Coloquio Fundación Naturgy-IESE: los fon­dos, adap­tados a re­cibir menos re­torno por sus in­ver­siones

Expertos instan a acelerar las energías renovables para lograr los 11.000 GW en 2030

Reclaman a Bruselas am­pliar las redes de trans­porte y las in­ter­co­ne­xiones entre países

Coloquio Fundación Naturgy.IESE.
Coloquio Fundación Naturgy.IESE.

Expertos in­ter­na­cio­nales han ins­tado a ace­lerar el desa­rrollo de las ener­gías re­no­va­bles, si se quieren cum­plir los ob­je­tivos mar­cados de llegar en 2030 a los 11.000 GW de po­tencia ins­ta­lada y man­tener el in­cre­mento de la tem­pe­ra­tura global por de­bajo de los 2 grados cen­tí­grados res­pecto a los ni­veles prein­dus­triales del acuerdo de París. “Estamos en un punto crí­ti­co”, ha afir­mado el di­rector ge­neral de la Agencia Internacional de Energías Renovables, Francesco La Camera.

“El objetivo es alcanzar en 2030 los 11 teravatios y hay que ser ambiciosos en este terreno”, ha apuntado el directivo de la IRENA en unas jornadas organizadas por la Fundación Naturgy, con el IESE, sobre la Transición energética y el desarrollo de las energías renovables. La Camera ha instado, por tanto, a acelerar de forma urgente la apuesta por las energías verdes para cumplir los compromisos de París.

“En la transición energética, hemos demostrado que el objetivo de los 1,5 grados centígrados del acuerdo de París, en principio, es asumible, pero necesitamos un cambio urgente y una corrección del curso”, ha señalado.

El responsable de la IRENA ha insistido en que los países disponen de un tiempo limitado para conseguir los resultados que se necesitan, y “debemos esforzarnos como sea, pues vamos con retraso. El único mensaje positivo es ver la realidad. Todavía podemos hacerlo, pero debemos reaccionar”.

Objetivo, llegar a los 11.000 GW

Para llegar a la cifra de los 11.000 gigavatios en 2030 es preciso, según el mensaje lanzado por La Camera, ampliar el espectro de las renovables y no contar solo con la energía eólica y la solar, sino todas las tecnologías, incluida la apuesta por el hidrógeno verde.

En el contexto europeo, ha señalado que Bruselas necesita por su parte aumentar la capacidad de transporte y las interconexiones entre países porque de, no ser así, Europa no va a lograr los compromisos de 2030. Asimismo, ha expuesto que deber ir reduciéndose la participación de los combustibles fósiles.

Tal y como ha subrayado, el desarrollo de las energías verdes es bueno para las economías de los países, el entorno, y el cambio climático pero también hacen falta aspectos muy importantes como unas buenas infraestructuras que permitan el intercambio de energía, una capacidad instalada suficiente, un buen entorno regulatorio y una buena política.

El papel de las instituciones financieras

El representante de la IRENA ha destacado igualmente el papel que deben jugar las instituciones financieras multilaterales en este terreno. “Los organismos financieros internacionales deben reforzar los sistemas en África porque los países no pueden hacerlo por sí solos. “Si Europa no hubiera recibido ayuda del Plan Marshall, Europa no estaría ahora como está. Por tanto, las instituciones financieras multilaterales deben reforzar los sistemas en África”, ha señalado.

En este sentido, considera esencial la colaboración con África y el Sudeste Asiático para que los países africanos se sientan integrados. “Hay problemas para invertir en África pero si queremos que África se desarrolle debemos ayudarles. Hay que trabajar en las infraestructuras e invertir en su desarrollo”.

El responsable mundial de Energías Renovables de EY, Arnaud De Giovanni, ha señalado por su parte que los inversores se están adaptando a recibir retornos más bajos en las inversiones que realizan en proyectos de renovables y que están entrando nuevos. Ha coincidido igualmente en la necesidad de “acelerar” el despliegue mundial de las energías verdes si se quiere alcanzar los 11 teravatios de capacidad renovable al final de la presente década.

Unos de los países que está avanzando mucho es India, donde han entrado varios fondos de inversión y otros se lo están planteando. El problema que tiene este país es que debe reducir mucho su energía convencional lo que va a llevar tiempo descolgarse por ejemplo del uso del carbón.

De Giovanni ha valorado el papel de España como líder mundial en energías renovables, siendo el quinto país con más potencia eólica instalada, el octavo país en solar a nivel mundial y el segundo en Europa.

Reynés, sobre el trilema energético

En la presentación de las jornadas, el presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha puesto en valor la importancia del "trilema energético" para alcanzar los objetivos de la transición energética.

Reynés destacó que en su sector se cuenta con la "importante misión" de "tratar de ofrecer energía a los clientes de la mejor manera", para lo que debe haber "un equilibrio entre tres objetivos importantes", lo que se denomina el trilema energético.

Señaló que el primer objetivo pasa por asegurar el suministro energético, "lo que significa que cada uno debe tener acceso a la energía de una manera muy estable y asegurar que la energía está garantizada".

Esta meta debe estar acompañada de otra igual de importante como es "avanzar en la descarbonización", ya que "no hay ninguna duda de que se debe hacer algo para luchar contra el cambio climático", dijo.

El trilema se completa con la necesidad de que ese suministro y esa apuesta por la sostenibilidad sea a unos precios "adecuados" para la energía, surayo, antes de destacar que Naturgy, con 180 años de historia, está "muy comprometida" con estos objetivos y ha demostrado su "resiliencia" a lo largo de toda su historia, "transformándose a través de los años". "La energía es nuestro negocio y la transformación es realmente nuestra alma", dijo.

Artículos relacionados