El sector sube un 24% este año a un ritmo que an­ti­cipa una pausa

El 'rally' interminable en Bolsa afectará al potencial alcista de casi todos los bancos

BBVA se queda sin re­co­rrido al­cista teó­rico tras la gran subida de 2024

Sede operativa en Madrid del BBVA.
Sede operativa en Madrid del BBVA.

¿Quién frena a la banca es­pañola en bolsa? El sector está fir­mando un mes de marzo prác­ti­ca­mente per­fecto en el par­quet -sólo un día cerró en nú­meros ro­jos- con una subida su­pe­rior al 15% que lo con­so­lida como el rey in­dis­cu­tible del mer­cado bur­sátil es­pañol. En lo que va de año la banca avanza ya un 24% y tri­plica la subida del Ibex 35. La ve­lo­cidad del avance es tal que los bol­sistas re­claman una pausa.

“El avance es demasiado vertical. Es verdad que el sector está cotizando al máximo el nuevo calendario de tipos de interés en Europa. Se da por seguro que no habrá recortes del precio del dinero este verano y que el descenso desde el actual 4,5% puede ser más lento de lo que se podía esperar hace unos meses. Pero da la impresión de que todo va demasiado rápido en bolsa. La digestión puede ser pesada”, señala un veterano bolsista.

Una opinión compartida por muchos gestores y analistas, que creen que el retraso en la bajada de tipos cambia el escenario de forma sustancial pero que, al mismo tiempo, señalan que el mercado está actuando de forma muy impulsiva. “Nadie quiere perderse el tren de la banca y está entrando a saco en sector. Pero el riesgo es que los bancos españoles puedan estar cotizando ya el mejor escenario y no quede nada para después”, aseguran.

Estas ideas se están trasladando ya a las valoraciones. A BBVA, el mejor banco español del año con una subida del 32% que lo ha llevado hasta las puertas de los 11 euros, ya no le queda potencial alcista alguno según el precio objetivo medio que manejan los analistas. Por el contrario, está cotizando alrededor de un 5% por encima. Y en el resto de las entidades, los precios objetivos marcan potenciales cada vez más modestos entre el 10% y el 15%.

Mejora de precios objetivos

Y eso que los analistas no han dejado de mejorar los precios objetivos, de la mano también de unos buenos resultados de 2023 y de los anuncios de sustanciosas mejoras de la retribución al accionista de la mano de los dividendos y de las recompras de acciones. Unos reclamos que han puesto a la banca al rojo vivo en bolsa, frente a la atonía del otro sector clave, el de energía, que pierde casi un 4% en lo que va de año.

Con el viento totalmente a favor, los bancos enfilan el tramo final del primer trimestre lanzados en bolsa. La sensación es que los inversores han soslayado totalmente los riesgos potenciales, como la normalización de los márgenes, el aumento del riesgo de crédito, la posibilidad de un largo parón en el crecimiento económico de la zona euro o un posible cisne negro en la banca mundial como los protagonizados en 2023 por SVB o Credit Suisse.

“Haría falta una corrección de al menos el 5% para que los bancos vuelvan a recuperar auténtico atractivo en bolsa. Ahora estamos viendo que cualquier mínima caída es aprovechada para comprar, porque el mercado está muy caliente con el sector. Pero lo lógico es que a estos niveles empecemos a ver realizaciones de beneficios cada vez más contundentes en los bancos que más suben en lo que va de 2024”, señala un analista del sector.

Aunque todos los valores suben con alegría en bolsa, hay dos velocidades bien marcadas en este primer tramo del año. BBVA y Sabadell -en este último el mercado está cotizando posibles movimientos corporativos- avanzan en el entorno del 30%, mientras que CaixaBank lo hace un 27% y Unicaja un 22%. Bankinter y Santander -la entidad cántabra quiere repartir este año 6.000 millones de euros entre dividendos y recompras- ganan un 15%.

Artículos relacionados