El precio de 47,62 euros cae en fe­brero un 42,5% frente al mes an­te­rior y el 66% en tér­minos in­ter­anuales

La fuerte caída del kilovatio frena la carrera de beneficios de las compañías de renovables

Acciona Energía, EDPR y Solaria re­ducen sus pers­pec­tivas de cre­ci­miento para el año

Planta híbrida de Acciona Energía en Cuenca.
Planta híbrida de Acciona Energía en Cuenca.

La fuerte pero, sobre todo, rá­pida caída en el precio medio de la elec­tri­cidad em­pieza a hacer mella en las pre­vi­siones de be­ne­ficio de las grandes com­pañías de ener­gías re­no­va­bles en España. El precio del ki­lo­vatio hora ha ba­jado en un año más del 66% según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Ls empresas y familias españolas pagaron durante el pasado mes de febrero 47,62 euros por kilovatio (Kwh). Eso supone un descenso el 42,5% menos que los 82,8 euros que costaba en enero y casi la tercera parte, el 66% menos, de los 140,5 euros a los que se pagó el kilovatio en febrero de 2023. A menor precio, menores ingresos y menores márgenes.

Un ‘nuevo’ marco e actuación en el que, además, el alto coste del precio del dinero viene a complicar las cosas dadas las fuertes inversiones que el despliegue de las renovables en el sistema energético español exige de las grandes compañías.

Todo ello se refleja ya en las previsiones para este año de las compañías estrella de renovables (al margen e las grades energéticas) de la Bolsa española. Acciona Energía, EDPR o Solaria deberán compensar con más producción y/o con su diversificación internacional, el recorte en los márgenes y de su beneficio bruto (Ebitda) en 2024.

Porque una cosa es el mercado español, o el hispano-portugués (dada la unidad conseguida con la llamada ‘Excepción Ibérica’) y otra los mercados de Estados Unidos y Australia, por ejemplo.

Como señala Guillermo Barrio, analista de CIMD Research, el mercado eléctrico presenta una “una clara dicotomía: por un lado en Europa, y especialmente España, esperamos que los descensos de precios y un limitado crecimiento en capacidad generen caídas de doble dígito en 2024; mientras que en Norteamérica, Sudamérica y Asia-Pacífico, el crecimiento de capacidad junto a la estabilidad en precios permitirían incrementos anuales de Ebitda superiores al 20% anual”.

Acciona crece en EEUU y Australia

Para Acciona Energía, las previsiones de 2024 pasan por un ajuste a la baja del su Ebitda que va desde el 9% del consenso de mercado al 14% que estiman los analistas de Intermoney Valores debido principalmente a “una corrección de los precios en España más acelerada de lo previsto”. Estos mismos analistas, en cambio, esperan una rápida subida del beneficio bruto de explotación a partir de 2025a un ritmo del 11% anual hasta 2026.

La energética controlada por la familia Entrecanales compensará esta merma de la rentabilidad con crecimiento en los mercados internacionales. Acciona Energía cerrará 2024 con una capacidad instalada de 14.572 megavatios (MW) distribuida casi a partes iguales entre España y otros países.

El segundo mercado de la compañía es EEUU donde acabará el ejercicio con 2.680 MW instalados, seguida por Australia (1.276 MW al cierre del año), México (1.94 MW() y varios países del sureste asiático donde ampliará su capacidad ese año en 200 MW hasta alcanzar los 2.832 MW.

Según los analistas, la caída del EBITDA en España se solventará con los crecimientos en EEUU y Australia; fundamentalmente porque en esos países aunque los precios mantengan su moderación esta se verá compensada por el aumento en la capacidad y la producción que se obtenga con ella. No en vano, la compañía se posiciona como la mayor energética global que opera exclusivamente en tecnologías renovables.

EDPR mira a América

En similar situación, la lusa EDPR ya pagó e 2023 las consecuencias de los menores precios de la energía y el efecto de los cambios regulatorios en Europa, no compensados por los incrementos de producciones en Sudamérica y Asia-Pacífico.

La compañía tiene su principal mercado en Estados Unidos (7.813 MW en 2023), seguida de España (2.042 MW) la propia Portugal (1.413 MW instalados) y Sudamérica (1.248 MW): En el resto de Europa cuenta con 2.081 Mw puestos en funcionamiento a los que se suman otros 889 MW en el resto del mundo. Para este año, la compañía tiene anunciada una producción nuestras estimaciones de producción próxima a los 41 Teravatios hora.

Para el ejercicio actual, Guillermo Barrio prevé caídas progresivas de precios en Europa (incluidos España y Portugal); mientras en Norteamérica y Sudamérica se espera la estabilidad que registran desde hace más de una década.

Solaria acusa la escasa internacionalización

En las recomendaciones sobre Solaria pesan las incertidumbres respecto la evolución de los tipos de interés dado que la deuda neta a diciembre pasado alanzaba los 983millones de euros, equivalentes a cinco veces el Ebitda. De hecho, señalan los analistas consultados, la empresa ha rebajado la guía de Ebitda para el presente ejercicio y 2025 “una media del 7%”.

Solaria reportó en el conjunto de 2023 un aumento del 38% en los ingresos (230 millones) apoyado en el aumento del 62% en la producción (2.270 GWh). No obstante, los analistas mantienen reticencias respecto a los precios obtenidos por esa energía que, según estos analistas bajaron el 13% solo en el cuarto trimestre del año.

La compañía cerró el ejercicio pasado con una capacidad instalada de 1.658 MW, de los que apenas 103 MW están fuera de España; lo que la expone más que al resto a las fuertes caídas de precios del kilovatio. La previsión de Solaria para 2024 pasa por aumentar su capacidad el 60% en España y el 15% en otros mercados.

Para los dos próximos ejercicios CIMD Research espera que Solaria “incorpore unos 800-900 MW en cada uno de ellos” mientras mantiene el objetivo de alcanzar los 6.200 MW en 2025.Hasta el momento la empresa ha obtenido DIAs (Declaración de Impacto Ambiental) en España para unos 4.000 MW.

Recorte del potencial bursátil

Las recomendaciones de los brokers varían según las condiciones específicas de cada empresa. Aún así, el denominador común es la rebaja de los precios a los que los analistas consideran que llegará cada valor; por lo que la recomendación inversora de dichos brokers pasa desde el ‘comprar’ sobre Acciona Energía y EDPR al ‘mantener’ respecto a las acciones de Solaria. En los tres casos, sin embargo, el precio objetivo baja sustancialmente.

Para Acciona Energía, el recorte en la revalorización prevista baja el 19,4% (de los 36 euros por acción los analistas bajan sus previsiones a 29 euros). Para EDPR, el recorte es del 17,4% (19 euros, rente a los 23 euros de la estimación anterior); mientras que Solaria es la mejor parada en la comparativa: su precio objetivo de mantiene respectó al fado al cierre del ejercicio pasado (14,5%) pese al duro castigo que el valor ha sufrido en Bolsa en el inicio del año (el viernes cerró a 10,5 euros por acción; con una caída del 26,45% en los últimos seis meses). Por su parte, Acciona Energía (creó a 20 euros por acción el viernes y acumula una caída del 19,22% en los últimos seis meses); mientras EDPR (cerró a 12,95 euros, con el 16,4% de depreciación en el último medio año).

Con todo, las energías renovables mantienen su fuerte ritmo de desarrollo en España al abrigo del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) que prevé la neutralidad en carbono en 2050, con un primer escalón de reducir las emisiones el 20% en los próximos seis años. Y, sobre todo, una industria de renovables que cuenta con importantes paquetes de ayudas y subvenciones tanto nacionales como europeas; como el programa REPowerEU, con el que la UE pretende alcanzar la autonomía energética y acabar con su dependencia de los combustibles fósiles rusos mediante el ahorro de energía, la diversificación de los suministros y la aceleración de la transición hacia energías limpias.

Artículos relacionados