BOLSA

Redeia pierde el miedo a subir

Las in­ten­ciones del Estado de hacer del 2024 el año de la re­vo­lu­ción re­gu­la­toria para se­guir im­pul­sando la transición ener­gé­tica en España pa­rece haber de­vuelto la con­fianza a Redeia en el mer­cado. Aunque to­davía man­tienen cierta pru­dencia con el va­lor, los ana­listas em­piezan a re­tirar los con­sejos de ven­der.

Algo que no es poco tras la fuerte presión sufrida en los dos últimos años. A principios de año, Kepler Cheuvreux cambiaba su perspectiva de mantener a comprar tras situar su precio objetivo en 17,7 euros por acción. La firma canadiense RBC se ha mostrado recientemente incluso más optimista con una valoración de 18,5 euros que le confiere un potencial de más del 15% desde su actual precio de mercado.

Durante el segundo semestre de 2023, la Unión Europea acordó diversos paquetes normativos en materia energética que España deberá trasponer ahora. Los analistas, en general, creen que el gestor de las redes eléctricas españolas deberá recoger estos nuevos objetivos para la mejora de la eficiencia energética y el aumento del almacenamiento eléctrico.

No todos los analistas, sin embargo, están convencidos de ello. En el otro platillo de la balanza se mantiene Deutsche Bank con un precio por debajo de su actual cotización, pese a mejorar su estimación objetiva hasta los 15 euros.

La acción de Redeia va camino de cerrar el mes de marzo en torno a los 16 euros por acción tras acumular una revalorización del 7% en el acumulado del año. Este avance ha situado al valor en puertas de una importante resistencia, según los analistas técnicos. De romper esta barrera al alza podría irse hacia los 16,6 euros, en primera instancia. En caso contrario, corre el riesgo de recaída hacia niveles de los 15 euros. Su alta rentabilidad por dividendo, por encima del 5%, puede ayudar a mitigar esos temores.

Artículos relacionados