Las tran­sac­ciones ce­rradas se si­túan por de­bajo de los 1.000 mi­llones de euros

El calendario de rebaja de tipos retrasa la explosión de operaciones de capital riesgo

Hay un ele­vado nú­mero de ope­ra­ciones es­pe­rando pista que po­drían apla­zarse a 2025

Portal Idealista.
Portal Idealista.

El re­traso en el ca­len­dario y en la in­ten­sidad de la re­baja de tipos de in­terés que viene en Europa preo­cupa en los cuar­teles ge­ne­rales de las firmas de ca­pital riesgo. Cargados de li­quidez hasta las pes­tañas y con pro­cesos de ne­go­cia­ción abiertos en em­presas clave, estos vehículos si­guen co­jeando por la vía de la fi­nan­cia­ción de las ope­ra­cio­nes. Con la de­mora de la re­baja de tipos desde el ac­tual 4,5% al menos hasta ju­nio, mu­chas de las tran­sac­ciones que pa­re­cían ma­duras se pueden de­mo­rar.

Ahora, el mercado está valorando que quizá el Banco Central no pueda bajar los tipos de interés más de tres veces este año, siempre a un ritmo de 25 puntos básicos cada una. Eso significa que el precio del dinero en la zona euro se quedaría lejos del 3% que tantos analistas preveían a finales de 2024 y con el que se frotaban las manos hace apenas dos meses: avistaron la vuelta de la financiación asequible, clave para la rentabilidad de sus inversiones.

Tras un mal 2023 en el que la inversión en capital riesgo cayó un 25% respecto al año anterior, el sector intenta remontar el vuelo en un escenario todavía de cierta debilidad. Es verdad que se han cerrado algunas operaciones interesantes, y también lo es que algunas están muy maduras. Pero hace falta una gran transacción que abra de par un mercado en el que, hasta ahora, las operaciones se han quedado por debajo del listón de los 1.000 millones de euros.

La lista es todavía pequeña cuando está cerca de cubrirse el primer tercio del ejercicio. Plenoil en el sector de las gasolineras ‘low cost’; Proclinic en el de las clínicas dentales; o Monbake en el de masas congeladas (ha sido adquirido por por 900 millones de euros por el gigante CVC en una de las operaciones más relevante del año) demuestran que el sector se mueve en un segmento de operaciones medianas. Pero hace falta más impulso.

Venta del Idealista, aplazada

Operaciones sobre la mesa como la venta del portal inmobiliario Idealista -valorado por su accionista EQT en más de 2.000 millones de euros- requieren de estructuras de financiación complejas más factibles con tipos a la baja y una cierta previsión de hasta dónde llegarán. Clece, PortAventura o Allfunds -esta última tiene un valor en bolsa de 4.000 millones de euros- son un bocado muy apetecible para el capital riesgo, pero, claro está, todo es cuestión de valoración.

“Todo va a depender del ritmo de caída de los tipos de interés. Si hubieran empezado a bajar este mes de abril como gran parte del mercado pronosticaba en febrero, estaríamos asistiendo a un vendaval de operaciones. Ahora, todo parece indicar que algunas de las que estaban programadas pasarán al segundo semestre y que algunas de las otras, de las más grandes, se podrían retrasar incluso hasta 2025. Hace falta más claridad sobre la actuación del BCE”, señalan fuentes del sector.

De lo que no hay ninguna duda es del apetito inversor de los fondos, ni tampoco de su crecimiento. Hay más vehículos de capital riesgo que nunca, en un proceso favorecido por las necesidades de las grandes fortunas que han liquidado sus sicav y han cambiado de estructura para buscar rentabilidad financiera y fiscal para sus carteras. Hay por lo tanto una mar de liquidez en el sector nacional que algunas fuentes cifran en más de 25.000 millones de euros.

La competencia promete ser feroz por un universo de operaciones potenciales relativamente estrecho. Todo parece preparado para un gran ‘revival’ de este segmento, que confía en que el escenario de tipos empiece a apoyar pronto un escenario macro más que razonable en clave nacional. De momento, toca esperar quién sabe si hasta después del verano para que se empiece a abaratar la financiación bancaria.

Artículos relacionados