DEUDA PRIVADA

El 80% de los consumidores supera unos niveles razonables de deuda

Un es­tudio de la Asociación Española de Consumidores cons­tata el de­te­rioro de la deuda pri­vada en España

Deuda de consumo.
Deuda de consumo.

El grado de so­bre­en­deu­da­miento de los ciu­da­danos y fa­mi­lias es­pañolas se ha de­te­rio­rado en el úl­timo año y pre­senta datos preo­cu­pan­tes, según un es­tudio rea­li­zado por la Asociación Española de Consumidores . Ocho de cada diez es­pañoles está so­bre­en­deu­dados y ofrece un perfil de im­pago po­ten­cial en el medio plazo.

El primer dato general es que el 80% de los consumidores encuestados están con cierto sobreendeudamiento al tener prácticamente todos los ingresos destinados a afrontar gastos fijos. Los consumidores, comprobada su situación financiera, tienen complicado cubrir sus gastos personales y cumplir con sus obligaciones financieras.

La situación económica actual evidencia como la subida de la cesta de la compra, del pago de las viviendas, de los suministros o de los carburantes han tenido un importante impacto en las economías domésticas. De estos consumidores sobreendeudados, el 93% se ha visto con esta situación por la subida de las hipotecas y la desfavorable situación económica actual con la crisis de precios de la cesta de la compra.

Por tanto, en todos estos casos se trata de un sobreendeudamiento pasivo en tanto que en la mayoría de casos se corresponde a situaciones inesperadas. Además, el 70% de ellos tienen pagos pendientes de tarjetas de crédito o en préstamos.

Un 24% ha incurrido en una práctica muy peligrosa en tanto que se ha asumido el pago de una obligación financiera con otra. Es decir, han recurrido a instrumentos financieros para pagar las cuotas pendientes. Y decimos que esto es peligroso porque normalmente este tipo de operaciones tienen un elevado porcentaje en cuanto al tipo de interés aplicado.

Fuerte morosidad

En cuanto a la morosidad, un 76% de los encuestados ha tenido algún retraso dejando sin abonar una obligación -por pequeña que sea.

Desde la Asociación Española de Consumidores se insta a as Administraciones Públicas, Colegios Profesionales y empresas a abordar cuestiones mediante foros y campañas de cara a mejorar la posición de los consumidores.

Entre otras recomendaciones:

• Hacer una evaluación de nuestros ingresos y ver si son suficientes para cubrir los gastos fijos y variables. En esta comparativa debemos tener en cuenta la variable 50-30-20: 50% a pagar los gastos fijos (préstamos, alquiler, alimentación, suministros, etc), 30% destinado a gastos variables que pueden ir desde el ocio hasta determinadas compras no imprescindibles y un 20% al ahorro.

• Después de constatar que podemos estar en estado de sobreendeudamiento o que estamos en riesgo de caer en él, es necesario evaluar nuestra economía personal o familiar y trazar un plan para revertir dicha situación.

• Evitar entrar en retrasos en los pagos lo que nos llevaría a entrar en listados de morosos o que paguemos elevados intereses de demora.

• Por supuesto, no adquirir más deudas.

• Reducir o eliminar al máximo el uso de las tarjetas de crédito

• Eliminar gastos innecesarios.

• Diseñar un plan de pagos con un calendario que se debe cumplir

Artículos relacionados