OPINIÓN

Desestacionalizar las cifras del paro y analizar los precios de las exportaciones

Las ci­fras úl­timas con­firman la buena evo­lu­ción de la eco­nomía es­pañola

Carlos Cuerpo, ministro de Economía.
Carlos Cuerpo, ministro de Economía.

El mi­nistro de Economía, Carlos Cuerpo Caballero, ha sub­ra­yado el buen com­por­ta­miento de las ci­fras del paro del primer tri­mes­tre, una vez deses­ta­cio­na­li­za­das; es de­cir, eli­mi­nando el com­po­nente es­ta­cional como es obli­gado hacer en cual­quier serie de datos tem­po­ra­les. En el primer tri­mestre del año se ha re­gis­trado sis­te­má­ti­ca­mente una caída del em­pleo y de ahí la ne­ce­sidad de co­rregir ese com­po­nente es­ta­cional para ana­lizar co­rrec­ta­mente la evo­lu­ción o ten­dencia de la serie

Corregida la estacionalidad las cifras de empleo y paro son positivas y no negativas por lo que se refiere a su evolución en el medio y en el largo plazo y, en consecuencia las opiniones negativas sobre la evolución del empleo en España en el primer trimestre del año 2024, tanto las voceadas por la oposición como las anunciadas por TVE (¿Quién controla los comentarios económicos?) ofrecen un mensaje distorsionado de un dato tan sensible como es el empleo, lo que contribuye a confundir a la ciudadanía.

En el caso de las exportaciones sucede otro tipo de anomalía. Las cifras totales en euros, pero no en volumen, registran un descenso interanual en los primeros dos meses del año del 2,8 por ciento. La razón de este descenso es debida a la caída de los precios de los hidrocarburos tanto de los que España compra en el exterior, gas y petróleo, como los productos refinados que exporta España. No se compran menos mercancías ni tampoco se venden menos productos refinados. Solo sucede que valen menos cuando se contabilizan en euros.

En definitiva, ni crece el paro ni se contraen las exportaciones sino que sencillamente los analistas cuando comentan las cifras no se molestan mucho sobre cómo deben tratarse.

Medidas en euros las exportaciones, 61.978,1 millones de euros, correspondientes a Enero y Febrero de 2024, han caído un 2,8%. sobre el valor que se reflejaron en los dos primeros meses de 2023 pero a la vez son más del 60% de las registradas en los dos primeros meses del primer año del último decenio, es decir el 2005; también son superiores en un 33% a las de los dos primeros meses de 2019, año anterior a la pandemia. La apertura de la economía española medida por la evolución de sus exportaciones continúa ampliándose.

Este avance de las exportaciones ya no se concentra exclusivamente en Cataluña y el País Vasco sencillamente porque los mayores incrementos de ventas al exterior corresponden a provincias interiores como Palencia y Valladolid. avance que responde al comportamiento incontenible de las ventas de automóviles con Francia como primer destino. ¿no es ésta una España desconocida?

También se olvida que Cataluña vende al exterior un 26% de las exportaciones españolas frente a un 12% de la Comunidad de Madrid. Cataluña no nos roba, sino que contribuye a la solvencia de España con el resto del mundo.

Finalmente, en estos dos primeros meses del año 2024 se ha vuelto a agrandar el déficit comercial con China que ha pasado de 5,427 millones de euros en 2023 a 6.640 millones en 2024. Un déficit superior al déficit total registrado por España en ese periodo que fue de 6,421 millones de euros. No todo es sin embargo negativo por lo que se refiere al déficit.

En efecto, en los dos primeros meses del 2024 se ha conseguido reducirlo en un 5,3%. respecto a los dos primeros meses de 2023 a la vez que la tasa de cobertura exportación- importación ha subido al 91,1%. solo superada en el pasado decenio por la registrada en enero febrero de 2021, el 93,9%, cuando el valor de las importaciones se desplomó en un 10%

En el primer trimestre de 2024 se mantiene el empleo y también la apertura al exterior a la vez que se corrige el déficit comercial total y se incrementa el déficit comercial con China. La Bolsa de Valores, por su parte, sigue a lo suyo. El ánimo de los inversores no decae mientras el coste de emitir deuda pública se abarata. ¿Un país con un declive económico que, sin duda, repercute en la salud material de sus ciudadanos? ¿Quién lo pillara? que dirán muchos.

Artículos relacionados