La em­presa es­pañola ar­gu­menta que "se han cum­plido todos los trá­mites le­ga­les"

A Ignacio Galán (Iberdrola) le sale otro 'grano' en Portugal

La Fiscalía lusa im­pugna la au­to­ri­za­ción me­dioam­biental del macro pro­yecto fol­to­vol­taico "Fernando Pessoa"em el Alentejo

Planta fotovoltaica Fernando Pessoa de Iberdrola.
Planta fotovoltaica Fernando Pessoa de Iberdrola.

Puede ser una ca­sua­lidad o una racha de mala suerte. Pero a la Iberdrola de Ignacio Sánchez Galán le crecen los enanos úl­ti­ma­mente. Esta vez, y en otro pro­yecto ex­te­rior, como ya ocu­rrió en Estados Unidos, la Justicia de Portugal puede pa­ra­lizar las am­bi­ciones de in­ver­sión mul­ti­mi­llo­naria de la eléc­trica con sede en Bilbao, la pri­mera de España y una de las diez grandes del pla­ne­ta.. Ha sido la Fiscalía por­tu­guesa la que ha fim­pug­nado la aj­to­ri­za­ción me­diam­bienyal ante un juz­gado, lo que puede forzar la in­te­rrup­ción de su cons­truc­ción, con 800 mi­llones en el aire.

Según informó el pasado fin de semana el diario luso Público, la Fiscalía portuguesa habría impugnado -con probable suspensión cautelar- el macro proyecto solar Fernando Pessoa de Iberdrola en el Alentejo luso que, previsto para inaugurarse en 2025, sería el mayor de Europa y el quinto más grande del mundo, con una inversión de unos 800 millones de euros.

El Ministerio Público, según el diario portugués, impugnó el pasado 31 de enero ante el Tribunal Administrativo y Fiscal de Beja la licencia ambiental que la Agência Portuguesa de Medio Ambiente (APA) había concedido en enero de 2023 a la central Fernando Pessoa, ubicada en Santiago de Cacém, cerca de Sines (Alentejo), polo logístico del sur de Europa.

En fase de construcción sobre 1.000 hectáreas, el proyecto supondría el corte de casi un millón y medio de árboles, sobre todo eucaliptos, señala este medio.

Según el auto de la Fiscalía, la autoridad responsable de la evaluación ambiental del proyecto desoyó en la declaración de impacto ambiental (DIA) “un alargado conjunto de instrumentos de gestión territorial y de regímenes jurídicos de protección de recursos naturales”, que el diario luso no ha podido detallar.

La mayor eléctrica española declaró en Portugal que el proyecto “siguió rigurosamente todos los procesos definidos para el desarrollo del proyecto”. Además, ha añadido a los medios portugueses, que el proyecto no ha sido ni paralizado ni cancxelado. En España, la eléctrica que dirige Ignacio Galán no ha facilitado detalles de la decisión de la Fiscalía portuguesa.

Una planta singular y monumental

De 1.200 megavatios (MW) de potencia instalada, la planta la construye Iberdrola en alianza con otra empresa española, la valenciana Prosolia, que fue la que inició su tramitación. Iberdrola la calificó como “el mayor proyecto fotovoltaico de Europa”.

No es la primera vez que le atajan una eventual suspensión de este tipo a Iberdrola en la Península Ibérica. En Badajoz, la Justicia española ha obligado a desmantelar otra similar porque la expropiación del terreno no se ajustó a la legalidad.

Según la página web de Iberdrola en Portugal, "Fernando Pessoa es el mayor proyecto fotovoltaico de Europa. "Construimos en Portugal la planta fotovoltaica Fernando Pessoa, el mayor proyecto fotovoltaico de Europa y el quinto del mundo. Con 1.200 MW de potencia instalada, será un ejemplo de respeto medioambiental y convivencia y suministrará energía renovable a 430.000 hogares".

La planta fotovoltaica Fernando Pessoa, según la misma fuente oficial de la empresa eléctrica, "será un ejemplo de respeto estricto de todos los estándares medioambientales". Y añade que "entrará en operación previsiblemente en 2025 y suministrará energía limpia, barata y generada localmente para cubrir las necesidades anuales de unos 430.000 hogares, una población equivalente a casi dos veces la población de Oporto".

"La instalación, cuya conexión de red ya está contratada con el operador portugués REN, evitará cada año el consumo de 370 millones de metros cúbicos de gas, que hubieran sido necesarios para producir la misma cantidad de energía en un ciclo combinado".

Problemas en EEUU y Con Repsol

Iberdrola ha tenido problemas legales y normativos en Estados Unidos. La prevista fusión de su filial norteamericana Avangrid con PNM Resourses fue abandonada después que las autoridades regulatorias del Estado de Nuevo México consideraran que varios proyectos de Avangrid no tenían suficiente solvencia económica y, además, la matriz española, Iberdrola, tenía problemas legales en España por la trama de espionaje del ex comisario Villarejo.

La semana pasada, Iberdrola protagonizó otra anécdota judicial al presentar una demanda contra Repsol por considerar que la energética que dirige Josu Jon Imaz hacer "greenwashing". Esto es, anuncia a sus clientes en publicidad que su energía eléctrica procede de fuentes renovables.

La verdad, según diversas fuentes, es que la nueva estrategia de la otrora petrolera Repsol de invertir en renovables y comercializar energía eléctrica con otros productos, como la gasolina, gasóleo y gas le ha supuesto a la empresa de Ignacio Galán la pérdida de más de un millón de clientes solo en España.

Contradicciones sobre las consecuencias

Ibedrola, de la que www.capitalmadrid.com ha solicitado su opinión sin resultados, ha negado que el proyecto se haya paralizado. "La Fiscalía ha simplemente soliitado información, estando todo ahora en fase judicial.

La nota de la Fiscalía General (Procaduría General) lusa, textualmente, dice lo siguiente:

"El 31.01.2024, el Ministerio Público, a través de la DCCEICD, interpuso acción pública para impugnar el acto administrativo relativo a la licencia ambiental del proyecto de construcción de una central solar fotovoltaica en el municipio de Santiago do Cacém, con una superficie prevista de cerca de 1.000 hectáreas (10.000.000 m2), actualmente ocupada por usos mayoritariamente forestales.

El motivo de la interposición del recurso público es la evaluación del incumplimiento por parte de la licencia de una amplia gama de instrumentos de gestión territorial y regímenes jurídicos de protección de los recursos naturales.

La acción administrativa en cuestión se interpone contra la autoridad de evaluación de impacto ambiental, en este caso APA IP, con la empresa promotora del proyecto como contraparte"

Artículos relacionados