Los fondos CVC y GIP están dis­puestos a vender el 41,3% del ca­pital que ambos fondos con­trolan

El Gobierno no dejará que el fondo árabe TAQA se haga con el 100% de Naturgy

CriteriaCaixa ne­gocia con el grupo emi­ratí un pacto pa­ra­so­cial que li­mi­taría el poder de los in­ver­sores

Fondo TAQA, de Abu Dhabi.
Fondo TAQA, de Abu Dhabi.

Naturgy vuelve a ser ob­jeto de deseo por parte de un in­versor ex­tran­jero, tras el anuncio de la in­ten­ción del grupo de Abu Dhabi TAQA de ha­cerse con los pa­quetes ac­cio­na­riales de los fondos CVC y GIP. La fi­lial de re­no­va­bles en hi­dró­geno verde de Adnoc, pe­tro­lera del Emirato árabe de Abu Dhabi, lle­garía al con­trol del 100% de la ener­gé­tica es­pañola. Un do­minio ab­so­luto que el Gobierno de Pedro Sánchez no acep­tará en ningún mo­mento. ¿Se re­pite la his­toría de Telefónica?

La posición del Gobierno ha sido explicitada por el ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, quien ha asegurado que el Gobierno cuenta con "los instrumentos normativos necesarios" para defender los intereses estratégicos del país y la protección de empresas españolas.

"Yo creo que tenemos una visión muy clara en España con respecto a la necesidad de proteger nuestros intereses estratégicos y tenemos además los instrumentos normativos necesarios", ha señalado el ministro en declaraciones a los medios de comunicación en Washington, en el marco de las asambleas del FMI y el G20.

Cuerpo ha defendido así que España cuenta con una normativa que permite un equilibrio entre la protección de las empresas y de los intereses estratégicos del país y la atracción de inversión extranjera directa.

Oferta de Abu Dhabi

Mientras se especula que su oferta por Naturgy rondará los 27 euros por acción, unos cuatro más de la cotización actual, el gigante de Abu Dhabi ha confirmado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que está en conversaciones con CriteriaCaixa para un posible pacto parasocial. El Gobierno de Pedro Sánchez está al tanto de las negociaciones con la entidad. La CNMV suspendió a primera hora de la mañana la cotización hasta conocer el alcance de los movimientos que se estaban produciendo sobre la energética.

La suspensión se ha levantado a las 11.30 horas una vez que el grupo emiratí ha confirmado que mantiene negociaciones con CVC y GIP para la compra del 41% que ambos fondos controlan.

Según ha trascendido, Taqa ha fichado a Lazard y Rothschild para llevar las negociaciones de la OPA. El inversor emiratí ha informado a la CNMV que está en conversaciones con CriteriaCaixa y los fondos CVC y GIP para una posible compra de las participaciones de estos dos últimos, aunque señala que no se ha llegado aún a un acuerdo.

La cotización, lejos de los 30 euros

La cotización llegó a subir ayer más de un 8% después que se extendieran los rumores que existían sobre Naturgy. Pese a situarse cerca de los 22 euros por título, la acción está lejos aún de los 30 euros que se encontraba en enero pasado, ya que las acciones han ido retrocediendo a partir de la revisión de los índices MSCI, derivando en una exclusión de Naturgy debido a su bajo capital flotante.

El 87% del capital de Naturgy se encuentra repartido entre CriteriaCaixa que controla el 26,7%; el fondo CVC con el 20,7%; GIP con un 20,6%; IFM con el 15% y la argelina Sonatrach con un 4,1%.

Los dos fondos extranjeros CVC y GIP estarían dispuestos a vender sus participaciones que ambas suman un 41,3%. Ejecutivos de ambos inversores mantuvieron ayer martes un encuentro en las alturas con Taqa y, tanto CVC y GIP, están dispuestos a desprenderse de sus paquetes aunque el precio actual no les convence.

CVC y GIP entraron en el accionariado de Naturgy en 2019 y 2016. Desde entonces, CVC habría recibido unos 1.800 millones de euros en dividendos y GIP unos 1.200 millones.

CriteriaCaixa ha reconocido abiertamente que las conversaciones con el grupo inversor estaban en fase preliminar pero sin dar el nombre de Taqa, aunque ya se ha confirmado que es quien está dispuesto a lanzar una OPA sobre el 100%. Las conversaciones con CriteriaCaixa son para llegar a un pacto parasocial en el que la entidad española tendrá la gestión, ya que Criteria no acudirá a la OPA. De entrada, el fondo australiano IFM, con un 15% de las acciones, tampoco acudiría.

Apoyo a Reynés por parte de Criteria

Criteria se ha mostrado siempre comprometido con el proyecto industrial de la gasista y eléctrica. De hecho, mantiene la plena confianza de Francisco Reynés, el máximo directivo que fue puesto por parte de la entidad.

En sus últimas afirmaciones, Reynés ha defendido que la situación de Naturgy es “sólida” para poder cumplir los compromisos de los accionistas de repartir un dividendo de 1,40 euros por acción. La primera gasista y la tercera eléctrica del país volverá a repetir igual retribución este año gracias a los resultados -1.986 millones de euros, un 20% más- y repetirá las inversiones de 3.000 millones del ejercicio pasado. La solidez financiera abre también la puerta a posibles compras.

El grupo se ha comprometido también a mantener las inversiones en la transición energética, principalmente en España -con el foco especial en el desarrollo de renovables de electricidad y de gases renovables-, así como el refuerzo de todas sus redes de distribución. Junto con el Ebitda de 5.475 millones (+11%), la deuda neta se situó a final de año en 12.090 millones de euros muy similar a la registrada en 2022.

La liquidez de Naturgy ascendía a finales del ejercicio pasado a 9.237 millones de euros, una cifra que, en palabras de Reynés, “nos permite tener una tesorería libre pare realizar cualquier operación”.

La compañía sigue con el proyecto Géminis anclado, un plan que se presentó antes de la crisis energética para segregar Naturgy en dos sociedades cotizadas pero que, con la irrupción del Covid y las situaciones posteriores derivadas de la guerra de Ucrania y Rusia y el conflicto entre Israel y Gaza, se mantiene en el cajón. “El proyecto tiene sentido, pero por ahora no se dan las condiciones”, dijo Reynés con motivo de la presentación de los resultados del ejercicio pasado.

De momento, ha descartado la posibilidad de dar entrada a socios con participaciones en proyectos o carteras renovables para financiar su crecimiento, tal y como están haciendo otras empresas. No obstante, ha dejado abierta la puerta para un futuro.

Artículos relacionados