Antonio Garamendi pro­pone que sean los tra­ba­ja­dores los que pa­guen las co­ti­za­ciones al re­cibir su nó­mina ín­tegra

El 'infierno fiscal' de España es solo un purgatorio, según la OCDE

Los es­pañoles se dejan el 40% de su sa­lario bruto en im­puestos y co­ti­za­ciones

Informe anual de la OCDE.
Informe anual de la OCDE.

Hacienda y Seguridad Social. A estas dos arcas pú­blicas va casi la mi­tad, algo más del 40%, del sa­lario bruto de los es­pañoles (sobre todo aque­llos sol­teros sin hi­jos); esto es, en im­puestos y co­ti­za­cio­nes. Un por­cen­taje que, según los datos del in­forme anual de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), es su­pe­rior al del resto de países in­te­grantes del or­ga­nismo mul­ti­na­cio­nal, cuya media no llega al 35%; esto es, casi seis puntos me­nos.

Eso sí, entre las grandes potencias España está por detrás de Alemania o Francia en cuanto a costes tributarios y sociales. De esta forma, desde la OCDE vuelven a negar el “infierno fiscal” en España ya que destaca que los costes laborales en España están por debajo de la media en comparación con países como Bélgica, Alemania, Austria, Francia o Italia.

Datos de la carga fiscal sobre los costes laborales que se ha conocido en una semana donde la polémica ha vuelto a saltar al escenario con las declaraciones del presidente de la patronal, Antonio Garamendi, en las que pedía que las empresas ingresaran todo el sueldo a los trabajadores y ya estos fueran los que por su cuenta hicieran los pagos pertinentes a las cotizaciones de la Seguridad Social.

Costes laborales en España

Con estos dato, España se colocaría en el punto número 14 en cuña fiscal o coste laboral incrementando en una posición el puesto que ocupada un año anterior. Una lista liderada por Bélgica, donde a los trabajadores solteros y sin hijos se les retiene el 52,7% de su salario. Es más, los belgas son los únicos que deben transferir a la Administración y la Seguridad Social una suma mayor de su salario bruto de la que reciben en neto.

Tras Bélgica, los países con mayor diferencia entre salario bruto y neto son Alemania, donde se retiene el 47,9%, Austria (47,2%), Francia (46,8%) e Italia (45,1%). Por contra, los países de la OCDE con cuñas fiscales más bajas en 2023 eran Colombia (0%), Chile (7,1%), México (20%) y Nueva Zelanda (21,1%).

El informe de la OCDE refleja también el coste laboral medio, situado en 61.067 euros, siendo Suiza el país con el dato más alto (99.683 euros), mientras que el más bajo correspondía a Colombia (15.558 euros). España, con 59.633 euros, se situaba en el puesto 20 de los 38 países.

Artículos relacionados