Christine Lagarde con­si­dera pre­ma­turos los de­bates sobre po­si­bles re­cortes

El BCE no tocará los tipos este jueves, según el conseso

Se re­duce el op­ti­mismo y ya se habla de solo tres ba­jadas de tipos para este año

BCE.
BCE.

La reunión del Banco Central Europeo fo­ca­liza buena parte de la aten­ción de los mer­cados fi­nan­cieros esta se­mana. No tanto por po­si­bles cam­bios en su po­lí­tica mo­ne­taria ac­tual con los tipos de in­terés de re­fe­rencia en el 4,5%, sino por las po­si­bles pistas que pueda ofrecer en su dis­curso Christine Lagarde sobre los si­guientes pasos a se­guir. La reunión tendrá lugar el jueves y el con­senso delos ana­listas del mer­cado es que no habrá cam­bios.

De momento, los analistas presentan una opinión unánime: la entidad no está preparada aún para posibles recortes pendientes de la última actualización en las previsiones de crecimiento e inflación que dará a conocer la entidad en esta reunión.

Lo más probable, asegura Cristina Gavín, jefa de Renta Fija y gestora de fondos de Ibercaja Gestión, en la reunión de este próximo jueves 7 de marzo es posible “que veamos una sustancial revisión a la baja en la inflación general debido a la caída en los precios de gas y energía”, y esto se vería reflejado en las previsiones de precios para 2025 y 2026.

**Alto riesgo de recortar tipos demasiado pronto **

A pesar de ello, en la misma línea que la FED, el Banco Central Europeo ha puesto de manifiesto que el riesgo de recortar tipos demasiado pronto sigue siendo elevado. Hace apenas dos semanas Stournaras, el presidente del Banco Central de Grecia, reconocía que no habrá suficiente información para tomar una decisión sobre el tipo de interés hasta junio.

En este escenario, ha señalado Gavín, “nuestra expectativa es que cualquier bajada del tipo de intervención antes de junio sería una auténtica sorpresa. El número de bajadas que nosotros descontamos para este 2024 se situaría en tres movimientos, hasta alcanzar un tipo de intervención del 3,75% y una facilidad de depósito del 3,25%”.

Expectativas que se sustentan en la actual evolución de la inflación. Los datos preliminares de febrero apuntan a unos precios subyacentes por encima de lo previsto. Esta vuelta de tuerca junto a otros factores como las negociaciones salariales y la evolución de los costes laborales pesarán sobre la decisión de la autoridad monetaria europea.

Una opinión que comparten otros analistas como el asociado senior de Welcome Asset Management Fernando Gómez de Barreda. En su caso, destaca además la importancia de la comparecencia de la presidenta del BCE por si adelanta alguna postura sobre las decisiones que se tomarán en las próximas reuniones.

Cautela ante la presión sobre los precios

El economista jefe de Bank of America para Europa Rubén Segura-Cayuela ha señalado que “el BCE aún no está listo para comprometerse en firme a las bajadas de tipos, pero cree que es probable que ofrezca una orientación suave" en el sentido general del consenso del mercado de que pronto se va a llegar a los recortes de tipos.

Estas afirmaciones confirman la reducción del optimismo mostrado por los operadores a principios de años cuando se hablaba de al menos cuatro recortes de tipos de un cuarto de punto cada uno para este ejercicio.

Conviene recordar que también hay otros factores que pueden generar una alta presión sobre la inflación, sobre todo para Europa, como el aumento de los precios de los fletes de los barcos que llegan de Asia por el conflicto en el Mar Rojo y la progresiva retirada de las ayudas aprobadas en el último año. Factores que invitan y justifican ahora a una mayor cautela.

Artículos relacionados