Monitor del Seguro

Compromiso de CaixaBank con el co­lec­tivo sé­nior me­diante el di­seño de pro­ductos y ser­vi­cios es­pe­ciales

CaixaBank lanza MyBox VidaCare, el primer seguro que cuida las patologías dependientes

Solución para per­sonas afec­tadas por en­fer­me­dades como Alzheimer, Parkinson, ELA o es­cle­rosis múl­tiple

Seguros CaixaBank.
Seguros CaixaBank.

CaixaBank inicia la co­mer­cia­li­za­ción de MyBox VidaCare, el primer se­guro de vida y de en­fer­medad en España que ofrece co­ber­tura frente a la falta de au­to­nomía pro­du­cida por el de­te­rioro cog­ni­tivo y/o mo­triz de­ri­vado de en­fer­me­dades neu­ro­de­ge­ne­ra­ti­vas. Es tam­bién el primer se­guro de pro­tec­ción frente a este tipo de en­fer­me­dades es­pe­cí­fico para el co­lec­tivo sé­nior que CaixaBank in­cluye en su ca­tá­logo de pro­duc­tos.

La póliza, creada por VidaCaixa, la filial aseguradora del Grupo CaixaBank, líder en seguros y planes de pensiones en España, se ha diseñado como una solución global dirigida al segmento sénior para ofrecer protección frente a la pérdida de autonomía que suponen enfermedades como demencia, Alzheimer y Parkinson, y que, estadísticamente, son la principal causa de dependencia a partir de los 65 años, y otras como la esclerosis múltiple y la Esclerosos Lateral Amiotrófica (ELA).

Para ello, MyBox VidaCare combina un seguro de vida con coberturas por enfermedad y una serie de servicios adicionales, como apoyo al tomador del seguro y sus allegados durante toda la vida de la póliza. De esta manera, se garantiza la protección a los asegurados en una de las etapas de la vida en la que son más vulnerables, especialmente si se diagnostica una enfermedad de estas características en edades relativamente tempranas.

Cuidados especializados con un alto coste económico

A cierre del primer semestre de 2023, España contaba con 9,7 millones de personas mayores de 65 años, lo que representa un 20,3% de la población, un porcentaje que se incrementará hasta el 25,2% en 2033, según las proyecciones del INE (Instituto Nacional de Estadística). La tasa de dependencia entre este colectivo se sitúa en el 30,9%, lo que representa 3 millones de personas; no obstante, actualmente solo 1,5 millones de personas tienen una dependencia reconocida. La prestación económica que reciben oscila entre 100 y 747 euros al mes, dependiendo del grado de dependencia reconocido.

Asimismo, la OMS estima que el 60% de las enfermedades neurodegenerativas generan dependencia. En este contexto, un estudio realizado por Neuroalianza (la Alianza Española de Enfermedades Neurodegenerativas) y la Universidad Complutense de Madrid en 2016 señala que 988.000 personas, el 2,08% de la población española, tienen una enfermedad de este tipo. A esta problemática de salud se suma la vertiente económica, pues estos pacientes gastan de media 23.354 euros al año en costes asociados a su enfermedad.

La prestación total puede llegar a 100.000 euros

Para dar respuesta a esta realidad, CaixaBank presenta MyBox VidaCare. El producto, que se dirige a clientes de entre 60 y 75 años, cubre hasta los 90 años de edad y ofrece a quien lo contrata, en caso de sufrir una falta de autonomía por enfermedad neurodegenerativa, un capital que mitiga el impacto financiero que pueden suponer los cuidados especializados que se necesitan en su situación.

Concretamente, MyBox VidaCare facilita un capital de hasta 50.000 euros brutos si, como consecuencia de alguna enfermedad neurodegenerativa cubierta, el asegurado se encuentra en un determinado nivel de falta de autonomía. En el caso de esta póliza, la prestación económica se abonará en el momento que la persona llegue a un nivel de falta de autonomía determinado, habiendo presentado previamente un diagnóstico médico y pasado por la peritación de un experto. Así pues, el cobro no está condicionado al reconocimiento oficial del grado de dependencia, que suele tardar una media de entre 18 y 24 meses. Posteriormente, en caso de supervivencia del asegurado a los tres años de haberse dado la situación que generó el derecho a ese primer capital de 50.000 euros, la póliza asegura un capital bruto de 50.000 euros más.

La contratación del seguro se realiza a partir de una prima única de entre 32.926 euros y 34.963 euros en función de la edad del cliente. Si al llegar a los 90 años, el asegurado no ha desarrollado ninguna de las enfermedades neurodegenerativas cubiertas por la póliza, recibirá un capital bruto de supervivencia de 20.000 euros. Asimismo, el producto incorpora un seguro de vida mediante el cual, en caso de fallecimiento durante los tres primeros años de la póliza, los beneficiarios designados recibirán un capital igual al de la prima aportada por el tomador del seguro.

Acompañamiento por parte de profesionales

Además del apoyo económico, MyBox VidaCare brinda acompañamiento por parte de profesionales expertos, tanto en la fase previa como en la posterior al diagnóstico de una enfermedad neurodegenerativa. En este sentido, desde la contratación del seguro, el cliente tiene acceso a un orientador personal que le acompañará durante toda la vida de la póliza. Tras la realización de una evaluación inicial del estado funcional, mental, nutricional y social del asegurado, se realiza un plan de prevención y reducción de riesgos personalizado con recomendaciones para mantener y alargar su calidad de vida.

En el caso de diagnosticarse alguna de las enfermedades cubiertas por la póliza, se define un plan de cuidados cada seis meses que promueva la autonomía y calidad de vida; se realiza una evaluación presencial de potenciales barreras arquitectónicas y necesidades de ayudas técnicas en el hogar del cliente; y, llegado el momento, se encarga de realizar la tramitación del reconocimiento de dependencia para poder acceder a los servicios y ayudas económicas públicas del Sistema de Dependencia.

Artículos relacionados