Las hi­po­tecas con re­vi­sión anual en abril serán mucho más ba­ratas que en 2023

El Euríbor más irregular de abril rebaja la letra mensual de los hogares

La com­pa­ra­ción desde junio a no­viembre se hará con tipos su­pe­riores al 4%

Hipotecas OCU.
Hipotecas OCU.

Después de una larga tra­vesía del de­sierto de 28 me­ses, el Euríbor va a em­pezar a ali­viar la carga de la letra men­sual a los hi­po­te­cados que re­visen su prés­tamo anual­mente. A falta de los úl­timos datos dia­rios para el cierre del mes de abril, la media men­sual del ín­dice hi­po­te­cario más uti­li­zado se sitúa en el 3,701%, li­ge­ra­mente por de­bajo del 3,718% de marzo y cla­ra­mente in­fe­rior al 3,757% de abril de 2023. A pesar de los con­ti­nuos ban­dazos del Euríbor, lo mejor está por lle­gar.

El mes de abril está dejando pistas muy jugosas sobre el futuro inmediato del Euríbor. La irregularidad es extrema en las últimas semanas, en las que el índice se ha movido en una franja muy amplia entre el 3,64% y el 3,74% en tipo diario. Por lo tanto, ha llegado a subir con claridad respecto a marzo antes de volver a emprender la cuesta abajo hacia los niveles del 3,70%. Pero ayer volvió a dar el susto saltando hasta el 3,728%, en una demostración de que no se puede hablar de forma concluyente de cambio de tendencia.

Los expertos opinan

Desde HelpMyCash consideran que "el euríbor de abril apenas ha variado en comparación con el mismo mes del año pasado, cuando se situaba en el 3,757%. Según sus expertos, esto supone un alivio “simbólico” en la cuota de aquellos hipotecados a tipo variable que tengan revisión anual.

Según Miquel Riera, su analista de hipotecas, “para una hipoteca media de 150.000 euros a devolver en 25 años, con un interés de euríbor más 1% y revisión anual, las cuotas bajarán de casi 856 a poco más de 851 euros; casi cinco euros menos al mes y cerca de 55 euros al año”.

Quienes tengan revisión semestral, por su parte, verán una baja importante en la cuota de su hipoteca, puesto que el euríbor cotizaba en el 4,160% en octubre de 2023.

El mismo efecto que la deuda

El Euríbor está acusando los mismos nervios que los precios de la deuda ante un escenario de tipos de interés muy incierto. Está teniendo que cotizar que la rebaja del precio del dinero no llegará hasta el próximo mes de junio y, sobre todo, que lo que venga después llegará a una velocidad menor a la que se preveía cuando empezó 2024. En este escenario, los movimientos arriba y abajo son muy bruscos.

Con estas cartas sobre la mesa, los expertos sacan al menos una lectura positiva del mes, que es el hecho de que parece que ya se ha visto el techo del Euribor este año. “El actual 3,7% parece un techo claro si no pasa nada muy raro, totalmente inesperado. No tiene sentido que se vaya más arriba si se confirma la rebaja de tipos de 25 puntos básicos de junio, y eso significa que debería relajarse a partir de ahora. Otra cosa es a qué ritmo”, señala un veterano analista.

Un camino cada vez más despejado

En cualquier caso, los españoles que se reparten alrededor de cuatro millones de hipotecas variables empiezan a ver el camino más despejado. Aunque el Euribor no ha cumplido con las expectativas de relajación que el consenso de analistas establecía cuando empezó 2024 (ha subido en febrero y en marzo), lo cierto es que en los meses que vienen por delante la comparación con los datos del año pasado va a ser más favorable.

Hay que tener en cuenta que en mayo de 2023 el Euríbor cerró en el 3,86%. Fue el último mes antes del salto por encima del 4%. Entre junio y noviembre, el índice cerró en una banda entre 4,007% y el máximo del 4,16% de octubre. Por lo tanto, si se consolida en los actuales niveles o empieza a bajar suavemente como la mayoría de los expertos pronostica, las hipotecas con revisión anual van a sentir un importante alivio.

El mismo que ya están experimentado las que se revisan semestralmente. Oro molido para los hogares, que durante dos años largos han tenido que reajustar sus economías para soportar el encarecimiento de la letra mensual de la hipoteca.Algunos de ellos han podido amortizar total o parcialmente sus préstamos para reducir el impacto; otros, han tenido que renegociar las condiciones y los plazos para hacer frente a los pagos. De momento, el impacto de la rebaja provisional del euribor en abril no va más allá de los cinco euros que se ahorrarán las familias en la letra mensual.

Artículos relacionados