Monitor de Innovación

El gi­gante apuesta por im­ple­men­tarla a todos los ni­veles en su pla­ta­forma de compu­tación en la nube

Amazon se entrega a la Inteligencia Artificial

Proyecto Amazon Q.
Proyecto Amazon Q.

El fu­turo de Amazon Web Services (AWS), la pla­ta­forma de compu­tación en la nube del su­per­gi­gante del co­mercio elec­tró­nico, pasa por la Inteligencia Artificial (IA). Así lo con­firman los mo­vi­mientos de la com­pañía y las pin­ce­ladas de es­tra­tegia que dejan sus di­rec­ti­vos.

El pasado diciembre, AWS lanzó 'Q', un modelo de lenguaje generativo basado en IA. Desafiando a referentes como Microsoft y OpenAI, la compañía fundada por Jeff Bezos creaba así su propio 'chatbox' conversacional, integrado en los servicios que ofrece y que tiene, entre otras funciones, las de asistir a los empleados y generar informes con distintas métricas.

Más recientemente, AWS creó una plataforma de IA generativa para 'partners'. AWS Generative AI Competency, como han llamado al proyecto, engloba compañías que han integrado con éxito la IA en su relación con los clientes.

Lo que viene está por llegar

El consejero delegado de Amazon, Andy Jassy, ha expresado su confianza en que AWS servirá de base sobre la que construir gran parte de los cambios relacionados con el auge de la IA.

En una carta dirigida a los accionistas de Amazon, la tercera desde que Andy Jassy sucediera a Jeff Bezos al frente de la multinacional en 2021, el ejecutivo afirma que, si bien la propia compañía está creando una cantidad sustancial de aplicaciones de IA generativa, la gran mayoría finalmente serán creadas por otras empresas.

Sin embargo, Jassy defiende que lo que en AWS no sólo se está trabajando en la creación de una aplicación atractiva o un modelo básico, sino que los servicios de la plataforma comprenden un conjunto de elementos que democratizan esta próxima fase fundamental de la IA y permitirán a los creadores internos y externos transformar prácticamente todas las experiencias de los clientes y también inventar otras completamente nuevas.

"Somos optimistas en cuanto a que gran parte de esta IA que cambiará el mundo se construirá sobre AWS", aventura el consejero delegado de Amazon en su misiva.

Por otro lado, el ejecutivo ha defendido la importante de unos costes ajustados, recordando que, el año pasado, por primera vez desde 2018, la empresa redujo su coste para prestar servicio por unidad a nivel mundial, permitiendo a Amazon invertir en mejoras de velocidad y agregar más opciones a precios de venta promedio más bajos.

"No hemos terminado de reducir nuestro coste de servicio", apunta Jassy con vistas a 2024 y más adelante.

Artículos relacionados