La en­tidad pre­si­dida por Ana Botín pre­senta múl­ti­plos muy atrac­tivos

Banco Santander despierta el apetito de los inversores y la confianza de los analistas

El con­senso del mer­cado fija su precio ob­je­tivo en torno a los 5 euros por ac­ción

Banco Santander.
Banco Santander.

Las ac­ciones del Banco Santander se han desatado. Solo en lo que va de año acu­mulan una re­va­lo­ri­za­ción del 20%, lo que está obli­gando a los ana­listas a re­plan­tearse sus pre­vi­siones de po­ten­cial para el con­junto del ejer­ci­cio. En este mes de marzo, HSBC y Jefferies, entre otros, han me­jo­rado las es­ti­ma­ciones de precio ob­je­tivo de la en­tidad pre­si­dida por Ana Botín.

Aunque sus estimaciones de crecimiento son relativamente modestas para los próximos, por debajo del doble dígito, lo cierto es, aseguran los expertos, que parte de una base bastante alta mientras la acción cotiza a múltiplos realmente atractivos.

Los expertos de la firma británica han elevado recientemente el precio objetivo del Banco Santander de 4,2 euros a 4,9 euros por acción, lo cual supone un potencial alcista de algo menos de un 10% desde su actual precio de mercado a expensas de que ponga en evidencia el valor de sus activos, en especial ante el reto que supone el negocio en Estados Unidos.

Una valoración que otros expertos consideran que pronto se va a quedar obsoleta. Creen que la cotización se verá impulsada en función de la mejora de la ganancia por acción (EPS) en los próximos trimestres en medio de unas previsiones moderadas de recortes de tipos de interés y el impulso de los ingresos, así como la mejor gestión de los costes.

Alto potencial alcista para la acción

En este sentido, los analistas de Jeffries y Barclays también han mejorado en estas últimas semanas su recomendación sobre la entidad española de mantener a comprar Ambas firmas han mejorado su valor razonable desde 5 a 5,1 euros desde 4,5 euros 5,30 euros por acción, respectivamente. Valoraciones que implican un potencial alcista del orden del 15%.

Este movimiento al alza de las recomendaciones sobre el Banco Santander viene a dar la razón a las previsiones apuntadas a principios de ejercicio por los expertos de Renta. La firma española incluía en su cartera de valores favoritos al Santander con una recomendación de sobreponderar y un precio objetivo de 5,67 euros por acción.

Los analistas de Renta 4 ponían así en valor la diversificación geográfica; que supone una clara ventaja competitiva con un efecto muy positivo en volúmenes, en especial en emergentes; y un modelo de negocio centrado en el crecimiento en el segmento” retail” y la exposición a negocios globales con foco en pagos y banca de inversión.

Un modelo bancario rentable y sostenible

En sus previsiones juega además un papel relevante la constante mejora de la rentabilidad y de la sostenibilidad que posiciona al banco entre los mejores del sector en Europa. Una perspectiva confirmada por su presidenta Ana Botín en la junta general en la que mostró su confianza para cerrar un ejercicio en 2024 bastante mejor que el cerrado el año pasado con la previsión de destinar más de 6.000 millones de euros en dividendos en efectivo y recompra de acciones con cargo a los resultados 2024.

Factores que estarían explicando en buena medida la importante revalorización de las acciones del Banco de Santander que casi han duplicado su precio desde el pasado mes de agosto, cuando vivieron su peor momento desde la pandemia ante los riesgos de recesión económica mundial por aquel entonces. Algo que ha cambiado radicalmente.

En este sentido, cabe esperar una progresiva mejora de las valoraciones de las grandes casas de análisis en las próximas semanas que, según Reuters, mantienen una valoración media del orden de los 5 euros por acción, con un consejo generalizado de comprar o sobreponderar con unas calificaciones por encima del resto del sector.

Artículos relacionados