El Estado ita­liano con­trola casi el 24% del Enel, que posee el 70% de la eléc­trica es­pañola

Enel se lleva este año a Italia 1.600 millones procedentes de los clientes de Endesa y un importante negocio financiero

Además del di­vi­dendo (1.176 mi­llo­nes), cierra ope­ra­ciones cru­zadas por más de 410 mi­llones y dos cré­ditos por 3.000 mi­llones

José Bogas, CEO Endesa.
José Bogas, CEO Endesa.

La pre­si­denta ita­liana, Giorgia Meloni, se fro­tará los manos con el ne­gocio que la pri­mera eléc­trica de su país, Enel (el Estado ita­liano con­trola el 23,58%) man­tiene con su fi­lial es­pañola, Endesa, de la que posee el 70,101% del ca­pi­tal. Enel se ‘llevará’ a Roma este año un ne­gocio de casi 4.600 mi­llones de euros de la eléc­trica es­pañola que pre­side Juan Sánchez-Calero y di­rige José Bogas. Una suma que saldrá de los in­gresos por ta­rifas de sus clientes es­pañoles y que mul­ti­plica por más de veinte el im­puesto es­pe­cial es­pañol por "beneficios caídos del cie­lo", 208 mi­llones en 2023.

Enel cerrará el negocio en la próxima junta general de Endesa, prevista para el 24 de abril, dado que tal como exige la ley española, debe ser la asamblea de accionistas la que apruebe “operaciones vinculadas cuyo importe o valor sea igual o superior al 10% del total de las partidas del activo según el último balance anual”.

Tan seguro está el gigante energético italiano de que no encontrará problemas que ya ha registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores español (CNMV), como Información Relevante, el orden del día de la junta como un comunicado de aprobación de todos los puntos fechado para el 24 de abril.

Dividendos y créditos

Dividendos, operaciones cruzadas con Endesa y sus filiales y dos créditos concedidos por la eléctrica a la compañía que dirige (CEO) José Bogas, son los principales conceptos en los que se reparten los 4.589,4 millones de euros que Enel ‘repatriará’ a su sede de Roma.

El primero, y más evidente, procede del dividendo de 1,5854 euros brutos por acción que se aprobará. La distribución de resultados del ejercicio 2023 destinará 697,19 millones a beneficio y 3.855,29 millones a Remanente (en base de reparto o 2.873 illones en aplicación correspondiente a 2023). Aunque, como se había anunciado, la cantidad que se destinará a dividendo supera los 1.678,5 millones; por lo que parte de lo que los accionistas cobrarán será con cargo a reservas. De todo ello, Enel cobrará más de 1.176,67 millones de euros, el 70%.

A esa cifra se añadirá un interesante negocio financiero por un importe total de 3.000 millones que será aportada por la filial holandesa del gigante italiano, Enel Finance International N.V. Una ‘herramienta interna’ que permite a la eléctrica española financiarse al margen del mercado bancario. Al final el dinero revierte en la matriz italiana en el periodo de abono del crédito, que será utilizado previsiblemente para el abono de dividendos..

La primera de ellas se instrumentará en forma de línea de crédito a tres años por 1.125 millones. La segunda consiste en la concesión de un préstamo a cinco años por 1.875 millones. Dinero que, en pura operativa financiera, tendrá que ser devuelto con sus intereses correspondientes.

Como añadido, la junta dará su placet a varias operaciones cruzadas entre el grupo italiano y el español que alcanzan los 412,731 millones de euros. De forma que, financiaciones aparte, entre dividendos y operaciones, Enel obtendrá este año un negocio directo de Endesa que supera los 1.589,408 millones.

Suministros y servicios varios

Al margen del negocio financiero, el operativo es variado. En el primero, Enel Global Trading, compromete la compraventa a Endesa de 4,5 teravatios (TWh) de gas natural licuado (GNL), en 2023 a Endesa Energía, por 302,7 millones de euros.

Otra filial española de Enel, Gridspertise, ha firmado un “Acuerdo Marco” con Edistribución Redes Digitales (hasta diciembre de 2024, prorrogable todo 2025) para mantener el suministro de concentradores, sondas y diversos equipamientos del sistema de telegestión, por un importe total de 13,7 millones.

Endesa presta “servicios corporativos” por 2,06 millones, a Gridspertise Iberia, cuyo objeto social es la “prestación de servicios técnicos relativos a procesos innovadores y soluciones, incluso digitales, de alto valor tecnológico, todo ello destinado a la mejora de las prestaciones operativas, a la optimización de los procesos industriales y financieros, tecnológicos y comerciales”.

Además, Enel Green Power España contratará a Enel Green Power SpA “recursos técnicos asociados al servicio de ingeniería para el desarrollo de proyectos de energías renovables de tecnología eólica y solar”. El contrato tiene un valor de 19,86 millones.

Endesa X Way, controlada directamente por Enel, es la protagonista de buena parte de estos contratos cruzados. La compañía suministrará a la Asociación Nuclear Ascó -Vandellós II, (Endesa posee el 100% de Ascó I y el 73% de Vandellós II) soluciones de recarga para vehículos eléctricos, instalación, suministro de equipos, operación y explotación de la infraestructura de recarga hasta diciembre de 2025 por un millón de euros.

A Endesa Energía, la misma filial de Enel, proveerá soluciones de recarga para vehículos eléctricos, instalación, suministro de equipos, servicio de operación y mantenimiento, por un millón de euros hasta el próximo 30 de abril “o, en su caso, hasta que se consuma de forma agregada el importe”.

Endesa X Way (la italiana) apoyará a su homóloga española, Endesa X Servicios, en las licitaciones públicas a las que se presente y “regulará el procedimiento de solicitud y presentación de ofertas” para el suministro de infraestructura de recarga para autobuses eléctricos, instalación, puesta en funcionamiento y mantenimiento de dichas infraestructuras de recarga. La asistencia, en régimen de no exclusividad, se prolongará hasta finales de 2025 y tendrá un importe de 30,4 millones.

El cruce de operaciones incluye también a personal ya que Endesa refacturará a su matriz “los costes de personal expatriado” tanto e la propia Endesa como en sus filiales y en otras empresas del Grupo Enel, por 2,63 millones.

Otro contrato importante, valorado en 27,07 millones, se debe al uso de las plataformas informáticas de Enel X por parte de Endesa X Servicios. El contrato alcanza los 27,07 millones de euros por la utilización de las licencias entre mayo de 2023 hasta finales de 2025. Hasta el mercado de coches eléctricos.

El mercado del vehículo eléctrico no queda al margen de estas operaciones creadas entre accionista y filial. Endesa Medios y Sistemas pagará 5,7 millones a Endesa X Way (filial de Enel) por la compra, instalación y mantenimiento de 346 puntos de recarga para vehículos eléctricos en los centros de trabajo de Endesa. El contrato cumple en abril de 2026.

Estas mismas empresas han suscrito otro contrato valorado en 850.000 euros para asegurarse el servicio de recarga en los puntos de acceso público a los vehículos eléctricos de Endesa en ese mismo periodo.

Completan el listado Endesa Generación y Enel Produzione prorrogan un año su contrato de servicios logísticos (almacenamiento, carga y descarga) de combustibles sólidos, en las terminales de Carboneras (Almería) y Ferrol, (La Coruña) por 3,52 millones de euros.

Mientras E-Distribuzione prorrogar por un año la prestación de “servicios de análisis de fluidos dieléctricos en transformadores de potencia”, por parte de Endesa Ingeniería valorado en 181.000 de euros.

Artículos relacionados