Adquiere 1,6 mi­llones de ac­ciones en pleno vuelo de la ac­ción a 4 euros

CriteriaCaixa reanuda las compras de acciones de una Telefónica lanzada en bolsa

Los ana­listas y bol­sistas creen que la ope­ra­dora puede subir aún otro 5%

Criteria Caixa.
Criteria Caixa.

Criteria Caixa sigue ele­vando su par­ti­ci­pa­ción en Telefónica a ve­lo­cidad de cru­cero. El día 25 de marzo, mien­tras CaixaBank co­mu­ni­caba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la re­duc­ción de su par­ti­ci­pa­ción en la ope­ra­dora desde el 3,51% hasta el 2,51% por la eje­cu­ción de una co­ber­tura de de­ri­va­dos, el brazo in­versor de La Caixa reac­ti­vaba las com­pras de tí­tulos de una Telefónica lan­zada en Bolsa.

Compró un paquete de 550.000 títulos a los que daría continuidad, por la misma cantidad, en las sesiones del 26 y del 27 de marzo, a precios situados entre los 3,98 y los 4,04 euros por acción. Es decir, en pleno vuelo alcista de la cotización, que está de vuelta a los niveles más altos en año en año y medio de la mano de las expectativas de nuevas compras del Estado hasta alcanzar el 10% del capital.

El lunes de la semana pasada, la Sepi comunicó que había superado ya el umbral del 3% del capital de Telefónica. Completar su viaje hasta el 10% exigirá fuertes compras de títulos en bolsa que, en teoría, deberían dar un soporte muy importante a la cotización. Un soporte al que Criteria añade el de sus compras, que son continuas mes a mes en la operadora, donde ya supera ampliamente el 2,6% del capital tras las compras de marzo.

“Criteria es una bendición para Telefónica en bolsa, porque más allá de ser un comprador habitual suele acelerar las adquisiciones en tiempos de corrección, para hacer cartera a precios más bajos. Y eso es una ayuda inestimable, aunque Telefónica no la esté necesitando en los últimos tiempos. Ahora los gestores la ven como una oportunidad por la combinación de las compras del Estado y el dividendo”, señalan fuentes bursátiles.

Buenas expectativas de dividendos en Telefónica

El grupo prevé abonar 6.800 millones de euros a sus accionistas hasta 2026, manteniendo el dividendo en, como mínimo, 0,30 euros por acción. Un reclamo muy importante para los inversores. En estos momentos, la operadora presume de una rentabilidad por dividendo cercana al 7,5% que la consolida en el top 5 del ránking por mayores retornos en el Ibex 35.

Tras el parón bursátil por las festividades de Semana Santa, Telefónica se enfrenta al reto de consolidar la recién recuperada cota clave de los 4 euros por acción. Con una subida acumulada de cerca del 16% en marzo después de un casi pleno de avances en marzo (sólo registró cuatro días de descensos en el mes, y nunca superiores al medio punto porcentual), el valor está viviendo uno de sus mejores momentos en el parqué.

En plena vuelta del capital estatal al accionariado, el grupo español está mejorando mucho las prestaciones del sector de telecomunicaciones europeo en Bolsa, cuyo índice sube poco más de un 2% en lo que va de año. Telefónica es una de las tres compañías que consigue rendimientos de doble dígito en el parqué junto a la luxemburguesa Millicon y la holandesa KPN, que alcanza máximos de 16 años.

Con estas cartas sobre la mesa, los analistas han ratificado en los últimos meses sus valoraciones sobre Telefónica. Las firmas que cubren la operadora le dan un precio objetivo de 4,3 euros, lo que representa un potencial alcista de alrededor del 5% sobre los niveles actuales.

Artículos relacionados