BOLSA

Vidrala, transición ordenada

En el marco de su­ce­sión pla­ni­fi­cado, el Consejo de Administración de Vidrala ha nom­brado al ac­tual di­rector fi­nan­cie­ros, Raúl Gómez, nuevo di­rector ge­neral (CEO) en sus­ti­tu­ción de Gorka Schmitt, que se­guirá li­gado a la com­pañía como miembro del con­sejo. El tras­paso del bastón de mando se hará efec­tivo el pró­ximo 30 de ju­nio.

Ambos directivos han aprovechado para destacar la sólida posición del fabricante de vidrios con una posición competitiva de liderazgo en regiones estratégicas, un equipo ágil y talentoso y un plan de negocio bien definido, con una clara apuesta por la sostenibilidad, que “nos permitirá seguir creciendo de manera rentable”.

En este crecimiento tendrá un papel relevante la reciente integración de Vidroporto en Brasil con una creciente contribución al grupo. Todo ello en un momento en que la demanda empieza a mostrar signos de estabilización en todas las regiones de actividad con un nivel de servicio al cliente posicionado para capturar este contexto.

A ello se suma la mejora de los niveles de competitividad, impulsados por las inversiones realizadas para realinear su huella industrial. En consecuencia, Vidrala ha reiterado las tendencias de crecimiento anticipadas y espera consolidar los resultados en Europa y el Reino Unido, complementados por sólidas tendencias en Brasil.

Expectativas que actualizará en la junta de accionistas prevista para el 30 de abril, donde además se propondrá el abono de un dividendo extraordinario de 4 euros por acción, condicionada a la venta efectiva de Vidrala Italia. Una venta que ayudará al grupo a enfocarse en regiones con mayor capacidad de crecimiento.

En caso de que se cierre la transacción, a expensas de las autorizaciones pertinentes, el dividendo extraordinario se sumaría a la propuesta de distribución de resultados anunciada anteriormente de 1,4455 euros por acción - incluyendo 4 céntimos de euro por acción en concepto de prima de asistencia a la JGA- lo que ya representaba un incremento del 20% en el dividendo anual, considerando el efecto de las nuevas acciones asignadas de forma gratuita después de la última ampliación de capital liberada.

Las acciones de Vidrala cotizan en torno a los 93,7 euros en la actualidad, en línea con el precio marcado a principios de ejercicio, en un proceso de consolidación tras las subidas experimentadas en la recta final del pasado año.

Artículos relacionados