El sector se sanea en el parqué justo antes de la tem­po­rada de re­sul­tados

Los gestores más avezados aprovechan la corrección de la banca en bolsa para comprar

Los in­ver­sores a largo ven más subidas de la mano de los tipos de in­terés

Presentación Resultados Bankinter.
Presentación Resultados Bankinter.

Bankinter dará este miér­coles el pis­to­le­tazo de sa­lida a la tem­po­rada de re­sul­tados de la banca del primer tri­mestre del año. El sector afronta el arranque de la ronda de pre­sen­ta­ciones en plena co­rrec­ción en bolsa, ya que el ín­dice Ibex 35 Bancos ha per­dido al­re­dedor de un 7% en ocho se­sio­nes. Los ex­pertos quitan hierro a una caída que es más que sa­lu­dable y que eleva los po­ten­ciales al­cistas de un sector que sigue lle­vando el viento de cola en el par­qué.

“Hacía falta una cierta limpieza de papel en bolsa. Muchos inversores se han asustado por la escalada del conflicto en Oriente Medio y están cerrando posiciones. En el caso de la banca, se están asegurando las enormes plusvalías generadas este año, que han llegado a superar el 25% de media. O al menos una parte relevante, porque nadie está por la labor de cancelar totalmente su presencia en el sector más caliente del mercado español”, señala un veterano bolsista.

El retraso en la subida de los tipos de interés en la zona euro al menos hasta junio ha sido cotizado ya con fuertes subidas en las cotizaciones de todos los bancos españoles. Pero los inversores creen que si no hay más de tres alzas en 2024 (todas ellas de 25 puntos básicos), la banca aún tiene recorrido alcista. El nuevo escenario de tipos le garantiza un aterrizaje muy suave desde el escenario perfecto actual con el precio del dinero al 4,5%.

Gestores y analistas van a vigilar al milímetro los márgenes de interés del sector, que ya dejaron alguna duda en el cierre de 2023. Los bancos han tapado estas incertidumbres a base de dividendos y recompras de acciones, pero el mercado estará muy atento también a la evolución de los costes de un sector que, en cualquier caso, no va a dar grandes sorpresas negativas en sus cuentas de los tres primeros meses del año.

Más de 6-500 millones de beneficios

El consenso del mercado habla de unos beneficios conjuntos de más de 6.500 millones de euros, en torno a un 15% por encima de los del mismo período del año pasado. Por lo tanto, no se debe esperar un movimiento muy brusco en las cotizaciones en los próximos días -si el escenario internacional no se enturbia excesivamente- y sí movimientos aislados asociados a los números que vayan presentando las entidades esta semana y la que viene.

“Hay muchos inversores que están realizando ventas preventivas por si viene algún susto inesperado que tire a la baja de las cotizaciones de los bancos a corto plazo. Pero muchos de ellos estarán con la caña puesta para comprar de nuevo si esa rebaja se produce. Por el contrario, otras firmas están aprovechando ya la caída para adquirir más acciones de bancos, convencidos de que la caída de los últimos días es pasajera y que no hay razones para que continúe a corto plazo”, señalan en una gran gestora nacional.

Gestoras nacionales e internacionales están tomando posiciones estables en el valor en los últimos días, aprovechando la corrección de valores como Bankinter por debajo de los 7 euros o de BBVA por debajo de los 10 euros. Creen que no hay demasiadas razones para pensar que ya se han visto los máximos del año en bolsa.

De hecho, los expertos creen que la caída en marcha es sana para el sector, que recupera recorrido alcista en bolsa después de un primer trimestre extraordinario en el que muchos bolsistas ya han hecho el año en el sector. Los expertos no descartan episodios de volatilidad hasta que termine la temporada de resultados, aunque creen que el Ibex 35 Bancos hará valer el soporte de los 800 puntos que ya funcionó muy bien cuando el mercado cotizaba bajadas de tipos mucho más rápidas y contundentes en la zona euro.

Artículos relacionados