AGENDA SEMANAL

La Bolsa se desinfla un poco más

Los de­cep­cio­nantes datos de in­fla­ción han pro­vo­cado esta se­mana el pin­chazo de la bur­buja de op­ti­mismo que se venía vi­viendo en las bolsas es­pañolas desde co­mienzos de año. El ín­dice Ibex 35 se ha con­traído un 2,14% en las cinco úl­timas se­siones para des­li­zarse hasta los 10.686 pun­tos, zona donde los ex­pertos es­peran pueda en­con­trar suelo.

El selectivo, sin embargo, no está dejando buenas sensaciones tras romper con una mínima subida del viernes la racha negativa de caídas.

El inesperado repunte de la inflación norteamericana ha obligado a los inversores a poner de nuevo los pies en el suelo. Cada vez hay más dudas sobre el momento de la relajación de tipos de interés por parte de la Reserva Federal. La presión de los precios y la fortaleza del mercado laboral está provocando el aumento del número de analistas que esperan un posible retraso de estas medidas o incluso que empiezan a descartar bajadas de tasas para este año.

Eso dejaría en una difícil tesitura al Banco Central Europeo, a pesar de insistir en su independencia respecto a la Fed. La entidad presidida por Christine Lagarde ha dado esta última semana una de cal y otra de arena al insinuar recortes para este año, pero sin dejar claro el cuándo. En principio, los analistas siguen apostando por junio como el mes clave, aunque la decisión estará condicionada a la convergencia de la inflación hacia los objetivos fijados.

El principal afectado por estas incertidumbres ha sido el sector bancario. Aunque un retraso en los recortes de tipos sería beneficioso para el sector, las fuerte subidas acumuladas en las últimas semanas han animado a los inversores a recoger beneficios de forma preventiva.

Entre los operadores, en cualquier caso, existe la sensación de que la situación financiera internacional no refleja grandes cambios respecto al principio de año, por lo que confían en un probable rebote del selectivo hacia los niveles de resistencia alcanzados al cierre del primer trimestre.

Calendario semanal de Bolsa

La semana se presenta especialmente intensa en los mercados financieros en cuanto a indicadores. Se esperan importantes datos de consumo, empleo, producción, confianza e inflación a los que los operadores deberán prestar especial atención.

Este lunes destacarán la producción industrial de la zona euro, así como el índice de la Fed de Nueva York, las ventas al por menor, los inventarios de negocio y la confianza constructora NHAB en Estados Unidos.

Más intensa aún se espera la sesión del martes con las ventas al por menor, la producción industrial y el PIB de China. Datos muy importantes para conocer la verdadera realidad del país asiático tras los síntomas de desaceleración de los últimos meses. En Europa se espera la tasa de paro en el Reino Unido, la balanza comercial de la zona euro y el índice de confianza ZEW en Alemania, mientras que al otro lado del Atlántico se darán a conocer los permisos de construcción, la construcción de nuevas viviendas, la producción industrial y la capacidad de utilización. Indicadores, todos ellos, muy seguidos por el mercado.

El miércoles se darán a conocer la balanza comercial en Japón, la inflación y la producción industrial en el Reino Unido, el IPC de la zona euro y el libro Beige y el índice hipotecario MBA en Estados Unidos.

La agenda financiera de los mercados internacionales del jueves se presenta algo menos cargada de citas importantes. Lo más destacado serán el índice de la Fed de Filadelfia, el índice de indicadores y la venta de viviendas de segunda mano en Estados Unidos.

La semana bursátil se cerrará el viernes con los precios de producción en Alemania, las ventas al por menor en el Reino Unido y la balanza comercial española.

Artículos relacionados