Entran en va­lores con des­cuento o po­ten­cial para ope­ra­ciones cor­po­ra­tivas

Los dueños de Mayoral se consolidan como los reyes familiares de la bolsa

La compra del 5% de Línea Directa com­pleta una car­tera de altos vuelos

Línea directa.
Línea directa.

La compra del 5% de Línea Directa Aseguradora (LDA) con­vierte a Indumenta Pueri (el vehículo in­versor de la fa­milia Domínguez de Gor, dueña del grupo ma­la­gueño Mayoral), en el rey in­dis­cu­tible de la bolsa es­pañola entre los grandes grupos fa­mi­lia­res. Nadie hace sombra a un in­versor de armas tomar que no da pun­tada sin hilo a la hora de elegir dónde co­loca sus in­gentes po­si­ciones de li­qui­dez.

LDA no es una empresa cualquiera. Desde su salida a bolsa en abril de 2021 a 1,31 euros y una valoración de 1.434 millones de euros, la aseguradora está haciendo un camino muy tortuoso en el parqué. Es verdad que sube un 30% en lo que va de este año, pero su valor de mercado se sitúa alrededor de los 1.200 millones de euros. Un nivel todavía atractivo al que Indumenta Pueri considera que merece la pena subirse al valor.

La realidad es que en plena carrera de opas en el mercado español -siete están en distintas fases en estos momentos-, Línea Directa es una de las cotizadas que está en el punto de mira para posibles operaciones futuras. Ya hubo rumores muy fuertes a finales de 2022 sobre el posible interés por LDA de distintos fondos y aseguradoras en pleno desplome de la acción, que llegó a marcar mínimos históricos en los 0,80 euros en junio del año pasado.

“Hablamos de un valor que por su estructura accionarial es bastante atacable. Y a pesar del rebote de este año sigue bastante asequible en términos de valoración. Es un buen reclamo más para inversores que apuestan por una posible operación corporativa que para los que quieran asegurar ganancias por la vía de una posible rápida subida en bolsa, ya que los analistas creen que el valor está cotizando ahora casi un 10% por encima del valor medio que estiman”, señalan fuentes bursátiles.

Una opción esta última de la que ha sacado muy buena tajada Indumenta Pueri desde que empezó a apostar por las empresas medianas de la bolsa española. Ahí están sus históricas plusvalías de 180 millones de euros con la venta de su participación en MásMóvil. Una operación redonda que permitió ampliar desde 2021 su cada vez más vasto imperio bursátil que ahora consolida con LDA.

Más de mil millones de inversión

Las cuentas del hólding inversor valoraban sus participaciones en cotizadas al cierre de 2022 en 1.057 millones de euros y repartió un dividendo de 9,14 millones de euros a sus accionistas. Cifras que han ido in crescendo en un buen año bursátil en 2023 (el Ibex ganó un 22%) y en lo que va de 2024 en el que el selectivo acumula un avance del 12%.

“Se trata de un inversor paciente, que sabe esperar su oportunidad. Ejerce de inversor estable, en empresas que han sido muy castigadas o con potencial de crecimiento. Por lo tanto, es un inversor deseado por las empresas, porque no mete presión a los gestores y tiene vocación de largo plazo. Dicho de otra manera, no es nada conflictivo”, señalan fuentes del sector sobre los dueños de Mayoral.

La lista de participadas es muy larga. Además de LDA; Indumenta Pueri cuenta con participaciones de alrededor del 8,5% en Unicaja y del 5% de Rovi entre las compañías del Ibex 35. Dos valores que acumulan subidas de casi el 50% y el 60%, respectivamente, en lo que va de este año. En el mercado continuo la lista es muy amplia y se extiende por prácticamente todos los sectores, con paquetes de al menos el 5%.

Miquel i Costas, Adolfo Domínguez, Opdenergy (otras de las compañías envueltas en una OPA), Audax, Faes Farma o Global Dominion cuentan con participaciones significativas del grupo malagueño, un especialista en sacar partido a los que podríamos denominar como “situaciones especiales” en bolsa.

Artículos relacionados