recibiendo una avalancha de dinero, en línea con los más de 5.000 millones alcanzados en la subasta de Letras a 6 y 12 meses de abril”, señalan en el sector.

La deuda del Estado, en manos de particulares

En estos momentos, los particulares tienen ya cerca del 35% de toda la deuda del Estado a corto plazo en circulación. Por lo tanto, ya suman cerca de 25.000 millones de euros en este tipo de producto, que se ha convertido en la estrella indiscutible entre las familias españolas. Hogares que, por otra parte, tienen que aceptar rentabilidades menores de las que ofrecen el resto de los títulos con menor duración en Europa.

En estos momentos, el 3,63% que ofrecen las Letras a 3 meses, las mejor pagadas del momento, es el porcentaje más bajo en toda Europa. Un diferencial que tiene que ver con la enorme demanda de estos títulos, lo que permite al Estado financiarse muy barato. En el segmento de los depósitos, las rentabilidades medias que ofrecen las entidades financieras españolas también se sitúan muy por debajo de la media de la zona euro en todos los plazos.

En cualquier caso, la preferencia por las Letras respecto a los depósitos es incuestionable. El retraso en la subida de los tipos de interés en la zona euro -todo hace indicar que en Estados Unidos habrá que esperar más para ver el primer descenso del precio del dinero- se ha convertido en una bendición para los ahorradores, que se están beneficiando de rentabilidades significativas durante más tiempo.

Artículos relacionados