BOLSA

Oryzon recupera la fe de los analistas

La ele­vada pro­ba­bi­lidad de que la FDA, el or­ga­nismo nor­te­ame­ri­cano para la re­gu­la­ción de ali­mentos y me­di­ca­men­tos, pueda res­paldar la pro­gre­sión de va­fi­demstat -tratamiento en fase III para el tras­torno lí­mite de la per­so­na­li­dad- ha puesto a Oryzon en el foco de los mer­cados y de los ana­listas des­pués de un débil y vo­látil arranque de ejer­ci­cio.

Se espera que la FDA pueda dar su beneplácito al medicamento en la segunda mitad de 2024, lo que abriría las puertas al laboratorio español a importantes asociaciones estratégicas que servirían para impulsar su crecimiento a corto y medio plazo.

Así lo creen los analistas de Jefferies que en estos días han elevado su estimación de precio objetivo a 2,5 euros por acción, lo cual supone un potencial alcista del orden del 25% respecto a su actual precio de mercado sobre los 2 euros.

La firma neoyorquina calcula un potencial de ventas de más de 1.000 millones de dólares en indicaciones oncológicas. De este modo, el Valor Presente Neto (VPN) combinado por acción de vafidemstat ronda los 2 euros, respaldando en gran medida el actual precio de mercado de los títulos de Oryzon.

Para ello, el medicamento deberá confirmar en su última fase de investigación las buenas sensaciones dejadas en fases previas donde la totalidad de los datos han avalado su eficacia en el tratamiento del TLP, sin dejar eventos adversos asociados. En este sentido, Jefferíes ha aumentado la probabilidad de éxito al 40%.

Sin embargo, la firma también advierte sobre un potencial riesgo de dilución para la cotizada española debido a una necesidad de asegurar fondos hasta 2026, lo que podría resultar en un precio objetivo revisado a la baja del 17%. Oryzon, entre tanto, estaría buscando posibles socios para continuar el desarrollo, un proceso que se aceleraría una vez se vaya despejando el camino regulatorio.

En lo que va de año, los títulos del laboratorio acumulan una revalorización del 7% gracias al rebote experimentado en las últimas sesiones. El valor llegó a tocar mínimos absolutos a principios de marzo en 1,6 euros por acción, donde parece haber encontrado suelo firme. En cualquiera caso, su cotización sigue siendo muy volátil y con una peligrosa tendencia primaria bajista que aún no ha superado.

Artículos relacionados