BOLSA

Iberpapel despliega todas sus velas

Las ex­pec­ta­tivas de unos pre­cios altos y sos­te­ni­bles de la ce­lu­losa du­rante los pró­ximo cuatro años, im­pul­sados por la alta de­manda, están sir­viendo de pa­lanca a la co­ti­za­ción de Iberpapel. La com­pañía acu­mula este año una re­va­lo­ri­za­ción del 7% que suma a cerca del 40% de ren­ta­bi­lidad al­can­zado en 2023.

Una vez que el exceso de inventarios se ha depurado casi por completo, se encuentra en niveles históricamente bajos, ahora cabe esperar que el incremento de la demanda previsto sobre todo en China y Europa el camino se encuentra despejado para el sostenimiento de los precios.

De hecho, Iberpapel ya ha observado en el primer trimestre una mejoría notable en los índices de producción sectorial en comparativa con la contracción experimentada en igual período del pasado ejercicio. Todo ello sin que los precios hayan alcanzado todavía el récord histórico alcanzado en el primer trimestre de 2023.

Un escenario favorable que ha apuntalado el beneficio de Iberpapel en cerca de 4 millones de euros entre enero y marzo, pese a que la cifra de negocios se ha visto mermada en un 12,7%, hasta los 62,11 millones de euros. Buena culpa de ello la ha tenido la contracción del 35% experimentada por la venta de la electricidad debido a precios atípicamente bajos que han impedido mantener en marcha las cogeneraciones durante gran parte de este período.

El grupo cuenta, además, con altos niveles de caja, casi la mitad de su capitalización bursátil, que facilitan su plan de inversiones y justifican una atractiva valoración. Si supera la dura resistencia que encuentra ahora sobre los 19,5 euros por acción, los expertos técnicos auguran nuevos avances hacia los 22,2 euros por acción, lo cual supondría un potencial adicional del 10% en el corto y medio plazo.

Artículos relacionados