FUNDACIONES

Fundación Mutua advierte del acoso escolar

Fundación Mutua Madrileña alerta de los signos y sín­tomas que pueden llevar a pensar que un niño está su­friendo bull­ying. En co­la­bo­ra­ción con el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid y la Policía Nacional los da a co­nocer con mo­tivo del Día Internacional contra el Acoso Escolar que se ce­lebra el 2 de mayo, según in­formó la Fundación en una nota.

Tristeza y decaimiento; desinterés y apatía; ansiedad y estrés; falta de sueño y apetito; dolores de cabeza y estómago; y peor rendimiento escolar, son los seis signos principales, o sintomatología frecuente, que ha identificado junto al Colegio Oficial de la Psicología de Madrid y que ha reunido en una creatividad para ayudar a su difusión.

La Fundación Mutua Madrileña apoya, dentro de su área de Acción Social, el desarrollo del programa “Acoso entre iguales”, que lleva a cabo en la Comunidad de Madrid en virtud de un convenio firmado con la Consejería de Educación de la región y el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid. La iniciativa tiene como objetivo paliar los efectos del acoso escolar en la salud mental de las víctimas y favorecer su proceso de recuperación psicológica.

En virtud de este acuerdo, profesionales del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid realizan intervención psicológica, a través de sesiones individualizadas, a niños y niñas víctimas de acoso escolar.

La Fundación Mutua Madrileña, por su parte, financia el desarrollo de este programa de atención dentro de su área de acción social, que cuenta con una línea de trabajo específica, desde 2015, en materia de lucha contra el bullying a través de acciones de prevención en colegios de toda España e iniciativas de sensibilización social. Con la implementación de esta línea de acción pasa también a prestar apoyo directo a estas jóvenes víctimas, como ya hace con sus programas de ayuda a mujeres maltratadas.

Según datos extraídos del III Estudio sobre el bullying según los afectados realizado por la Fundación Mutua Madrileña y la Fundación ANAR, un niño o adolescente que sufre acoso escolar tarda 13 meses en contárselo a alguien y pedir ayuda, algo más de un tercio (34,2%) se lo oculta a sus padres (y el 25 por ciento de los que padecen ciberbullying) y el 94% de los niños y adolescentes que sufren acoso desarrollan problemas psicológicos (ansiedad, depresión y miedo permanente).

Artículos relacionados