BOLSA

Los ex­pertos creen que lo peor ya ha que­dado atrás y que hay po­ten­cial al­cista

El sector energético deja atrás los mínimos y se prepara para un potencial 'rally' en bolsa

El Ibex 35 Energía en­ca­dena su racha más larga de subidas del año en el par­quet

Energía eólica renovable (Enel).
Energía eólica renovable (Enel).

Poco a poco, sin hacer ruido, el sector ener­gé­tico es­pañol re­cu­pera el pulso en Bolsa. Hastaeste miér­co­les, que co­rrigió li­ge­ra­mente, el ín­dice Ibex 35 Energía había en­la­zado en abril la serie más larga de subidas con­se­cu­tivas de 2024. Son avances cortos pero con­ti­nuos, que de­mues­tran que los in­ver­sores están to­mando po­si­ciones en plena tem­po­rada de pre­sen­ta­ción de re­sul­tados en un sector du­ra­mente cas­ti­gado por las nuevas pre­vi­siones de tipos de in­terés y que aún pierde cerca de un 2% en lo que va de año.

Lentamente, los campeones nacionales de la energía recuperan el pulso. Los mínimos de febrero han empezado a quedar muy atrás y ahora el índice sectorial se encuentra a medio camino entre aquellos y los niveles de diciembre en los que empezó una dura corrección del 10% que colocó las cotizaciones de buena parte de sus integrantes a niveles atractivos. Algunos de ellos como Repsol o Redeia ya suben con alegría este año.

El resto ha recuperado terreno desde mínimos, pero aún está en territorio negativo en lo que va de año. La peor parte es para las compañías de renovables. Solaria y Acciona Energía son la primera y tercera compañías más castigadas del Ibex 35 en lo que va de año, con descensos de más del 40% y del 30%, respectivamente. Pero en ambos casos las cotizaciones se han estabilizado en las últimas semanas, en las que la presión vendedora ha remitido mucho.

“Estamos viendo como las cotizaciones de las empresas del sector más castigadas han hecho un claro suelo. Solaria y Acciona Renovables no están demasiado lejos de sus mínimos del año, pero la sensación es la de que no hay ya potencial bajista. La razón es que el mercado ya ha cotizado el peor escenario de que los tipos de interés bajarán 25 puntos básicos en junio para luego seguir cayendo a ritmo lento”, señala un analista del sector.

No será tanto al final

Por lo tanto, aunque no se debe esperar una reacción briosa en el actual escenario, tampoco parece probable que las compañías de renovables puedan caer mucho más. Lo mismo ocurre con Enagás, que ha rebotado desde los mínimos de marzo por debajo de los 13 euros y en la que muchos inversores se anticiparon con compras a unos resultados buenos en el primer trimestre, con alza del beneficio neto de 19,5%. Ahora está consolidando posiciones.

Es un caso similar al de Iberdrola, que venía de cinco subidas consecutivas y que este miércoles recibió los resultados sin cambios. La cotización se ha instalado por encima de los 11,5 euros, claramente por encima ya de los mínimos del año de 10,40 euros de febrero. La compañía ha elevado sus estimaciones de beneficios para 2024 por encima de los 5.000 millones de euros. De momento, está muy cerca de volver a positivo en bolsa en 2024.

A la espera de que avance la temporada de resultados (Repsol presenta hoy jueves, Redeia el 30 de abril y Naturgy el 1 de mayo), el sector va cogiendo impulso. En el caso de Repsol, viene de corregir con fuerza en las últimas dos semanas desde máximos históricos. Se ha tomado un descanso que le otorga un potencial alcista cercano al 20% a los ojos de los analistas. Citi cree que su única energética española con recomendación de compra se seguirá beneficiando del impacto en el precio del petróleo de las tensiones geopolíticas en Oriente Medio.

Con Naturgy resucitada en bolsa de la mano de la posible OPA de Taqa, al sector se le abre un nuevo camino en bolsa y la posibilidad de convertirse en un relevo fiable de la banca (la gran estrella en el parquet con una subida cercana al 30% en 2024) de cara a los próximos meses. No se debe esperar un rally en un escenario de tipos muy incierto todavía, pero todo hace indicar que lo peor ha pasado ya.

Artículos relacionados