La ren­ta­bi­lidad por di­vi­dendo se sitúa en torno al 5%

Acerinox se apoya en sus fundamentales para recuperar la confianza

El con­senso del mer­cado fija su precio ob­je­tivo sobre los 13,6 euros por ac­ción

Acerinox.
Acerinox.

La alta ines­ta­bi­lidad que re­gistra la co­ti­za­ción de Acerinox en los úl­timos meses des­con­cierta a sus ac­cio­nistas ya los ope­ra­do­res, que no tienen claro a qué carta que­darse. Desde fi­nales del pa­sado año, el valor se vmueve en un am­plio rango la­teral entre los 9,5 y los 10,5 euros por ac­ción. Buena culpa de ello la tienen sus de­cep­cio­nantes re­sul­tados en 2023. El grupo si­de­rúr­gico cerró el ejer­cicio con un be­ne­ficio de 228 mi­llones de eu­ros, un 59% por de­bajo de los 556 mi­llones de euros con­ta­bi­li­zados un año an­tes.

No obstante, también es cierto que ha logrado una significativa reducción de su apalancamiento en cerca de 100 millones de euros al situar su deuda financiera neta en 341 millones de euros, con una ratio de 0,49 veces.

La compañía, además, ha destinado 150 millones euros a la retribución al accionista, lo que sitúa su rentabilidad por dividendo en torno al 5%, lo que junto a un PER de poco más de 11 veces y su capacidad para generar cash la hacen especialmente atractiva por fundamentales.

Una de cal y otra de arena en su actividad internacional

La principal preocupación ahora mismo es el posible cese de la actividad de su planta de Malasia ante la sobrecapacidad de la zona y las dificultades para obtener beneficio. Para ello ha realizado el máximo deterioro de activos en Bahru, 156 millones (del orden del 6% de su capitalización), y una provisión de 6,8 millones de euros. A ello se suman importantes temas por resolver como es el conflicto con los trabajadores en su planta de la bahía de Cádiz.

Por el contrario, su negocio en Estados Unidos marcha a buen ritmo marcado por el acuerdo de adquisición de Haynes International, empresa de aleaciones especiales, que podría estar completada en el último trimestre del ejercicio si se cumplen los plazos previstos. Una operación que fortalece su diversificación geográfica y que generará importantes sinergias.

Para este año, aunque persisten las incertidumbres geopolíticas y la sobrecapacidad en Asia, la acerera confía en una recuperación de la demanda conforme los inventarios se han ido situando en niveles más razonables. Los analistas recuerdan que el consumo aparente en Europa experimentó un descenso del orden del 20%, en gran medida por el reajuste de inventarios de los distribuidores.

Un balance general que permite a los analistas mantener su optimismo respecto a su valor en Bolsa. Solo en las dos últimas semanas, la acción ha recuperado un 7% de su precio para reducir su caída acumulada en el año a la mínima expresión.

Los analistas mantienen sus buenas recomendaciones

De este modo, el mercado recoge con cierta satisfacción las últimas valoraciones realizadas por los analistas, pero a que estos se muestran cada vez más prudentes. En este mes de marzo, Citigroup, por ejemplo, ha recortado su estimación de precio objetivo sobre Acerinox a 13 euros por acción. Aun así, esta estimación le confiere un potencial alcista superior al 25% desde su actual cotización de mercado.

Deutsche Bank, por su parte, también ha reducido recientemente su valoración objetivo de 16 a 15 euros por acción, pero en cambio considera que todavía tiene un amplio recorrido de más del 40% de subida.

Ambas firmas recomiendan “sobreponderar”. Una favorable perspectiva que comparte el consenso del mercado. La media de la valoración razonable de las grandes casas de análisis que siguen al valor se sitúa en torno a los 13,6 euros por acción. Un atractivo asentado en unos muy buenos fundamentales.

Desde el punto de vista técnico, el valor ha consolidado un importante suelo sobre los 9,5 euros por acción desde donde ha iniciado una nueva fase alcista que ahora deberá confirmar con la superación de su siguiente barrera técnica sobre los 10,6 euros. De superar este techo, su perfil mejoraría notablemente para alcanzar niveles que no se veían en tres lustros.

Artículos relacionados