El menor riesgo de re­ce­sión, los tipos a la baja y los be­ne­fi­cios ju­garán a favor de la renta va­riable

La Bolsa aún ofrece muchas oportunidades pese al tirón del primer trimestre

Inversis y Renta 4 coin­ciden en la im­por­tancia de apostar por la ca­lidad en tec­no­ló­gicas y salud

Bolsas y Mercados Españoles (BMX).
Bolsas y Mercados Españoles (BMX).

Después de un primer tri­mestre de la Bolsa ex­ce­lente, con más de un 10% de ren­ta­bi­li­dad, las grandes casas de aná­lisis están re­vi­sando sus pre­vi­siones para ac­tua­lizar sus ex­pec­ta­tivas para el resto del ejer­ci­cio, mar­cadas por un po­sible cambio de ciclo en po­lí­tica mo­ne­taria y las cre­cientes ten­siones geo­po­lí­ti­cas.

Los expertos en renta fija de Renta 4 Gestora consideran que los tipos de interés “se mantendrán altos por más tiempo del esperado". Por su parte, el estratega jefe macroeconómico de Inversis, Ignacio Muñoz-Alonso, ha apuntado que, en un entorno de relativa estabilidad macroeconómica, los factores geopolíticos son los que presentan un mayor riesgo hasta final de año, debido al aumento de conflictos bélicos de consecuencias inciertas y a que más de 70 países celebrarán elecciones, ya sean nacionales o regionales, a lo largo de 2024.

A la espera de comprobar cómo afectan estos factores, la economía mundial sigue batiendo previsiones. En especial, Estados Unidos con un crecimiento impulsado por la fortaleza del mercado laboral y por el consumo privado, a pesar del lastre, todavía, de la inversión empresarial. En este contexto la Reserva Federal no arrancará la bajada de tipos hasta el verano y seguramente no superará los tres recortes en 2024.

En la zona euro, con la economía estancada desde finales del año pasado, todo apunta a una recuperación gradual del crecimiento económico conforme mejore la renta real disponible, se registre un crecimiento de las exportaciones y se relaje la política monetaria. La inflación en el entorno del 2,6% y el recorte de previsiones de crecimiento en la eurozona meten presión al BCE para que inicie la senda de bajada de tipos incluso antes que la Fed.

En cuanto a China, no hay escenario de recuperación inmediata. El tono económico continúa siendo débil en los primeros meses del año con una oferta más dinámica que la demanda, lo que exigirá nuevas medidas de estímulo. El sector inmobiliario seguirá lastrando la economía china durante 2024 y, por tanto, serán necesarias inversiones en otros sectores para compensar el efecto.

Tecnológicas y salud siguen siendo las principales preferencias

En general, los analistas parecen coincidir que los próximos meses en los mercados financieros internacionales estarán caracterizados por un menor riesgo de recesión, la bajada de tipos de interés o la consolidación de la positiva evolución de los beneficios empresariales. Esto tres factores han estado a favor de la renta variable haciendo que sus perspectivas a medio plazo sean razonablemente positivas.

Con todo, Muñoz-Alonso considera que “el potencial de mejora a partir de ahora será limitado e incluso no se puede descartar una corrección en los mercados de renta variable en 2024”. El “rally” del primer trimestre, el mayor en cinco años, sitúa las valoraciones en territorio de sobrevaloración. Un escenario que lleva a inversis a mantenerse infraponderada en acciones, con sesgo a corto plazo hacia las tecnológicas y atentos a los síntomas de agotamiento de los indicadores bursátiles.

En la misma línea se sitúa Javier Galán, gestor y director de inversiones en renta variable de Renta 4 Gestora que en el Día del Inversor celebrado la semana pasada recordaba que, en la actualidad, “las bolsas cotizan a valoraciones exigentes descontando un escenario bastante optimista. En la fase del ciclo en la que nos encontramos, hay que estar invertido en las mejores compañías, en las de más calidad”, recalcando la filosofía de inversión Quality - márgenes elevados, rentabilidad alta, solidez financiera- que caracteriza a los fondos de inversión de la firma.

Con esta premisa en mente hay dos grandes sectores donde seguir encontrando buenas oportunidades, la tecnología y el sector salud. Pese a las subidas, los expertos de Renta 4 consideran que el sector tecnológico no cotiza a precios excesivamente elevados. Se trata de empresas con mayores rentabilidades y no tienen deuda", descartando la sombra de cualquier burbuja y destacando el potencial de este sector.

Por su parte, el sector salud se presenta con un segmento clave para tener en cartera con un peso significativos. Es un sector amplio, diversificado, con distintos perfiles-más defensivo en farmacéuticas, más agresivo en tecnología médica- pero con la innovación como vector común.

La renta fija tampoco pierde comba

Los próximos meses también presentan buenas oportunidades ante la posible prolongación de los tipos de interés altos. La renta fija se mantendrá atractiva, independientemente de las cambiantes expectativas de mercados y los Bancos Centrales. En este sentido, los especialistas de renta fija de Renta 4 considera que “los inversores deberían aprovechar los tipos de interés actuales por encima del 4% para rentabilizar su patrimonio”.

Por su parte, Inversis ha reiterado su apuesta por la alta calidad en su estrategia de Asset Allocation a la espera del inicio de las bajadas de tipos y de que se confirme la ralentización de las economías, con más oportunidades en los tramos cortos de la curva. En cuanto al crédito, señala Muñoz-Alonso, ”la rentabilidad de los bonos IG continúa siendo atractiva a pesar de la contracción de las primas. Del mismo modo, la resiliencia de las economías invita a tomar posiciones en High Yield, con preferencia por compañías europeas y calidad crediticia.

Artículos relacionados