La ener­gé­tica man­tiene un apa­lan­ca­miento de 45.000 mi­llo­nes, uno de los más altos del Ibex 35

Galán (Iberdrola) reconoce que los clientes se pasan del mercado libre al regulado

El pre­si­dente de la eléc­trica prevé unos be­ne­fi­cios para este año de más de 5.000 mi­llones

Ignacio Sánchez-Galán en resultados 1T 2024.
Ignacio Sánchez-Galán en resultados 1T 2024.

El pre­si­dente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha re­co­no­cido este miér­coles ante los ana­listas que el mer­cado eléc­trico es­pañol está cam­biando de­bido a que los pre­cios se han dado la vuelta en el sen­tido de que están ba­jando en las úl­timas fe­chas. Esta si­tua­ción ha hecho que mu­chos clientes se pasen del mer­cado libre (que antes de­fendía como más ba­rato) al re­gu­lado, sin duda mucho más eco­nó­mico. El pre­si­dente de la eléc­trica prevé para final de año unos be­ne­fi­cios de más de 5.000 mi­llones de eu­ros.

En palabras de Galán, esta situación de cambio del mercado libre al regulado no preocupa a la compañía, ya que tienen prácticamente vendida toda la electricidad y disponen de capacidad de almacenamiento cuando el mercado está bajo. “Podemos decir que nuestra base de clientes tiene menos volatilidad que otros competidores”, ha señalado.

El máximo ejecutivo de Iberdrola ha comentado en la presentación de los resultados del primer trimestre que los precios negativos que se están produciendo son circunstanciales pues está habiendo una fuerte aportación eólica y fotovoltaica al sistema, pero que la tendencia es que se irán normalizando poco a poco.

En cuanto a la rotación de activos, Galán han insistido en que van a seguir con la ruta marcada en la hoja de ruta pero que deben ser selectivos en las alianzas. El objetivo de la compañía es reducir todo lo que puedan la deuda, aunque a final de año se espera alcance los 47.000 millones de euros.

El presidente de Iberdrola ha anunciado que están analizando cómo maximizar sus capacidades en el negocio de centros de datos, un área en máximo crecimiento debido a los servicios de Inteligencia Artificial por las tecnológicas que están impulsando la demanda eléctrica.

En este sentido, y sobre la posibilidad de que la eléctrica esté buscando socios para crear ‘data center’, Galán ha avanzado que el objetivo es analizar “cómo se puede maximizar no solo esta demanda crecente de electricidad, sino también en ver cómo maximizar el valor” que la energética aporta a través de sus capacidades.

Beneficios record por las plusvalías

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 2.760 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 85,8% con respecto a los 1.485 millones de euros del mismo periodo de 2023, debido a las plusvalías registradas por la venta de activos en México. Las inversiones ascendieron a 2.382 millones con un crecimiento del 36%. La eléctrica aprobará en la próxima junta de accionistas un dividendo complementario de 0,348 euros que se abonará en julio.

La venta del negocio de ciclos combinados en México cerrada en este primer trimestre por 5.437 millones de euros supone un impacto de 1.165 millones en el beneficio neto. En 2023, la recuperación del déficit en el negocio comercial del Reino Unido supuso un impacto positivo de 238 millones en el beneficio neto. Una vez excluidos estos dos efectos, el resultado neto recurrente representa un incremento de un 28%.

Ignacio Galán ha destacado que los resultados “muestran la solidez del modelo de Iberdrola y el impacto positivo de las inversiones incluidas en nuestro plan 2024-2026. La buena evolución de nuestros negocios en el primer trimestre, unida al crecimiento de las inversiones ya en curso nos permiten además mejorar nuestras previsiones para el conjunto del ejercicio 2024”, ha señalado.

Deuda financiera de 44.998 millones

La deuda financiera neta se sitúa en 44.998 millones de euros, lo que supone una reducción de un 5,9% respecto a la registrada a finales de 2023 por el cobro de la venta de los activos de México. La operación de desinversión ha permitido a la compañía una reducción en todos sus ratios de apalancamiento. Iberdrola cuenta con una liquidez de 22.400 millones de euros, lo que permitirá cubrir 26 meses de necesidades financieras sin tener que recurrir al mercado. El objetivo de deuda neta para este año es de unos 47.000 millones de euros.

Galán ha mejorado las previsiones de la compañía para 2024, hasta situar el crecimiento del beneficio neto en un dígito alto, excluyendo posibles plusvalías por rotaciones de activos. “Todo ello, ha señalado, gracias a la contribución de las inversiones previstas para este año de unos 12.000 millones, la aportación de los nuevos marcos regulatorios en el negocio de redes en EEUU, Reino Unido y Brasil”. La energética estima unos beneficios para este año de más de 5.000 millones de euros.

La eléctrica presentará en la próxima junta de accionistas que se celebrará el 17 de mayo el pago de un dividendo complementario de 0,348 euros por acción en julio, que se sumarán a los 0,202 euros distribuidos en enero pasado. El dividendo total con cargo al ejercicio fiscal 2023 se incrementará un 10,8%. A este importe, se añadirán 0,005 euros por título por acción si el quorum de la junta alcanza el 70%.

Plan de recompra de acciones

Iberdrola ha anunciado el lanzamiento de un programa de recompra de acciones en el que podrá adquirir un máximo de 24.770.712 acciones, representativas del 0,386% de su capital social. El importe ascenderá a unos 347 millones de euros.

En línea con los compromisos del plan estratégico, la compañía ha destinado el 51% de la inversión total al negocio de redes, alcanzando los 1.213 millones de euros en el primer trimestre, con un incremento del 27%. Las inversiones en renovables representan el 42% del total y rozan los 1.000 millones de euros. El 40% de este importe se ha destinado a la eólica marina. El grupo ha cerrado el primer trimestre con una capacidad instalada renovable de 42.300 MW en todo el mundo.

Por áreas geográficas, más de la tercera parte de las inversiones de Iberdrola en el primer trimestre fueron a parar a Estados Unidos; el 20% de las mismas se destinaron al Reino Unido y a España, respectivamente; el 15% a los mercados de América Latina y el 10% restante a Europa Continental y Australia. En el global del ejercicio 2024, las inversiones ascenderán a unos 12.000 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en los 5.865 millones de euros, un 44% más que en igual periodo del año pasado. S se excluye la plusvalía de México y la recuperación de la tarifa del Reno Unido, el Ebitda crece un 10%, hasta los 4.140 millones. La cifra de negocios del grupo alcanzó los 12.678 millones, lo que representa una caída del 18% frente al primer trimestre de 2023.

Artículos relacionados