A los grandes fondos les en­canta la ope­ra­ción del BBVA: al­gunos se están "forrando"

La OPA al Sabadell calienta la Bolsa con más de 2.600 millones 'movidos' en 10 días

Un 11% del ca­pital del banco ca­talán ha cam­biado de manos desde el 29 de abril

Josep Oliú y César González-Bueno, Sabadell.
Josep Oliú y César González-Bueno, Sabadell.

La ofen­siva de BBVA sobre Banco Sabadell, pri­mero de forma amis­tosa y fi­nal­mente a través de una OPA hostil que va­lo­raba a la se­gunda en­tidad en 11.500 mi­llones de eu­ros, pro­voca ex­tra­or­di­nario mo­vi­miento de los grandes in­ver­sores ins­ti­tu­cio­nales en ambos va­lo­res. Desde que el 29 de abril tras­cen­dieron las con­ver­sa­cio­nes, con­jun­ta­mente los dos bancos han mo­vido ac­ciones en bolsa por valor de 2.600 mi­llones de eu­ros. Más im­por­tante ha sido el cambio de la ca­pi­ta­li­za­ción. Al BBVA le ha cos­tado 6.950 mi­llones y el Sabadell ha ga­nado 600 mi­llo­nes.

Se trata de cifras extraordinarias, sobre todo en el caso de Sabadell. En ocho sesiones, se ha movido nada menos que el 10,8% de la entidad que preside Josep Oliu. Una cifra estratosférica que refleja las expectativas que ha levantado el ataque de BBVA. El dinero ha entrado con fuerza inusitada en el valor al calor de una oferta de resultado enormemente incierto, pero que puede cambiar el futuro del sector financiero español.

Los inversores han movido casi 600 millones de títulos de Sabadell desde que BBVA comunicó su interés en la entidad. La contratación ha sido altísima tanto en los días de grandes subidas (en torno a un 7% entre el 30 de abril y el 2 de mayo) o en la corrección de más del 4% que siguió al rechazo de la oferta por parte de la entidad catalana, que está viviendo días de locura en el parquet.

“Hay quien no estaba en el valor y ha entrado a saco buscando la plusvalía que generaría una mejora de la oferta de BBVA. Y otros que han realizado beneficios en Sabadell después de una subida histórica de más del 70% en 2024 que se amplía a más del 100% en los últimos 12 meses. Los fondos que han permanecido estables en los últimos trimestres han hecho unas plusvalías extraordinarias”, señalan en un gran bróker nacional.

La rotación de títulos de Sabadell es extraordinaria. Cualquier corrección como la de los días 7 y 8 de mayo ha sido aprovechada por los fondos para volver a entrar en el valor. Los grandes inversores ven que hay poco o nada que perder en Sabadell, que aunque ha agotado en estos últimos meses gran parte de su potencial alcista se va a ver sostenido en bolsa por el impacto de OPA que amenaza con prolongarse mucho en el tiempo.

Pagar en efectivo

Aunque los analistas cuestionan los números de la operación -creen que BBVA deberá ser más generoso y pagar parte de la oferta en efectivo- son muchos los accionistas institucionales que ven razonable la OPA. Sobre todo, aquellos con mucha antigüedad en el capital que entraron cuando allá por 2020 el valor capitalizaba menos de 2.000 millones de euros. Ahora la entidad vale cerca de 10.200 millones de euros.

“El sector bancario sigue con el viento de cola, pero eso no quiere decir que en algún momento se cruce algún cisne negro en el camino como ocurrió con Credit Suisse en 2023. Los tipos de interés empezarán a bajar en junio, y es impensable que la banca española pueda repetir el rally de los últimos cuatro años. Para muchos fondos con muchas plusvalías acumuladas en Sabadell, la OPA es una buena oportunidad de hacer caja”, señalan fuentes bursátiles.

En BBVA, las cifras de contratación son también espectaculares. Desde el 29 de abril han rotado más de 150 millones de acciones por un valor superior a los 1.500 millones de euros. El banco, cuya OPA se enfrenta a la oposición frontal tanto de Sabadell como del Gobierno, está siendo duramente castigado en bolsa. Ha reducido la ganancia anual al 22%, por debajo del 26% que sube la media de los bancos españoles en 2024.

Artículos relacionados