BOLSA

Berkeley aprieta las tuercas

La so­li­citud del ar­bi­traje in­ter­na­cional para re­solver el es­tan­ca­miento ad­mi­nis­tra­tivo en el que ha en­trado la mina de uranio en Retortillo, Salamanca, ha dado alas a la co­ti­za­ción de Berkeley. Desde fi­nales de marzo, el valor casi ha du­pli­cado su precio en el mer­cado si­tuán­dose en su mejor nivel en un año.

El grupo minero reclama una compensación de 1.000 millones de dólares por impedir el proyecto y se abre a posibles negociaciones para revertir la situación. Los analistas no creen que este arbitraje tenga demasiado recorrido, aunque pueda contar con la corriente favorable en Europa hacia la energía nuclear como energía limpia.

Las malas lenguas apuntan además en los foros que la compañía estaría empezando a recoger una próxima convocatoria electoral que pueda suponer un cambio de gobierno que pudiera dar un giro en redondo a la viabilidad del proyecto, al menos, aunque solo fuera para abrir un nuevo cauce de diálogo.

Sea como fuere, lo cierto es que el valor ha entrado en una rápida tendencia ascendente que está sorprendiendo a propios y extraños. El valor ha superado con creces el precio máximo para este ejercicio que algunos operadores situaban en una horquilla entre los 0,21 y los 0,23 euros por acción.

Una vez rotos estos niveles de resistencia tras subir más del 50% en el año, las acciones de Berkeley parecen tener vía libre hasta su siguiente gran barrera técnica sobre los 0,3 euros por acción. Sin embargo, los expertos recuerdan que se trata de una acción realmente inestable ante cualquier noticia ya sea a favor o en contra, lo que pude cambiar su aspecto de un día para otro.

Artículos relacionados