Los grandes in­ver­sores de la com­pañía se re­tratan en la Junta General 2024

Iberdrola repartirá 11.000 millones en dividendos en tres años entre sus accionistas

La eléc­trica con­sigue el res­paldo al plan de in­vertir 41.000 mi­llones hasta 2026

Galán, en la Junta General de Iberdrola 2024.
Galán, en la Junta General de Iberdrola 2024.

Ignacio Sánchez Galán ha ci­frado en 11.000 mi­llones de euros el ob­je­tivo de di­vi­dendo acu­mu­lado para los ac­cio­nistas de Iberdrola en los pró­ximos tres años; equi­va­lente a más de 0,6 euros por ac­ción. El pre­si­dente de la eléc­trica ex­puso el cre­ci­miento en la ca­pi­ta­li­za­ción ob­te­nida como con­se­cuencia de su ges­tión y se mostró “orgulloso de que esta com­pañía esté en má­ximos his­tó­ricos de ca­pi­ta­li­za­ción, va­lemos 80.000 mi­llones de eu­ros, más que todas las ener­gé­ticas es­pañolas jun­tas, más que ban­cos”, dijo.

Tras las reuniones mantenidas en las vísperas de la junta con los principales fondos y asesores de voto internacionales, la asamblea de accionistas celebrada en Bilbao fue un ‘paseo militar’ para Galán y su consejo, que consiguieron más del 90% de respaldo a todas sus propuestas incluida la subida de sus remuneraciones.

El presidente de la eléctrica subrayó el apoyo de los accionistas (institucionales) a la gestión y no dudó en destacar la presencia en la junta del jeque Sheikh Abdulla bin Mohammed bin Saud Al-Thani, presidente de Qatar Investment Authority (QIA), principal accionista de Iberdrola con el 8,69% del capital. Tras los inversores qataríes, los principales accionistas de Iberdrola son la estadounidense BlackRock (5,39%); y el fondo soberano de Noruega, Norges Bank, con el 3,116% de las acciones.

Tan solo las reivindicaciones sindicales que reclaman la “recuperación del 15% del poder adquisitivo que ha perdido la plantilla” (según sus cifras) fueron el contrapunto al mensaje oficial de la eléctrica.

Galán destacó ante la junta general las bondades de la estrategia que ha permitido a la compañía convertirse en “una de las mayores eléctricas del mundo” para añadir que “las inversiones que estamos realizando, la diversificación geográfica, la solidez financiera y el equipo son las bases para seguir creciendo y seguir dando beneficios”.

En esa línea, el primer ejecutivo de la eléctrica aseguró que los resultados del primer trimestre de este año “reflejan más de 1.700 millones de beneficio neto, el mayor de nuestra historia en un trimestre no solo por la desinversión parcial en Mexico sino también por el desarrollo operativo”. Para asegurar, a renglón seguido, que “los beneficios los vamos a seguir invirtiendo”.

Apoyo a las inversiones

Iberdrola tiene en marcha un plan estratégico hasta 2026 que incluye inversiones por valor de 41.000 millones de euros centrado en redes (recibirá dos tercios del presupuesto, 21.500 millones de euros) y energías renovables. Por mercados, las grandes partidas se distribuirán entre Estados Unidos (35%), Reino Unido (24%), España (14%) y México y Brasil (15%).

Al crecimiento en energías renovables, donde Iberdrola se sitúa como líder mundial destacado, dedicará 15.500 millones de euros, incluido almacenamiento. “En EEUU vamos a invertir, sobre todo, en redes de transporte y distribución”, aseguró el presidente de Iberdrola, que dedicará 10.000 de los 13.000 millones de euros presupuestados en su plan estratégico a este negocio. “El 60% de las inversiones irá a redes eléctricas, pero se trata de activos de redes regulados con retribución asegurada, tenemos 54.000 millones con retorno asegurado en los próximos años”, dijo.

“En renovables, Iberdrola terminará a fines de año el primer gran parque eólico offshore, el primero que se construye en ese país”, avanzó. “También en el Reino Unido vamos a seguir la misma senda de crecimiento terminando algunos parques que tenemos en construcción”.

Precisamente la energía eólica marino (offshore, según la denominación del sector) es una de las tecnologías en las que Iberdrola mantiene un fuerte crecimiento tanto en Estados Unidos como en el reino Unido y Alemania proyectos que una vez entren en funcionamiento, “serán 17.000 mill que también tendrán el retorno asegurado porque ya está vendida su electricidad”, concluyo Galán.

Artículos relacionados