El precio se mo­verá este año en una hor­quilla entre los 80 y los 90 dó­lares

El precio del petróleo se mantiene estable contra viento y marea

Una subida por en­cima de los 100 dó­lares po­dría reavivar la ame­naza de re­ce­sión mun­dial

Precios del petróleo.
Precios del petróleo.

El precio del pe­tróleo pa­rece haber echado el ancla en un mer­cado sa­cu­dido por las tur­bu­len­cias geo­po­lí­ti­cas. Algo que tiene des­con­cer­tado a los grandes ana­listas del sec­tor. La si­tua­ción en Oriente Medio, res­pon­sable de un tercio de la pro­duc­ción mun­dial de crudo, no hace más que agra­varse por mo­mentos con los úl­timos ata­ques de Israel en Rafah, al sur de la Franja de Gaza y fron­tera con Egipto donde ha muerto un sol­dado egipcio en un in­ter­cambio de dis­paros con la fuerza is­rae­líes que pone el foco en la po­sible ex­ten­sión del con­flicto.

Además de la fuerte concentración en la producción, el riesgo de represalias de los países vecinos puede generar grandes problemas en el Estrecho de Ormuz, por donde pasa del orden del 20% del comercio global de crudo y del 18% de gas natural licuado (GNL). A ello se une los recientes ataques ucranianos a las refinerías rusas, que se pueden acentuar en los próximos meses si el país recibe vía libre de los socios europeos y americanos para atacar posiciones en Rusia con su armamento.

Sin embargo, de momento, la cotización del barril de crudo tipo Brent apenas ha experimentado un repunte del 7% desde principios de año, para situarse ligeramente por encima de los 83 dólares después de haber llegado a tocar máximos anuales sobre los 92 dólares a mediados de abril, dando continuidad a la debilidad mostrada el pasado año.

Pieza clave en la estrategia internacional

En 2023, el sector petrolífero se vio penalizado, entre otros factores, por los esfuerzos mundiales en política monetaria para combatir la inflación y la consecuente desaceleración de la economía global. La cotización del Brent cayó un 10,6%, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) experimentó un descenso del 11%.

Los expertos del sector achacan esta contención a los esfuerzos de la OPEP+ y Rusia por favorecer un triunfo de los republicanos, más favorables a sus intereses, en las elecciones norteamericanas del próximo mes de noviembre. Los recortes de producción son una pieza clave en la estrategia internacional. Si se mantiene la disciplina en el cártel y la economía de Estados Unidos, principal consumidor, sigue dando muestras de mayor crecimiento económico cabría esperar un fuerte repunte de los precios de los carburantes.

Precisamente, este es una de las variables, junto a la extrema fortaleza del mercado laboral, que más atenaza al Jerome Powel, presidente de la Reserva Federal, a la hora de acometer un inmediato recorte de los tipos de interés. El encarecimiento del petróleo se sitúa, de este modo, como uno de los principales factores de riesgo para los mercados financieros en el corto plazo.

La economía puede asumir un repunte temporal de precios

En este sentido, recuerdan los analistas de JP Morgan, las economías internacionales “pueden asumir una subida del precio del petróleo siempre que sean temporales, estén justificadas por la demanda y no se combinen con otros efectos indirectos perversos”.

En general, los expertos parecen coincidir en que la contención de la demanda en la actual situación de debilidad económica mundial y en medio del actual proceso de descarbonización, debería ayudar a contrarrestar las limitaciones a la producción impuesta por la OPEP+ a corto plazo. Cabe esperar, por tanto, una estabilidad de los precios del crudo en una horquilla en torno a los 80 dólares y los 90 dólares en los próximos meses.

Una posible decisión de Rusia de intensificar los recortes de producción o una mayor tensión geopolítica podría acelerar, sin embargo, la evolución de los precios hacia los 100 dólares este verano. Este escenario provocaría un nuevo dolor de cabeza inflacionario y pondría de nuevo a la economía global al borde de una recesión, que ahora mismo está descartada.

Artículos relacionados